Saltar al contenido principal
Historia

1945, el año de la total rendición de la Alemania Nazi

© France 24

Fue hace 75 años, cuando Europa sintió el alivio al conocer la noticia de la rendición total del Tercer Reich. Se trató de uno de los epílogos al conflicto más devastador en la historia de la humanidad: la Segunda Guerra Mundial. 

Anuncios

Nunca antes, en ningún otro escenario bélico, hubo tantas personas muertas en tan poco tiempo.

La Segunda Guerra Mundial contabilizó un estimado de 46 millones de muertes en un período de poco más de cinco años, entre 1939 y 1945. Otras fuentes calculan que la cifra rodea los 60 millones muertos.

Por eso la rendición nazi supuso para los países aliados en la guerra el "Día de la Victoria de Europa".

1945 fue el año del desenlace de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora en el 2020 se están cumpliendo 75 años de varios momentos históricos, propios de ese año, y que algunos de ellos, por la pandemia del Covid-19 no están siendo conmemorados extensivamente.

Cuatro momentos clave que ocurrieron en 1945

Un primer momento fue el 4 de febrero de 1945, cuando se reunieron en Yalta los tres grandes líderes aliados: Winston Churchill por Reino Unido, Joseph Stalin por la Unión Soviética y Franklin Delano Roosevelt por Estados Unidos. En esta Conferencia en Crimea, que duró ocho días, se planeó la derrota final del régimen nazi y la póstuma ocupación de Alemania. 

Un segundo momento ocurrió unos pocos días después, el 13 de febrero de 1945. Sin nunca antes haber sido tocada por el conflicto, la ciudad alemana de Dresden sufrió un doble bombardeo de aviones británicos que destruyeron parte de la ciudad y cobraron la vida de 25.000 personas. Al no tratarse de un centro político ni militar, la denominada Florencia de Alemania fue golpeada en lo que se considera una venganza de los británicos.

Foto sin fecha de Adolf Hitler, Hermann Goering, Joseph Goebbels y Rudolf Hess.
Foto sin fecha de Adolf Hitler, Hermann Goering, Joseph Goebbels y Rudolf Hess. The National Archives, AFP

En ese mismo mes, el 30 de abril, un tercer evento marcó el año: Adolf Hitler y su recién declarada esposa Eva Braun se refugiaron en su búnker debajo de la Cancillería de Berlín. Detrás de ellos venía el avance de las tropas soviéticas. Se cree que Hitler y Braun se suicidaron y sus restos fueron carbonizados. Otras teorías hablan de que habrían escapado a Argentina, al no tenerse plena certeza del cadáver de ambos.

Así pues, mayo de 1945 comenzaba augurando el final del Tercer Reich, del cual Hitler proclamó que duraría 1.000 años. Y fue el 8 de mayo otro momento clave. Finalmente, las naciones aliadas aceptaron la rendición total de los nazis y se declaró el Día de la Victoria en Europa. 

Mientras Europa celebraba la victoria, en el Pacífico se libraba una guerra devastadora

En Europa cantaban victoria, pero en el Pacífico se vivía uno de los capítulos más cruentos y escalofriantes que dejó la Segunda Guerra Mundial.

Los japoneses habían entrado a la guerra en 1941 con la batalla de Pearl Harbor y en 1945 se encontraban inmersos en la batalla de Iwo Jima, en la que cerca de 30.000 marines estadounidenses se enfrentaban contra 21.000 tropas japonesas, en una lucha feroz por controlar el Pacífico.

A diferencia de la vasta victoria japonesa en Pearl Harbor, en la isla de Iwo Jima la victoria fue para los estadounidenses. Pero algo peor vendría en camino. Dos aviones B-52 de Estados Unidos lanzaron en agosto de 1945 dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, acarreando un inmenso dolor a estas poblaciones y abocando a la derrota definitiva del imperio japonés.

La nube atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, 6 de agosto de 1945, fotografiada por el ejército de Estados Unidos.
La nube atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, 6 de agosto de 1945, fotografiada por el ejército de Estados Unidos. Hiroshima Peace Memorial Museum, AFP

La oscuridad que ensombreció a Japón, también cubrió a muchos de los países del este y centro de Europa. Y es que mientras Inglaterra, Francia y otros países europeos occidentales celebraban la victoria, en países como Polonia, Rumanía y Yugoslavia, por mencionar unos pocos, se encontraron así mismos bajo la influencia de la Unión Soviética y el establecimiento de regímenes de líderes comunistas.

Hace 75 años fue el final de la Segunda Guerra Mundial, pero también el comienzo de otra que marcó una nueva era geopolítica: la Guerra Fría.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.