Saltar al contenido principal

Dueños de equipos NFL postergan decisión sobre incentivos a la diversidad

Anuncios

Los Angeles (AFP)

Los propietarios de los equipos de la liga de football americano (NFL) aprobaron el martes medidas para fomentar que hayan más afroamericanos y miembros de otras minorías en puestos de entrenador y manager, pero postergaron una propuesta para incentivar esas contrataciones con mejoras en el draft.

Según las normas aprobadas el martes, los equipos de la NFL tendrán ahora que entrevistar a un mínimo de dos candidatos representantes de minorías si tienen una vacante de entrenador, cuando antes era uno. En el caso de que el puesto sea de manager general, deberán entrevistar al menos a un candidato de minorías.

Estos cambios, que se aplicarán también a otro tipo de puestos de las franquicias, son una expansión de la llamada "Regla Rooney", establecida en 2003 por la NFL para aumentar la diversidad en los niveles ejecutivos de la liga.

"La NFL está comprometida con la diversidad, la equidad y la inclusión, lo cual creo que es crítico para nuestro éxito continuo", dijo el comisionado de la NFL, Roger Goodell, en un comunicado.

"Aunque hemos visto avances positivos en nuestros rangos de entrenadores a lo largo de los años con la ayuda de la Regla Rooney, reconocemos, después de las dos últimas temporadas, que podemos y debemos hacer más", afirmó Goodell.

Solo cuatro de los 32 puestos de entrenador jefe de la NFL están ocupados por representantes de minorías, el nivel más bajo de los últimos 17 años, en una competición en la que alrededor del 70% de los jugadores son afroamericanos.

La ampliación de la Regla Rooney no incluirá por el momento la propuesta que hizo la NFL de incentivar a los equipos que contraten entrenadores y managers de minorías con mejoras de sus posiciones en el draft.

Según esta iniciativa, que fue puesta en suspenso por los dueños, una franquicia sería beneficiada con una subida de seis puestos en la tercera ronda del draft si ficha a un entrenador de una minoría y de 10 puestos si se trata de un manager general.

Estos equipos habrían recibido una mejora adicional en otro draft si el entrenador o manager permaneciera en su puesto un año después de ser contratado.

Esta audaz propuesta de la NFL, conocida la semana pasada, ha tenido muchos críticos, incluido el entrenador afroamericano de Los Angeles Chargers, Anthony Lynn.

"A veces puedes hacer lo incorrecto mientras intentas hacer lo correcto", dijo el estratega a CBS radio la semana pasada.

Lynn sostuvo que los entrenadores afroamericanos solo necesitan que se les dé una oportunidad, sin necesidad de que la liga empuje a los equipos con incentivos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.