Cumbre de la OMS acuerda una investigación independiente en medio de las acusaciones de EE. UU.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud, OMS, asiste a la 73a Asamblea Mundial de la Salud, de manera virtual, por el brote del covid-19, en Ginebra, Suiza, el 19 de mayo de 2020.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud, OMS, asiste a la 73a Asamblea Mundial de la Salud, de manera virtual, por el brote del covid-19, en Ginebra, Suiza, el 19 de mayo de 2020. © Christopher Black/OMS/Vía Reuters

La 73.ª cumbre de la Organización Mundial de la Salud dejó en evidencia una clara confrontación en la que EE. UU. y China midieron fuerzas, en medio de las acusaciones de Washington contra la OMS por su presunto fracaso a la hora de obtener y compartir información que permitiera contener la pandemia del covid-19.

Anuncios

La asamblea, desarrollada por primera vez de manera virtual y que concluyó este 19 de mayo, fue tal vez la más complicada que hasta ahora haya enfrentado el organismo y su actual director, Tedros Ghebreyesus. La cumbre gozó de una atención mundial inédita por la pandemia del nuevo coronavirus que ya deja más de 300.000 muertos en el mundo, un hecho que ha generado todo tipo de críticas y señalamientos contra la OMS. 

Al final de la cita, los 194 Estados miembros aprobaron una resolución que pide una evaluación "imparcial, independiente y completa" de las actuaciones del organismo en el manejo de la respuesta al virus que apareció a finales de 2019 en Wuhan, China, y que este año se convirtió en una pandemia.

El texto, presentado por la Unión Europea junto a países como México, Australia, Japón, Rusia, India o Brasil, pide revisar entre otros puntos "las acciones de la OMS, sus respuestas en el tiempo durante la pandemia, y sus recomendaciones a la hora de prevenir, hacer preparativos y mejorar la capacidad de respuesta".

La decisión de aprobar una investigación independiente puede ser un paso positivo en materia de transparencia y rendición de cuentas. Sin embargo, “debemos recordar que, como organismo multilateral, la OMS no puede ejercer ninguna coerción o forzar a ningún país a que haga algo cuando hay alguna epidemia local. Tiene atribuciones bien delimitadas en el Reglamento Sanitario Internacional al que los mismos países se deben atener y, en la práctica, no todos lo hacen”, aseguró a France 24, Francisco Becerra, exsubdirector de la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

¿Cuáles podrían ser las repercusiones en caso de que la investigación independiente encuentre alguna falla en el manejo de la pandemia, por parte de la OMS? Para Becerra, las consecuencias podrían ser de índole político para el director general, Tedros Ghebreyesus, quien, de no contar con el apoyo de la mayoría de los miembros del organismo, podría dimitir.

China y Estados Unidos miden fuerzas

La resolución estuvo enmarcada por las acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que señala a la OMS de encubrir a China en la omisión de información que según el mandatario propició que el virus se propagara rápidamente por el resto del mundo.

 

Archivo- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, posan para una foto antes de su reunión bilateral durante la cumbre de líderes del G20 en Osaka, Japón, el 29 de junio de 2019.
Archivo- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, posan para una foto antes de su reunión bilateral durante la cumbre de líderes del G20 en Osaka, Japón, el 29 de junio de 2019. © Reuters/Kevin Lamarque

Trump acusó a la OMS de instaurar un “astuto juego político” por haber elogiado las restricciones de viajes nacionales impuestas por el Gobierno de Xi Jinping, al tiempo que se oponía al “cierre de fronteras de Estados Unidos”.

Sin embargo, la mayoría de países respaldó las actuaciones de la OMS. No fue aceptada la petición de Washington y de Australia de que la investigación apuntara a un país en específico, algo considerado por algunos como un triunfo para Beijing.

Hay quienes ven en los señalamientos de Trump contra China una estrategia con fines reeleccionistas, de cara a las elecciones presidenciales de este noviembre.

“Bien sabemos que a nivel interno de Estados unidos no se ha llevado a cabo el mejor manejo de la pandemia y resulta necesario para Donald Trump cualquier cortina de humo para que pueda enmascarar la situación”, aseguró a France24 Alejandro Godoy, especialista en relaciones hemisféricas occidentales.

Godoy añadió que se trata de un peldaño más en la denominada guerra comercial entre Estados Unidos y China, que comenzó hace año y medio y que el mandatario estadounidense ha promovido con el argumento de defender las industrias estadounidenses y defender los empleos de sus nacionales, ante lo que considera ventajas de larga data de China frente a Estados Unidos.

 

Trump amenaza con alejarse de la OMS, mientras Beijing busca el acercamiento

El mandatario estadounidense amenazó con suspender de manera permanente la financiación de su país a la Organización Mundial de la Salud si esta no hace "mejoras sustanciales" en los próximos 30 días.

Una advertencia que, de concretarse, profundizaría el aislamiento de su Gobierno con respecto a la comunidad internacional, incluidos temas de interés común como el hallazgo de la vacuna para el covid-19.

Una postura que se difiere de la mostrada por China durante la cumbre, pues, por el contrario, ofreció 2.000 millones de dólares para combatir la pandemia, con particular apoyo a las naciones más pobres.

Asimismo, aseguró que en caso de que su país logre la vacuna, algo de lo que ha asegurado estar cerca, esta estará “disponible como bien público global con el fin de que sea accesible y asequible para todos los países en desarrollo".

“China ha venido a ocupar el vacío que Estados Unidos deja y no sólo eso, sino que amplía los fondos para luchar contra el Covid-19, algo que Estados Unidos no ha hecho ni hará”, señaló Becerra.

Es probable que, contrario a lo que espera Trump con su estrategia de aislamiento, el Gobierno de Xi Jinping ni si quiera sea visto ante la comunidad internacional como el presunto único responsable de la pandemia.

“China está ahora jugando un papel preponderante en la diplomacia en salud al apoyar con donaciones de equipo de protección personal y ventiladores, entre otros a países menos favorecidos. Nuevamente, la diplomacia en salud o la salud como entrada diplomática, para demostrar su valor y apoyo a otros países”, destacó el exsubdirector de la OPS.

Tal vez en esta pugna Estados Unidos quede solo. En respuesta a su amenaza, otros países destacaron durante la asamblea lo que consideran la importancia del trabajo de la OMS contra la pandemia.

La Unión Europea afirmó que “este es el momento para la solidaridad, no es el momento de señalar con el dedo o socavar la cooperación multilateral”.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24