Saltar al contenido principal

La BERD vaticina un impacto económico "masivo" de la pandemia, sobre todo en Europa central

Un trabajador del aeropeurto internacional de Riga descarga unas cajas de material médico el 10 de abril de 2020
Un trabajador del aeropeurto internacional de Riga descarga unas cajas de material médico el 10 de abril de 2020 Gints Ivuskans AFP/Archivos
Anuncios

Londres (AFP)

El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) prevé un impacto "masivo" de la pandemia del nuevo coronavirus en las economías de Europa central y oriental y en menor grado en algunos países de la cuenca mediterránea.

La BERD, cuya sede está en Londres, publicó el miércoles sus previsiones económicas para los 37 países que cubre.

Prevé una caída del 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020 antes de un rebote del 4,8% en 2021.

Estas estimaciones están no obstante, sujetas a gran incertidumbre, advierte el banco que trabaja con una salida progresiva del confinamiento y de una vuelta a la normalidad en el segundo semestre.

"La crisis tiene un impacto masivo y superarla será difícil", dice Beata Javorcik, economista jefa del BERD.

"No es el momento de refugiarse en el nacionalismo y el proteccionismo económico, sino que es el momento de construir un futuro mejor gracias al libre comercio, a la lucha contra el cambio climático y a la cooperación económica", recomienda.

La BERD explica que la pandemia afectó a los países que sigue tanto por las restricciones adoptadas para frenar la propagación del coronavirus como por la reducción de los intercambios de materias primas y el turismo, esenciales para muchos países frágiles.

Las economías de Europa central y los Estados bálticos estarán entre las más afectadas, debido a un confinamiento más estricto, con una caída del 7% del PIB para Croacia, Letonia y Lituania.

En la Europa del sur, el PIB de Grecia se contraerá el 6% al igual que en Chipre, por el hundimiento del turismo.

La contracción en Turquía será del 3,5% antes de recuperarse en 2021.

Rusia registrará un repliegue del 4,5%, afectada como está por el hundimiento del precio del petróleo.

En el Mediterráneo, Marruecos (-2%) y Túnez (-2,5%) deberían limitar el golpe, contrariamente a Líbano (-11%), donde el coronavirus ha agravado una crisis política y económica con una inflación galopante y la caída de la libra libanesa.

Solo un puñado de países escaparán a la caída del PIB en 2020, entre ellos, Turkmenistán, Uzbekistán y Egipto, este último gracias a los proyectos de infraestructuras y al boom de las telecomunicaciones en marcha.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.