Saltar al contenido principal

Miembros de la OMS piden que vacuna contra el Covid-19 sea "bien público mundial"

En esta Asamblea anual, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), prometió "lanzar una evaluación independiente lo antes posible para revisar la experiencia y las lecciones aprendidas, y para hacer recomendaciones para mejorar la preparación y respuesta ante una pandemia nacional y global".
En esta Asamblea anual, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), prometió "lanzar una evaluación independiente lo antes posible para revisar la experiencia y las lecciones aprendidas, y para hacer recomendaciones para mejorar la preparación y respuesta ante una pandemia nacional y global". © OMS

La Organización Mundial de la Salud comenzó su asamblea anual en medio de las críticas estadounidenses y la polémica por la ausencia de Taiwán, a la par que países como China y Francia defendieron que la eventual vacuna contra el virus sea para todos. 

Anuncios

Por primera vez en la historia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los 194 países miembro tienen una reunión virtual. El objetivo: debatir la respuesta internacional a la pandemia del coronavirus. La discusión no es fácil dadas las tensiones que crecen entre China y Estados Unidos, la diferencia de posiciones que hay sobre un eventual reintegro de Taiwán al grupo del organismo internacional y los ensayos de una vacuna.

Los reproches comenzaron temprano por parte del secretario general de la ONU, António Guterres, quien criticó la divergencia de estrategias adoptadas para hacer frente a la pandemia. “Hemos visto expresiones de solidaridad, pero muy poca unidad en nuestra respuesta al Covid-19. Los países han seguido diferentes estrategias, a veces contradictorias, y todos estamos pagando un alto precio", remarcó Guterres.

El portugués lamentó que “muchos países han ignorado las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Como resultado, el virus se ha extendido por todo el mundo y ahora se está trasladando a los países del Sur, donde podría tener efectos aún más devastadores”.

El secretario general insistió en que "la OMS es insustituible" y pidió mayores recursos financieros para el organismo que hace parte del sistema de la ONU, especialmente para que la OMS trabaje en los países en desarrollo. "Proteger a los países en desarrollo no es una cuestión de caridad o generosidad, sino una cuestión de interés común. Los países del Norte solo pueden vencer a Covid-19 si los países del Sur lo neutralizan al mismo tiempo", explicó.

 

Por su parte, el criticado director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, prometió "lanzar una evaluación independiente lo antes posible para revisar la experiencia y las lecciones aprendidas, y para hacer recomendaciones para mejorar la preparación y respuesta ante una pandemia nacional y global". El directivo ha sido blanco de las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump, quien acusa a China de haber disimulado la amplitud de la epidemia y a la OMS de haber estado del lado de los chinos.

Por su parte, el director de la OMS defendió en la reunión y ante los 194 estados miembro que era necesario "la respuesta completa de todos los actores". Su percepción es que "el mundo no carece de herramientas, ciencia y recursos para protegerlo de las pandemias", sino que lo que le falta al planeta "es un compromiso sostenido" para usar los recursos que tiene. Para el doctor Tedros, esto "debe cambiar, y debe cambiar hoy".

La pandemia de coronavirus del SARS-CoV-2 ha matado hasta ahora a 316,898 personas en todo el mundo desde los primeros casos oficiales en diciembre en China, según la Universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos es el país más afectado en términos de muerte y número de casos, con casi 90.000 muertes y más de 1,49 millones de casos. Le siguen Reino Unido (34.876 muertos), Italia (32.007), Francia (28.111) y España (27.709).

China promete que su vacuna será “bien público mundial”

Guterres deseó el pronto diseño de un tratamiento. Y casi como una respuesta, el presidente chino Xi Jinping aseguró que una eventual vacuna china será “un bien público mundial”. El líder asiático aseguró también que su país destinará dos millones de dólares en los próximos dos años para la lucha mundial contra la pandemia.

El anuncio llega como un espaldarazo a la organización que acaba de perder el aporte estadounidense por decisión de Trump, quien sustenta que hubo una complicidad de la OMS con Pekín. El presupuesto que Estados Unidos congeló representaba aproximadamente el 15% de las finanzas del organismo internacional. 

En otra polémica, el presidente francés Emmanuel Macron también aseguró que si una vacuna es descubierta “será un bien público mundial al que cada uno debe poder tener acceso".

Hace algunos días el laboratorio francés Sanofi, a través de uno de sus portavoces, había dado a entender que de encontrar una vacuna el acceso sería en prioridad para Estados Unidos por su aporte económico a la investigación. Pero el gigante farmacéutico echó marcha atrás luego de que París juzgara esta posibilidad como “inaceptable”.

Una resolución a adoptar por consenso

Pese a las tensiones, los países esperan adoptar tras esta reunión que termina mañana martes 19 de mayo una resolución que es liderada por la Unión Europea y que exige el "acceso universal, rápido e igualitario a todos los productos (...) necesarios para responder a esta pandemia ", entre ellos una "vacunación a gran escala contra el Covid-19, como un bien público mundial ".

La resolución pide también lanzar “un proceso de evaluación” para analizar la respuesta sanitaria internacional y las medidas adoptadas por la OMS” frente a la pandemia.

El texto pide a la OMS que colabore estrechamente con la “Organización mundial de la salud animal; con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, y con los países (…) para identificar la fuente zoonótica del virus y determinar cómo fue introducido en la población humana, (…) mezclando misiones científicas con otras en el terreno”.

Première réunion virtuelle des 194 membres de l'Organisation mondiale de la Santé, en pleine crise du Covid-19, le 18 mai 2020.
Première réunion virtuelle des 194 membres de l'Organisation mondiale de la Santé, en pleine crise du Covid-19, le 18 mai 2020. © AFP PHOTO / WORLD HEALTH ORGANIZATION

Una fuente diplomática europea citada por la agencia AFP destaca que hay un “acuerdo informal para adoptar la resolución por consenso. Será un resultado importante ya que la OMS será el primer foro mundial a consensuar un texto”.

La misma fuente recuerda que incluso los temas espinosos serán abordados en la resolución, como el origen del virus y la reforma de la OMS que pide a gritos Estados Unidos.

"Ningún tema ha sido evitado” ya sea "seguir con la reforma de la OMS, y sus capacidades que se han mostrado insuficientes para prevenir una crisis de esta magnitud”. El embajador de Estados Unidos en la ONU, Andrew Bremberg, dijo esperar que su país “pueda unirse al consenso”.

El pulso de Australia y Estados Unidos con China 

Estados Unidos al igual que Australia han pedido una investigación sobre el manejo chino de la crisis. Ambos sospechan que el gigante asiático escondió un accidente de laboratorio que estaría en el origen de la pandemia.

Pero las acusaciones estadounidenses contra Pekín no se quedan allí. Washington cree que China ha intentado piratear sus investigaciones en torno a una vacuna mientras aumenta la carrera americano-europea por conseguir el antídoto a este virus. En esta guerra de declaraciones, Trump amenazó con “cortar toda relación” con China. En ese contexto, la gran duda es saber si Estados Unidos apoyará la resolución final.

El polémico capítulo taiwanés

El gobierno estadounidense estima también que la OMS ignoró una alerta enviada por Taiwán sobre la gravedad del Covid, pero la agencia de la ONU lo desmiente. Washington, con el apoyo de otros países ha pedido también que se "invite a Taiwán" a la Asamblea pese a la oposición de Pekín.

Después de obtener el estatus de observador, Taiwán fue expulsado de la OMS en 2016, el año en que Tsai Ing-wen llegó al poder. La presidenta se niega a reconocer el principio de la unión de la isla y la China continental en un mismo país.

En Ginebra, la OMS asegura que depende de los estados miembros decidir si aceptar o no el regreso de Taiwán. Queda por ver si un país convocará una votación. Pero de ocurrir, esto "torpedearía" el funcionamiento mismo de la asamblea debido a los problemas logísticos que plantearía, según una fuente diplomática.

 

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.