Saltar al contenido principal

La actriz Lori Loughlin se declaró culpable en el escándalo de admisiones en universidades

Archivo: La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, abandonan el tribunal federal después de una audiencia por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 27 de agosto de 2019.
Archivo: La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, abandonan el tribunal federal después de una audiencia por su participación en una red de sobornos en Boston, Massachusetts, EE. UU., el 27 de agosto de 2019. Josh Reynolds / Reuters

La artista admitió haber formado parte de una estafa de 25 millones de dólares en la que se ayudaba a ingresar en universidades de prestigio de Estados Unidos a hijos de millonarios.

Anuncios

La actriz estadounidense Lori Loughlin acordó declararse culpable y aceptar una sentencia de prisión por su papel en un escándalo de admisiones universitarias, tal y como confirmaron este jueves 21 de mayo los fiscales estadounidenses.

La estrella de la comedia 'Full House', durante las décadas de 1980 y 1990, se encontraba, junto con su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, entre las 50 personas acusadas por una elaborada estafa para asegurar plazas para jóvenes privilegiados en prestigiosas universidades de Estados Unidos.

Los fiscales del estado de Massachusetts dijeron que la pareja pagó 500.000 dólares para obtener la admisión de sus dos hijas en la Universidad del Sur de California como miembros en el equipo de remo del centro universitario, un deporte que ninguna de los dos había entrenado, pero que les facilitaba entrar.

Según los términos del acuerdo de declaración de culpabilidad, Loughlin cumplirá dos meses de prisión, con una multa de 150.000 y dos años de libertad supervisada, con 100 horas de servicio comunitario.

Su esposo salió algo peor librado al acordar con la fiscalía cinco meses de prisión, una multa de 250.000 dólares y dos años de libertad supervisada con 250 horas de servicio comunitario.

"Según los acuerdos de declaración de culpabilidad presentados hoy, estos acusados ​​cumplirán penas de prisión que reflejan sus respectivos papeles en una conspiración para corromper el proceso de admisión universitario y que son consistentes con las sentencias anteriores en este caso", dijo el fiscal Andrew Lelling.

Loughlin, de 55 años, y Giannulli, de 56, habían negado previamente los cargos de conspiración para cometer lavado de dinero, soborno y transferir fondos. Pero si el juicio continuaba y, al final, eran declarados culpables, como todo indicaba, podrían someterse a penas de hasta 45 años.

Una trama que golpeó directo a Hollywood

El Departamento de Justicia de Estados Unidos fue el encargado de revelar este caso el pasado 12 de marzo de 2019. Los fiscales encargados lo catalogaron como el plan de fraude más extremo para ingresar a una universidad del que se tenga registro en la historia de Estados Unidos.

Durante la investigación el fiscal general de Massachusetts, Andrew Lelling, presentó cargos formales contra medio centenar de personas, incluidas responsables de las universidades, supervisores de exámenes, padres y entrenadores.

"Desde comienzos de 2011, y de manera continua hasta el presente, los acusados -principalmente individuos cuyos hijos estaban aplicando para entrar en la universidad- conspiraron con otros para usar sobornos u otras formas de fraude para facilitar la admisión de sus hijos a universidades", indicó el texto de acusación de ese momento.

Lelling señaló que los estudiantes no eran conscientes de que habían accedido a las universidades como resultado de los sobornos pagados por sus progenitores. "Estos padres representan un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo consejeros delegados de empresas públicas y privadas, exitosos inversores financieros e inmobiliarios, dos actrices muy conocidas y un famoso diseñador de modas", agregó.

La actriz Felicity Huffman llega a la 23ª edición de los Screen Actors Guild Awards en Los Ángeles, California, EE. UU., el 29 de enero de 2017.
La actriz Felicity Huffman llega a la 23ª edición de los Screen Actors Guild Awards en Los Ángeles, California, EE. UU., el 29 de enero de 2017. © Mario Anzuoni / Reuters

La actriz Felicity Huffman, conocida por su papel en 'Mujeres desesperadas', fue liberada en octubre pasado de prisión, después de cumplir 11 días de una condena de dos semanas en una instalación de baja seguridad de California por su papel en la estafa.

Otros padres pagaron para presentar exámenes falsificados de sus hijos y obtener así calificaciones más altas con el objetivo de ingresar en estos centros educativos, algunos de los más prestigiosos del país.

En la operación, William 'Rick' Singer, se declaró culpable de cargos relacionados con la ejecución del plan a través de Edge College & Career Network, que cobró de US$100.000 a $2,5 millones por cada estudiante, y dichos pagos fueron enmascarados como contribuciones a una falsa carrera de caridad.

Este caso es el último de una serie de escándalos que han sacudido el mundo universitario de Estados Unidos. En los últimos años, los fiscales en Boston también acusaron a ciudadanos chinos de hacer trampa en los exámenes de admisión, mientras que el College Board, que administra los exámenes SAT, fue señalado en 2016 por problemas de seguridad que sacó a la luz cientos de preguntas planeadas para los exámenes.

Con AFP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.