Nueva protesta pacífica en Santiago pide alimentos durante la cuarentena

Anuncios

Santiago (AFP)

Medio centenar de vecinos de la comuna de La Pintana, en el sur de Santiago, se manifestaron este miércoles por la falta de trabajo y alimentos durante la cuarentena total por el avance del coronavirus que ha golpeado más fuerte a las zonas pobres.

Los vecinos de La Pintana, un barrio de clase obrera, con sectores muy pobres y peligrosos, desafiaron la cuarentena decretada en Santiago desde el viernes para protestar con carteles, incendiando barricadas, golpeando cacerolas, y gritando consignas en contra del gobierno al que acusan de no brindarles ayuda en medio del recrudecimiento de la pandemia en Chile.

Desde hace una semana Chile supera día a día sus propios récords y este miércoles sumaron 4.038 nuevos contagios de coronavirus para elevar el total a 53.617 infectados y 31 muertos para un total 544 fallecidos desde el 3 de marzo.

"Si no nos mata el virus, nos mata el hambre", decía uno de los carteles que portaban los manifestantes.

Personal de la policía y del Ejército que resguardan el cumplimiento del confinamiento en Santiago, llegó al lugar para controlar la protesta –protagonizada en su mayoría por mujeres- pero permitió que se sigan manifestando pacíficamente en las aceras, sacándolos de las vías de circulación de vehículos.

Las protestas comenzaron el lunes en la comuna de El Bosque, una de las más empobrecidas de Santiago, donde sus vecinos protestaron violentamente por la cesantía que ha provocado la paralización desde hace al menos dos meses de actividades económicas a la que se dedican gran parte de ellos como la construcción y el comercio, debido a la expansión del Covid-19.

La falta de trabajo dejó a las familias más vulnerables sin dinero para adquirir alimentos, lo que encendió las protestas que se han extendido a otras comunas de Santiago. Las municipalidades de las comunas más empobrecidas han repartido alimentos mientras que los vecinos organizaron ollas comunes.

El gobierno anunció que entregará 2,5 millones de cajas de alimentos, medida que se haría efectiva a fines de mayo y de forma directa a las familias más vulnerables, informó el presidente Sebastián Piñera el lunes.

Las autoridades también comprometieron la entrega de bonos económicos para los más pobres, pero que los manifestantes han declarado insuficientes.