Saltar al contenido principal

Este es el plan de Ecuador para bajar el gasto público durante la pandemia

Imagen de archivo del presidente de Ecuador, Lenín Moreno.
Imagen de archivo del presidente de Ecuador, Lenín Moreno. © José Jácome / EFE

Las medidas con las que el Gobierno de Lenín Moreno espera reducir hasta 4.000 millones de dólares van desde ajustes en la masa salarial y el cierre de tres embajadas, hasta un nuevo sistema para controlar el precio de la gasolina y la liquidación de la aerolínea TAME.

Anuncios

La situación económica de Ecuador ya era difícil desde antes del primer contagiado: su deuda externa alcanzaba los 65.000 dólares estadounidenses en comparación con su PIB de 110.000 millones de dólares, según datos de AFP. 

Ahora en tiempos de pandemia su situación es más apremiante. Ecuador depende de la exportación de petróleo y justo ese recurso cayó de precio durante la pandemia. Además, el país ha enfrentado una crisis sanitaria con los 2.839 muertos y 34.151 infectados que ha dejado el brote hasta este 19 de mayo, sumados a lo que ocurrió en la ciudad de Guayaquil, donde los cadáveres fueron tantos que el servicio funerario colapsó. 

El presidente Lenín Moreno calcula que el país ha perdido 12.000 millones de dólares, que son el resultado de los 8.000 millones de exportaciones y los impuestos que dejaron de recibir por la pandemia y los 4.000 millones del déficit del presupuesto del Estado. Además, el mandatario estima que 150.000 personas han quedado desempleadas en el país a causa del Covid-19. 

Fue en este contexto que anunció diferentes recortes en el gasto público. La apuesta gubernamental comenzó con un proyecto que le presentó a la Asamblea Nacional para que aprobara las medidas que le permitieran limitar el gasto y la deuda pública. 

El Legislativo aprobó la medida el pasado fin de semana y ahora el Gobierno anuncia cuáles son los recortes, no solo para tener más dinero y enfrentar la pandemia, sino para reducir el déficit fiscal. Este es uno de los compromisos que pactó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el año pasado con el objetivo de que este le prestara 4.200 millones de dólares. 

Estas son las apuestas por reducir los gastos estatales:

  • Un nuevo modelo de regulación de precios del combustible 

Una de las apuestas de Moreno es la gasolina. Este rubro es uno de los más delicados en el país y el presidente lo sabe, pues Ecuador se sumió en una crisis política en octubre del año pasado justo después de que el mandatario intentara eliminar los millonarios subsidios a los combustibles. 

Moreno debía reducir el déficit fiscal para mejorar su imagen crediticia ante los organismos internacionales y cumplir con los pactos de los préstamos, y en ese contexto fue que decidió retirar el auxilio económico. Pero esto le trajo un alto costo político: la gasolina subió un 123 % y las protestas sociales que se desencadenaron obligaron al presidente a retirar la medida. 

Ecuador vuelve a la calma luego de que Moreno derogó el decreto 883 que aumentaba el precio de los combustibles

Ahora, el Gobierno ecuatoriano anunció nuevas medidas que podrían terminar en la supresión de los subsidios. 

Primero, Moreno dijo que el costo del galón de gasolina (3,8 litros) bajará de 1,85 a 1,75 dólares por el desplome de la cotización del crudo, mientras que se espera que el diésel cueste 1 dólar. Luego, introdujo el sistema “de banda” de costos para la gasolina que “impedirá que el precio de los derivados suba drásticamente y afecte a la ciudadanía", según el presidente. 

Por su parte, René Ortiz, ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador, agregó en una conferencia virtual este martes que el modelo estará especificado en un decreto que el gobierno ya tiene listo pero aún no publica.

Ortiz detalló que en el sistema que controlará mensualmente el Gobierno, los valores de las gasolinas extra, ecopaís y diésel podrá fluctuar hasta un tope del 5 %, dependiendo de si el precio de mercado del combustible sube o baja; pero que no cambiarán más que eso así el mercado internacional incremente o se desplome. 

Aunque el presidente no dijo explícitamente que eliminarán los subsidios de gasolina, Ortiz ya había opinado en ocasiones pasadas que es el momento para suprimir ese auxilio económico del Gobierno pues los precios internacionales del petróleo están tan bajos que "no habría ningún sacrificio económico para el consumidor". Y agregó que tras eliminar el subsidio, vendría el sistema de bandas que ahora anuncia formalmente el gobierno.

Además, cuando al ministro le preguntaron acerca de si la nueva medida supone el fin de las subvenciones, Ortiz reconoció que "ya los precios con esta fórmula eliminaron totalmente cualquier tipo de subvenciones", como lo publicó la agencia EFE. 

  • El adiós de la aerolínea TAME y las empresas públicas que se cierran

Además de apretar el cinturón para las oficinas estatales, el presidente ecuatoriano anunció que la Aerolínea TAME entrará en liquidación. Esta compañía pública, que existe desde 1962, solo seguirá volando en "las rutas que conectan lugares que no tienen alternativas privadas". Eso aplica, por ejemplo, para las ciudades en la Amazonía ecuatoriana y en el sur del país a las que otras aerolíneas no llegan por no ser viajes rentables. 

La aerolínea es la que está haciendo todos los vuelos humanitarios para repatriar a los ecuatorianos que quedaron por fuera del país luego de que el gobierno cerrara las fronteras como medida de contención ante el Covid-19.

La compañía estatal ha ido reduciendo sus operaciones por su gran deuda y, además, ha perdido 400 millones de dólares en cinco años. La situación era tan crítica que en 2018 diferentes organismos le plantearon al Gobierno que vendiera la aerolínea o que buscara otras salidas, como una concesión o una alianza estratégica. 

Pero ninguna de las opciones avanzó y ahora la decisión gubernamental llega después de que el servicio de la compañía mejoró al punto que en los últimos dos años ha recibido diferentes premios.

Además de TAME, Moreno advirtió que eliminará o fusionará 10 entidades, sin precisar cuáles. Lo que sí señaló el presidente es que además de las nuevas fusiones y de la liquidación de la aerolínea estatal, el Gobierno eliminará siete empresas públicas: Ferrocarriles, Siembra, Medios Públicos, Crear, Ecuador Estratégico, Correos del Ecuador y la Unidad Nacional de Almacenamiento. 

Las nuevas empresas cerradas se suman a las otras 43 instituciones que la Administración de Lenín Moreno ha suprimido en los últimos tres años en medio de sus recortes de gasto público.

Además, el presidente hizo una advertencia: "Las empresas públicas que no se eliminan, reducirán sustancialmente sus gastos", señaló durante la presentación de las medidas financieras, sin ahondar en el método para lograr la reducción.

  • Los recortes también incluyen embajadas y consulados

Nicaragua, Malasia e Irán. Esos son los países donde Ecuador cerrará sus embajadas como parte de la nueva orden de recortes presupuestales. Además, el país sudamericano también se retira de la representación ante la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y de la Secretaría del Parlamento Andino.

Rodrigo Buendia / AFP

Adicionalmente, Moreno decidió cerrar seis consulados, entre los que están el de Tapachula y Valencia, ambos en Venezuela. El mandatario no precisó cuáles son los otros cuatro que se cerrarán.

En total, el Gobierno estima que 70 funcionarios que están en el extranjero regresarán al país, incluyendo 10 embajadores; y que terminarán 75 contratos en el exterior. 

En su Gobierno, Moreno ya había tomado decisiones similares pues en lo que va de su mandato, ya ha cerrado otras cinco embajadas en Argelia, Nigeria, Bielorrusia, Etiopía y Angola. También hizo lo mismo con cinco consulados.

  • ¿De dónde recortará los gastos del Estado?

Moreno pretende reducir hasta 4.000 millones de dólares del gasto público. Por ahora, se sabe que recortará 980 millones de la masa salarial, 400 millones de bienes y servicios y 1.300 millones de gasto de capital. 

Además, el Gobierno ecuatoriano pretende renegociar la deuda externa que tiene para ahorrarse 1.300 millones de dólares en intereses. Solo el año pasado el FMI y otros organismos internacionales le prestaron 10.300 millones de dólares.

Moreno también señaló que las instituciones oficiales congregadas en el Consejo de Seguridad del Estado deberán ahorrar en un mes entre 10 y 15 % de los gastos corrientes. 

Con todos estos recortes es que el presidente aspira a poder tener mayor margen de maniobra durante el Covid-19 y, de paso, cumplir con sus pactos internacionales al reducir los gastos públicos. 

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.