Saltar al contenido principal

En medio de restricciones, los musulmanes conmemoran el fin del Ramadán

Decenas de personas durante el rezo Jumatul-Wida del último viernes del Ramadán en Karachi, Pakistán. 23 de mayo de 2020.
Decenas de personas durante el rezo Jumatul-Wida del último viernes del Ramadán en Karachi, Pakistán. 23 de mayo de 2020. © ©Akhtar Soomro / Reuters

La sombra del Covid-19 ha hecho que la tradicional fiesta de Aid al Fitr sea celebrada entre medidas restrictivas. En algunas naciones, las mezquitas están cerradas. En otras, a pesar de estar funcionando, no pueden garantizar el distanciamiento social, lo que disuade a los fieles.

Anuncios

El mes musulmán del Ramadán llegó a su fin ensombrecido por la pandemia de Covid-19 y las restricciones que numerosos gobiernos han impuesto para evitar más contagios.

Con la celebración del Aid al Fitr finaliza el mes sagrado, pero la actual situación hará que, pese a lo que dicta la tradición, este 24 de mayo, al alba, los fieles no puedan realizar el acostumbrado rezo colectivo que marca la culminación del mes del ayuno. 

En Arabia Saudita y en Irak se reimpuso el toque de queda de 24 horas tanto el sábado como el domingo, luego de que, al relajar las restricciones de movilidad, se registrara un importante aumento de los contagios que, en el reino de Arabia, fue de un 186% y, en territorio iraquí, de un 136%.

En Egipto, el gobierno mantuvo las estrictas medidas con las que se prohíben reuniones, desplazamientos y viajes, no obstante, debido a la semana festiva, permitió la reapertura de los hoteles que cumplen con las normas de seguridad sanitaria. 

Un grupo de musulmanes reza el 23 de mayo de 2020 en el distrito de Treichville de Abidjan para celebrar Eid el-Fitr, la fiesta que marca el final del mes de ayuno del Ramadán.
Un grupo de musulmanes reza el 23 de mayo de 2020 en el distrito de Treichville de Abidjan para celebrar Eid el-Fitr, la fiesta que marca el final del mes de ayuno del Ramadán. © Sia Kambou / AFP

Más de 70 establecimientos de este tipo recibieron la luz verde de las autoridades para tratar de salvar la economía de ese sector en estas fechas clave. Sin embargo, estos hoteles solo pueden usar un 25% de su capacidad y tienen que proporcionarles tapabocas, guantes y desinfectantes a su personal. 

En ese país, los organismos de control suspendieron el transporte público entre provincias y restringieron los desplazamientos debido al aumento de los contagios desde hace dos semanas.

Por su parte, en Irán, el presidente Hassan Rouhani anunció la apertura de algunos negocios y sitios históricos para mañana domingo, pero a pesar de ello, los "lugares sagrados" solo abrirán desde la próxima semana.

En África, la celebración tradicional de esta festividad también se ha visto modificada por las restricciones. En Costa de Marfil, muchos fieles musulmanes tuvieron que rezar en sus hogares porque, aunque las mezquitas están abiertas, el alto número de visitantes hace que no se pueda respetar el distanciamiento social.  Además, el elevado número de casos infunde miedo entre la población.

Algo similar ocurre en Somalia, donde, aunque las calles están vacías, las mezquitas se vieron atiborradas este sábado, lo que hace que no haya espacio suficiente entre las personas.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.