Saltar al contenido principal

Gira en el Golfo de un ministro iraquí para evitar la quiebra

Un trabajador transporta mercadería en bolsas apiladas en un carrito frente al mercado de Shorja en la capital iraquí, Bagdad, el 4 de mayo de 2020, durante la nueva crisis pandémica de coronavirus.
Un trabajador transporta mercadería en bolsas apiladas en un carrito frente al mercado de Shorja en la capital iraquí, Bagdad, el 4 de mayo de 2020, durante la nueva crisis pandémica de coronavirus. AHMAD AL-RUBAYE AFP
Anuncios

Bagdad (AFP)

El ministro iraquí de Finanzas, Alí Allawi, empezó el viernes una gira en el Golfo para recaudar fondos y pagar los sueldos de sus millones de funcionarios tras el hundimiento de los precios del petróleo.

Allawi se reunió en Riad con los ministros sauditas de Finanzas, Energía y Relaciones Exteriores y pidió "un apoyo financiero inmediato a Irak para que el gobierno pueda mantener sus compromisos con sus empleados", indicaron el sábado los medios estatales de ambos países.

Después de Riad, el ministro, que también es ministro de Petróleo temporalmente, tiene que ir a "Kuwait y Emiratos Árabes Unidos para reunir ayudas financieras", explicó a la AFP un responsable del gobierno iraquí antes de la salida de Allawi.

"Nos hace falta tanta liquidez como sea posible para poder pagar los salarios" de los ocho millones de funcionarios y pensionistas que cuestan cada mes 4.000 millones de dólares, dijo otro alto responsable.

Irak entró desde hace meses en la peor crisis económica de su historia reciente, con un barril de petróleo a su nivel más bajo en una economía de renta, únicamente basada en el oro negro, un sector público enorme y servicios públicos indigentes.

El gobierno precedente estudió incluso pedir a Kuwait que acuerde un plazo a Bagdad, que cada mes le paga reparaciones desde la invasión de Sadam Husein de su pequeño vecino en 1991, indica el segundo responsable.

"También es muy probable que Mustafá Al Kazimi efectúe su primer viaje [oficial] en el Golfo a su vez", indicó el primer responsable, en referencia al nuevo primer ministro iraquí, un amigo personal del príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán.

Irak todavía no aprobó su presupuesto para 2020. El proyecto preveía un barril a 56 dólares, aproximadamente dos veces más que el precio actual.

En relación a mediados de 2019, los ingresos petroleros del país quedaron divididos por cinco, y solo alcanzaron 1.400 millones de dólares mensuales.

Desde el nombramiento de Kazimi, Washington dio cuatro meses a Irak para poder continuar abasteciéndose en energía en Irán, el país vecino, sin exponerse a sanciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.