Saltar al contenido principal

Pandemia amenaza a un tercio de los emprendimientos privados en Cuba

Un empleado cuelga un cartel frente a la puerta de un  café en La Habana, el 16 de marzo de 2020, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.
El sector privado en Cuba está sufriendo la falta de turistas como consecuencia de la suspensión de actividades, para evitar la propagación de la enfermedad.
Un empleado cuelga un cartel frente a la puerta de un café en La Habana, el 16 de marzo de 2020, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. El sector privado en Cuba está sufriendo la falta de turistas como consecuencia de la suspensión de actividades, para evitar la propagación de la enfermedad. ADALBERTO ROQUE AFP/Archivos
Anuncios

La Habana (AFP)

La falta de turismo por la pandemia lastimará a un tercio de los emprendimientos privados en Cuba, y el gobierno socialista deberá flexibilizar las leyes que los rigen para evitar su caída, estimó Auge, consultora de negocios en la isla.

Según el reporte titulado "El Emprendimiento Privado en Cuba. Un paciente positivo a la COVID-19", publicado el jueves, un 33% de los trabajos por cuenta propia en Cuba, tendrán un "impacto alto" por la crisis sanitaria.

Esto representa a 198 mil personas, dedicadas principalmente a rentar sus viviendas al turismo -un emergente negocio que sostiene a miles de familias en la isla- además de restaurantes.

Hay un "alto riesgo de terminación de vínculos laborales con trabajadores contratados, peligro de cierre y desaparición de negocios", asegura Auge, con cinco años de experiencia en negocios en la isla.

En un país donde el Estado domina la actividad económica, el sector privado fue ganando espacio en los últimos años, apoyado en una reforma al sistema de corte soviético iniciada hace una década.

Actualmente emplea a 634.891 "trabajadores por cuenta propia", el 14,5% de la fuerza laboral. Tras la pandemia, más de 139.000 suspendieron sus licencias temporalmente.

Este sector ya sufría por la lentitud de las reformas económicas, así como del recrudecimiento de las sanciones de Washington.

Ahora, la suspensión del turismo ataca a uno de sus principales motores económicos, que reportó ingresos por 3.300 millones de dólares en 2018.

"La economía cubana se verá afectada tanto por la recesión mundial como por el efecto negativo derivado de sus propias medidas restrictivas", estima el reporte.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, reconoció recientemente que se avizoran tiempos difíciles.

Cuba ya había flexibilizado el pago de impuestos a raíz de la pandemia. Pero Auge plantea más medidas.

Además de otorgar treguas fiscales, sugiere créditos a tasas bajas y ampliar las actividades autorizadas para evitar una "competencia desmedida que impacte en los precios, suministros, la destrucción de empleo y desaparición de negocios"

Otro aspecto son las importaciones, una actividad reservada al estado, en un país que compra afuera un 80% de lo que consume.

Sin satisfacer todas sus necesidades, los emprendedores privados muchas veces traen los insumos en sus maletas o recurren a intermediarios conocidos como "mulas".

Para Auge, el gobierno debe "permitir las importaciones con carácter comercial" y "flexibilizar las regulaciones aduanales para la importación de productos de primera necesidad".

También plantea que el estado se alíe con las empresas privadas, que pueden darle apoyo en el soporte para ventas en línea y servicios de entrega, de relevancia en esta época.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.