Saltar al contenido principal

Líbano adoptará tipo de cambio flotante tras obtener una ayuda externa

El ministro libanés de Finanzas, Ghazi Wazni, durante una entrevista con la AFP en Beirut, el 15 de mayo de 2020
El ministro libanés de Finanzas, Ghazi Wazni, durante una entrevista con la AFP en Beirut, el 15 de mayo de 2020 ANWAR AMRO AFP
Anuncios

Beirut (AFP)

Líbano adoptará un régimen de tipo de cambio flotante, conforme a las condiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras la obtención de una ayuda externa, indicó este viernes a la AFP el ministro libanés de Finanzas, Ghazi Wazni.

La libra libanesa, indexada al dólar desde 1997 con una tasa de cambio fija en 1.507 libras por un dólar, se depreció fuertemente en los últimos meses, y en abril rebasó la barrera de 4.000 libras por un dólar en las oficinas de cambio.

Las dos monedas son de uso corriente en Líbano, un país sobreendeudado preso de una crisis económica sin precedente desde que terminó la guerra civil (1975-1990), marcada por una inflación galopante.

"El FMI exige [...] un cambio flotante, pero el gobierno libanés pidió una fase transitoria", indicó Wazni.

El ejecutivo emprendió esta semana unas negociaciones con el FMI con el fin de obtener una ayuda crucial en el marco de un plan de rescate para reactivar la economía, al borde del naufragio.

El plan fue presentado a finales de abril en un contexto de fuerte descontento social y de nuevas manifestaciones, a pesar de la pandemia de covid-19.

"Adoptaremos en un primer momento una política de cambio flexible, en un futuro próximo, y cuando recibamos un apoyo financiero externo, pasaremos al [tipo] flotante", agregó, previendo un "aumento progresivo" del tipo dólar/libra "en coordinación con las autoridades monetarias".

Una liberalización inmediata del régimen monetario podría conducir a "un deterioro rápido del tipo de cambio [...] y a un aumento significativo de la inflación", señaló Wazni.

"La tasa de inflación debería alcanzar 53% en 2020", agregó.

Asimismo, el gobierno libanés quiere reducir a casi la mitad el número de bancos comerciales que operan en el país, en el marco del plan de rescate económico, que también incluye un programa de reestructuración del sector bancario, según Wazni.

"La reestructuración de los bancos se realizará paso a paso" y podría comportar fusiones. "En Líbano, hay 49 bancos comerciales, es normal que esta cantidad se reduzca a casi la mitad durante la próxima etapa", indicó.

El naufragio económico fue uno de los detonantes, en octubre de 2019, de un levantamiento inédito contra el conjunto de la clase política, a la que parte de la población acusa de corrupción e incompetencia. Los bancos suelen estar en el blanco de algunos manifestantes, que en ocasiones vandalizan sucursales durante las protestas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.