Saltar al contenido principal

México anunció plan para la “nueva normalidad” mientras supera los 50.000 contagios de Covid-19

Trabajadores del fabricante estadounidense de autopartes Aptiv Plc llegan a la planta, en Ciudad Juárez, México, el 18 de mayo de 2020.
Trabajadores del fabricante estadounidense de autopartes Aptiv Plc llegan a la planta, en Ciudad Juárez, México, el 18 de mayo de 2020. © Reuters / Jose Luis Gonzalez

El presidente Andrés Manuel López Obrador emitió las pautas para reiniciar operaciones en los sectores automotriz, minero y de la construcción, pese al creciente número de fallecidos por Covid-19 y las preocupaciones sobre la seguridad sanitaria en los sitios de trabajo.

Anuncios

México inicia un camino hacia su vida productiva pese a que la cifra de muertes por Covid-19 superó los 5.000 y los casos confirmados son más de 50.000, el Gobierno nacional asegura que intenta reiniciar las industrias que considera clave sin provocar una mayor propagación del virus.

El punto de partida de estos lineamientos consiste en que las empresas e industrias respondan un extenso cuestionario, denominado “Autoevaluación del Protocolo de Seguridad Sanitaría”. Allí deberán señalar los protocolos de salud que utilizarán para salir de las medidas de bloqueo impuestas por el coronavirus.

Luego, las autoridades informarán a las empresas, en un lapso de 72 horas, si pueden reanudar las operaciones.

"Hoy pueden comenzar a hacer el papeleo para que las empresas de las industrias de la construcción, el transporte y la minería puedan comenzar sus actividades, comenzando con sus protocolos de salud", dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador este lunes en rueda de prensa.

El mandatario mexicano dijo que las pautas conducirán a una reapertura gradual que sigue a un llamado sistema de semáforos establecido por las autoridades.

Los planes de México han generado críticas por parte de algunos políticos y gobernadores locales preocupados por la creciente ola de contagios y sus dudas sobre si será seguro enviar a más personas a trabajar.

En México la mayor parte de las medidas de aislamiento y restricciones para enfrentar el virus han recaído en las autoridades locales, frente a las pocas restricciones establecidas por parte del Gobierno federal.

En medio del brote del covid-19, trabajadores del fabricante estadounidense de autopartes Aptiv Plc llegan a la planta, en Ciudad Juárez, México, el 18 de mayo de 2020.
En medio del brote del covid-19, trabajadores del fabricante estadounidense de autopartes Aptiv Plc llegan a la planta, en Ciudad Juárez, México, el 18 de mayo de 2020. © Reuters / Jose Luis Gonzalez

Reapertura en México tras presión automotriz de EE. UU.

Las medidas para aliviar las restricciones en el país surgen después de la creciente presión de Estados Unidos para que reinicie las actividades en las fábricas que son vitales para las cadenas de suministro de las empresas con sede en territorio estadounidense, especialmente en el vasto sector automotriz.

General Motors Co., que opera una de sus plantas más importantes en la ciudad de Silao, en el centro de México, les dijo a los trabajadores que se prepararan para regresar a trabajar el miércoles 29 de mayo . Asimismo, la compañía informó a los proveedores mexicanos que espera cumplir rápidamente con las nuevas regulaciones.

Pero activistas compuestos por extrabajadores de GM pidieron un comité independiente elegido por los propios empleados para inspeccionar las plantas de la empresa en busca de medidas sanitarias adecuadas.

"Creemos que son medidas que realmente no van a tomar en serio", dijo Israel Cervantes, un hombre que asegura que fue despedido de manera injusta de la compañía el año pasado, después de intentar crear un sindicato independiente.

Por su parte, General Motors, en un video enviado a los empleados de su planta en Silao, afirma que los trabajadores serán separados, examinados para detectar los síntomas de COVID-19 al ingresar cada día y recibirán máscaras y anteojos para usar en todo momento, entre otras medidas.

AMLO asegura que las pautas conducirán a una reapertura gradual que sigue a un llamado sistema de semáforos establecido por las autoridades.

Habitantes dan un paseo en el municipio de Aguascalientes, estado de Aguascalientes, México, en medio del plan de reactivación del Gobierno mexicano para su "nueva normalidad". El 18 de mayo de 2020.
Habitantes dan un paseo en el municipio de Aguascalientes, estado de Aguascalientes, México, en medio del plan de reactivación del Gobierno mexicano para su "nueva normalidad". El 18 de mayo de 2020. © EFE/ Sebastián López

Los municipios “esperanza”

Aunque un semáforo de cuatro fases indicará a partir del primero de junio las actividades autorizadas en cada uno de los 32 estados de México, el Gobierno federal permite la reapertura desde este lunes, con un plan piloto, para más de 300 localidades llamadas “municipios esperanza”. Se trata de localidades sin contagios y que además no colindan con otros territorios con casos de infectados.

Sin embargo, la prensa mexicana informó que algunos Gobiernos locales no permitieron la relajación de medidas.

Una encuesta del periódico Reforma mostró que el 67% de los mexicanos cree que lo peor de la pandemia aún está por venir, mientras que sólo el 20% piensa que lo peor ya pasó. El sondeo fue realizado a 400 adultos del 12 al 14 de mayo.

Los críticos del plan de AMLO, incluidos algunos dentro del propio partido gobernante MORENA, temen que el reinicio de las fábricas demasiado pronto pueda exacerbar la propagación del virus antes de que se haya controlado.

El 12 de mayo, México reportó un número récord de muertes en un solo día con 353 fallecimientos. Esa noticia fue seguida el viernes por 2.437 nuevas infecciones por coronavirus, un aumento récord de un día en los casos desde el comienzo de la pandemia.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.