Saltar al contenido principal

Chile concede a Francia extradición de chileno acusado de crimen de japonesa

Según la justicia francesa, el chileno Nicolás Zepeda habría asfixiado a su exnovia japonesa Narumi Kurosaki estrangulándola en su residencia estudiantil en Besançon, Francia, y posteriormente metió su cuerpo en una maleta y lo escondió en un bosque cercano
Según la justicia francesa, el chileno Nicolás Zepeda habría asfixiado a su exnovia japonesa Narumi Kurosaki estrangulándola en su residencia estudiantil en Besançon, Francia, y posteriormente metió su cuerpo en una maleta y lo escondió en un bosque cercano Claudio REYES AFP/Archivos
Anuncios

Santiago (AFP)

El chileno Nicolás Zepeda será extraditado a Francia para enfrentar un juicio por el asesinato con premeditación de la estudiante japonesa Narumi Kurosaki, desaparecida en 2016 en la ciudad francesa de Besançon, confirmó este lunes la Corte Suprema en Santiago.

El fallo de la Segunda Sala Penal del máximo tribunal de justicia de Chile "confirma la sentencia apelada del dos de abril" de 2020 dictada por el juez Jorge Dahm, que da luz verde a la extradición de Zepeda, de 29 años, acusado del delito de homicidio voluntario con premeditación de su exnovia y luego de haber escondido su cuerpo de manera que nunca fuera encontrado.

La sentencia refuta cada uno de los argumentos presentados por la defensa de Zepeda para impugnar la resolución de primera instancia emitida por el juez Jorge Dahm, incluso la tesis de que hasta ahora no ha sido posible confirmar la existencia del delito de homicidio al no hallarse el cuerpo de Narumi.

"Existen antecedentes fundamentales revestidos de la seriedad y gravedad que exige el legislador para proceder al enjuiciamiento del imputado", afirma el fallo judicial de este lunes, que es inapelable.

"Estamos muy conformes con este fallo que entendemos ajustado no solamente a la normativa nacional e internacional que rige este proceso de extradición" sino también "a los numerosos y contundentes antecedentes que ha aportado el Estado requirente para acreditar tanto el delito como la participación de Nicolás Zepeda en éste", dijo el representante del Estado francés en el proceso, Antonio Segovia, director de cooperación internacional y extradiciones de la Fiscalía chilena.

Ahora, serán las autoridades francesas las que determinarán la inocencia o culpabilidad final de Zepeda durante el juicio respectivo en ese país, ya que toda instancia judicial quedó cerrada en Chile.

- Extradición con fronteras cerradas -

Consultada por la AFP, la oficina de comunicaciones del Poder Judicial confirmó que es el juez Dahm quien debe definir los pasos a seguir con Nicolás Zepeda, considerando el cierre de fronteras en Chile debido a la pandemia del coronavirus.

Eventualmente, se podría ordenar su detención domiciliaria hasta que se concrete su entrega a Francia.

"Fue el último recurso. Todo lo que queda es que las autoridades francesas vayan a buscarlo, lo que implica la reanudación de los vuelos internacionales", dijo a la AFP, el fiscal de Besançon, Etienne Manteaux.

En circunstancias normales, las autoridades francesas cuentan con 60 días para concretar la entrega pero ahora ese plazo está condicionado al fin de las restricciones y la apertura de fronteras internacionales una vez controlada la pandemia del coronavirus.

"Estoy muy satisfecho con esta decisión de justicia con una 'J' mayúscula: esta extradición permitirá la celebración de un juicio en presencia del sospechoso, que podrá defenderse, y con un examen exhaustivo de los elementos de la investigación que han sido recogidos", agregó Manteaux.

Zepeda y Kurosaki mantuvieron una relación sentimental de casi un año pero antes de su desaparición estaban distanciados y ella había iniciado un nuevo noviazgo con un estudiante francés, lo que habría detonado los celos del chileno, quien supuestamente viajó especialmente desde Chile para cometer el crimen, según la investigación de la justicia de Francia.

Durante los alegatos de extradición, la justicia francesa mostró pruebas que dan cuenta de que los días previos a la desaparición de Narumi, la madrugada del 5 de diciembre de 2016, Zepeda compró material inflamable, siguió varios días a la víctima y la noche del supuesto crimen la invitó a comer y luego se fue con ella hasta la vivienda estudiantil en Besançon.

En este lugar –donde fue reconocido por varios estudiantes– la habría asfixiado estrangulándola y posteriormente metió su cuerpo en una maleta y lo escondió en un bosque cercano. Luego, realizó varias acciones para encubrir el delito.

El chileno, que había amenazado a Kurosaki en un video publicado en internet que luego retiró, admitió que estuvo en su habitación la noche de su desaparición y que mantuvo con ella relaciones sexuales consensuadas, pero asegura que se fue inmediatamente después y ha negado toda responsabilidad en el caso.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.