Carlos Sainz 'junior' y una dinastía del motor

Anuncios

Madrid (AFP)

Aproximadamente un lustro después de su debut en Fórmula 1, Carlos Sainz se pondrá a los mandos de un Ferrari en 2021 y 2022 con ganas de replicar en el 'gran circo' la exitosa carrera de su padre en el mundo de los rallies.

El madrileño, de 25 años, ocupará los próximos dos años el lugar dejado por Sebastian Vettel en Ferrari, que abandonará la escudería italiana a finales de temporada.

Sainz volverá a estar a los mandos de un monoplaza usado por Vettel, después que en 2013 Red Bull le invitara a hacer su primer test con un F1 precisamente con el monoplaza del alemán cuando el madrileño corría en GP3.

El joven piloto español, con fama de meticuloso, llega a uno de los equipos históricos de la F1 tras pasar por todos los escalafones, desde que apenas con dos años se subiera al coche de baterías que le regaló su padrino.

Con el ejemplo en casa de Carlos Sainz padre, bicampeón del mundo de rallies (1990, 1992) y ganador de tres Dakar, todo invitaba a que el pequeño Carlos se encaminara al mundo del motor.

El gusanillo por la F1 le entró también al ver al dos veces campeón del mundo de la modalidad Fernando Alonso.

"Mi padre me llevó al Gran Premio de España en 2005, cuando conocí a Fernando Alonso, y me enganché. Ahí fue donde me di cuenta de lo que quería ser cuando fuera mayor", aseguraba Carlos Sainz.

- La alargada sombra del padre -

Al igual que la mayoría de jóvenes que compiten en el motor, el piloto español se inició en 2005 en los karts antes de ir subiendo por distintas modalidades.

Sainz tuvo además que luchar durante su carrera contra la alargada sombra de su padre.

"Ha pesado, ha pesado mucho, sobre todo, en las categorías inferiores", reconocía en una entrevista con el diario La Vanguardia en 2015 al llegar a la F1, aunque sus logros en los últimos años le han permitido 'independizarse'.

En 2009, el piloto madrileño gana el Gran Premio de Mónaco de Karting y es invitado por Red Bull a una evaluación para su programa de promesas. En la preparación de ese test, contará con la ayuda de la malograda piloto María de Villota.

Vencedor de la Rookie Cup en Fórmula BMW en 2010, también se proclama campeón al año siguiente en la Fórmula Renault 2.0 Nec.

En 2013, Sainz llega a la GP3 y ese año realiza los test de F1 para jóvenes pilotos, antes de debutar en 2015 en la Fórmula 1, con 20 años, de la mano de Toro Rosso.

Al año siguiente, Sainz va consolidándose en el Mundial con tres sextas plazas como mejores resultados, en España, Brasil y Estados Unidos, al tiempo que se va haciendo un nombre.

- El mejor año fue 2019 -

Al igual que su padre, a Carlos Sainz hijo también le gusta hablar con los ingenieros y ser activo a la hora de buscar mejoras para su coche.

"Me impresionó que su conocimiento técnico es bastante bueno y tiene la mentalidad de desarrollar el coche en primera persona en vez de esperar al equipo", decía de él Tom Stallard, ingeniero de carrera de McLaren.

Sainz llegaría en 2019 a la escudería británica, tras pasar por Renault, para vivir su mejor año, en el que conseguiría su primer podio en la F1.

El pasado año, Sainz fue tercero en Brasil tras una gran remontada desde el pitt lane y acabó sexto en el mundial de pilotos.

"El paso grande adelante se dio el año pasado, este año es más de continuación y de seguir progresando", decía Sainz en marzo pasado en una rueda de prensa.

Y su progreso seguirá ahora en la escudería del 'Cavallino Rampante' con el objetivo de seguir en la F1 los exitosos pasos de su padre en los rallies.