Saltar al contenido principal

Exjefe del fútbol peruano deja prisión por arresto domiciliario por COVID-19

Foto publicada por el Poder Judicial peruano del ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, llegando a una audiencia judicial en Lima, el 20 de diciembre de 2018.
Foto publicada por el Poder Judicial peruano del ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, llegando a una audiencia judicial en Lima, el 20 de diciembre de 2018. PACO MEDINA Peruvian Judiciary/AFP
Anuncios

Lima (AFP)

El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo, dejó la prisión para cumplir arresto domiciliario por su supuesta participación en el homicidio de dos sindicalistas, ante el riesgo de contagiarse del nuevo coronavirus, informó el viernes la autoridad penal.

La excarcelación del expresidente del fútbol inca de la hacinada cárcel de Picsi, en Chiclayo (norte), ocurrió la noche del jueves en acatamiento de una orden judicial dictada el siete de marzo, indicaron fuentes del Instituto Nacional Penitenciario.

Oviedo cumple desde diciembre de 2018, una orden judicial de 18 meses de prisión preventiva a pedido de la Fiscalía.

El Tribunal de Apelaciones de Lambayeque (norte de Perú) accedió hace una semana al pedido de los abogados de Oviedo, que solicitaron detención domiciliaria por ser su defendido vulnerable al COVID-19 por razones de salud.

La Fiscalía pidió 26 años de prisión para Oviedo y tenía previsto iniciar el juicio en marzo, pero la emergencia sanitaria y el confinamiento por la pandemia suspendió todo.

Oviedo es acusado por la Fiscalía de ser el "cabecilla" de una "red criminal" y "autor mediato" (intelectual) de los homicidios de dos dirigentes, asesinados a tiros por sicarios: Manuel Rimarachín en octubre de 2012 y Percy Farro en mayo de 2015.

Ambos sindicalistas trabajaban en una empresa azucarera que administraba el exdirigente deportivo.

Según la Fiscalía, Oviedo ordenó los homicidios en represalia por las protestas que los sindicalistas organizaban en su contra cuando administraba la empresa azucarera Tumán en Chiclayo, 770 km al norte de Lima.

La policía detuvo en 2015 a 18 vigilantes de la azucarera y los acusó de ser sicarios que operaban bajo órdenes de Oviedo, pero el entonces presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) insiste en su inocencia.

Oviedo asumió la conducción de la FPF en enero de 2015 y en su gestión logró el renacimiento de la selección peruana bajo la conducción del argentino Ricardo Gareca, consiguiendo clasificar al Mundial de Rusia-2018 después de 36 años de ausencia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.