50 días de confinamiento y 30 de relajación: ¿solución para mitigar los efectos del Covid-19?

Un hombre que llevaba una máscara protectora pasa junto a una tienda militar en San Petersburgo, el 11 de mayo de 2020, durante un estricto encierro en Rusia destinado a detener la propagación de la infección por Covid-19.
Un hombre que llevaba una máscara protectora pasa junto a una tienda militar en San Petersburgo, el 11 de mayo de 2020, durante un estricto encierro en Rusia destinado a detener la propagación de la infección por Covid-19. © Olga Maltseva / AFP

La pandemia global del nuevo coronavirus ha hecho que numerosos gobiernos del mundo impongan cuarentenas restrictivas para evitar la propagación masiva del virus, pero eso ha debilitado notablemente la economía y afectado a millones de personas. Por ello, un estudio del Instituto de Medicina Social y Preventiva (ISPM) de la Universidad de Berna y la Universidad de Cambridge propone un ciclo alterno de desconfinamiento para los países.

Anuncios

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha hecho que decenas de países decidiesen confinar a su población para evitar la propagación masiva del virus. Las cuarentenas en algunos de estos lugares, como en Europa, han durado dos meses, pero esto ha traído indudables consecuencias económicas y sociales.

Cerrar un país durante tanto tiempo por completo implica que se paralice la economía. El dilema en este aspecto para muchos de los líderes mundiales ha sido en qué grado parar la economía para frenar al virus, y sobre todo durante los procesos de desconfinamiento, a qué velocidad volver a la "nueva normalidad" con la amenaza constante de rebrotes en la comunidad.

Varios expertos y gobiernos han indicado que la vacuna contra el nuevo coronavirus no estará disponible a nivel global sino hasta dentro de un año o año y medio, pero hasta entonces los países deberán actuar. Por ello, un estudio del Instituto de Medicina Social y Preventiva (ISPM) de la Universidad de Berna y la Universidad de Cambridge propone un ciclo alterno de desconfinamiento para los países.

El bloqueo total es la medida más rápida y efectiva para terminar con la expansión del virus por el mundo, pero las consecuencias colaterales pueden generar daños muy graves y profundos en la sociedad y en la economía de los países.

Un enfoque alternativo podría ser alternar medidas reforzadas con períodos de relajación. Sin embargo, no está claro cómo deberían ser esos intervalos de modo que los sistemas de salud de diferentes países no se sobrecarguen hasta colapsar.

Tres posibles modelos de actuación                       

Los investigadores de este estudio han teorizado sobre tres posibles modelos de desconfinamiento y actuación en 16 países sometidos a estudio. Algunos de estos países son Colombia, México, India o Australia. Estas naciones difieren entre sí en varios aspectos significativos, como son las capacidades de su sistema de salud y su población. Los resultados fueron publicados en el 'European Journal of Epidemiology'.

1. En el primer modelo de estudio, se analizan 16 países en el supuesto de que no apliquen medidas de confinamiento básicas y se intente buscar la llamada inmunidad colectiva, algo parecido a lo que ha hecho Suecia. En este supuesto, la epidemia duraría un menor periodo de tiempo, apenas 200 días, pero las consecuencias sanitarias serían severas para los países en estudio.

El número de pacientes que requieren cuidados intensivos superaría rápidamente la capacidad disponible de manera significativa para cada país y el número de fallecidos entre los 16 países rondaría los 7,8 millones de personas.

Vista aérea de ataúdes enterrados en un área donde se han cavado nuevas tumbas en el cementerio Parque Taruma, durante la pandemia de coronavirus Covid-19 en Manaos, estado de Amazonas, Brasil, el 21 de abril de 2020.
Vista aérea de ataúdes enterrados en un área donde se han cavado nuevas tumbas en el cementerio Parque Taruma, durante la pandemia de coronavirus Covid-19 en Manaos, estado de Amazonas, Brasil, el 21 de abril de 2020. © Michael Dantas / AFP

2. El segundo escenario modeló un programa rodante de ciclo alterno de medidas de mitigación de 50 días seguido de una relajación de 30 días. Se entiende por medidas de mitigación aquellas pautas básicas de distanciamiento social e higiene que no implican un bloqueo y encierro obligatorio. 

En esta ocasión el número de personas infectadas bajaba a 0,8 por contagiado, pero esta estrategia sigue siendo insuficiente para mantener el número de pacientes que requieren atención médica por debajo de la capacidad de cuidados críticos disponible.

Se observaba que, aunque durante el primer periodo de prueba se lograba mantener controlada la curva de contagios, al final mucha población se contagiaba muy rápido y el número de víctimas fatales se elevaba en los 16 países a unos tres millones y medio. Cifras todavía demasiado altas.

En este escenario, la pandemia duraría aproximadamente 12 meses en países de altos ingresos, y aproximadamente 18 meses o más en los otros entornos.

3. Como escenario final, los investigadores modelaron un ciclo continuo de medidas de supresión de 50 días seguido de una relajación de 30 días y así sucesivamente. Con tal estrategia, el número requerido de UCI se mantuvo dentro de las capacidades nacionales para todos los países.

Si bien este enfoque extiende la duración de la epidemia más allá de los 18 meses, un número mucho menor de pacientes moriría por Covid-19. Se entiende que después de esta fase ya estaría disponible la vacuna. De esta forma se perderían un total de 130.000 vidas en los países estudiados y el daño a la economía no sería tan fuerte como el provocado por un confinamiento total.

Las duraciones de las estrategias tendrían que ser definidas por los países según sus capacidades

Óscar Franco, profesor de epidemiología en el ISPM, asesor científico de France 24 y uno de los líderes del estudio resume: "Nuestro estudio proporciona una opción estratégica que los países pueden usar para ayudar a controlar Covid-19 y retrasar la tasa máxima de infecciones".

04:40

Los investigadores destacan que su estudio ofrece principalmente una comparación ilustrativa de diferentes estrategias de intervención. Sigue habiendo una considerable incertidumbre sobre qué medidas conducirán a una disminución o aumento de nuevas infecciones.

Por lo tanto, los autores del estudio destacan que las duraciones específicas de estas intervenciones tendrían que ser definidas por los países, de acuerdo con sus necesidades e instalaciones locales.

"Una combinación intermitente de distanciamiento social estricto y una fase de relajación puede permitir que las poblaciones y sus economías nacionales 'respiren' a intervalos, un potencial que podría hacer que esta solución sea más sostenible", dice Rajiv Chowdhury, epidemiólogo de la Universidad de Cambridge.

¿Cuál sería el modelo ideal para América Latina?

En los países latinoamericanos los números de casos nuevos crecen de manera exponencial. La mayoría de ellos enfrentan una sobredemanda de los servicios de salud, junto con una situación económica y social compleja.

Trabajadores de la planta de ensamblaje de Fiat Chrysler construyen un modelo Argo 2020, en medio de la crisis sanitaria del Covid-19, en la planta de ensamblaje en Betim, cerca de Belo Horizonte, Brasil, el 20 de mayo de 2020.
Trabajadores de la planta de ensamblaje de Fiat Chrysler construyen un modelo Argo 2020, en medio de la crisis sanitaria del Covid-19, en la planta de ensamblaje en Betim, cerca de Belo Horizonte, Brasil, el 20 de mayo de 2020. © Washington Alves / Reuters

"Nuestros modelos predicen para Colombia que ciclos dinámicos de 50 días de supresión seguidos de 30 días de relajación serían efectivos para disminuir significativamente el número de muertes por Covid-19 y el colapso de la capacidad hospitalaria, en un período aproximado de 18 meses. Esta dinámica ofrece una opción más sustentable para la economía, sobre todo en las zonas más vulnerables", precisó Nathalia González Jaramillo, epidemióloga en el ISPM y coautora del estudio.

El informe destaca que, aunque se estuviese en el periodo de 30 días de relajación de las restricciones, "siempre se deben mantener las políticas de testeo, aislamiento efectivo de los casos, trazabilidad de sus contactos y protección de la población de riesgo".

América es el continente más afectado por el virus y en concreto América Latina tiene grandes focos dentro de su frontera, entre los que destacan Brasil, Perú, Ecuador o Chile. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24