Cada vez hay más cánceres de tiroides diagnosticados innecesariamente

Anuncios

París (AFP)

El sobrediagnóstico de cáncer de tiroides está en "rápida expansión" en el mundo y ya habría afectado a más de un millón de personas en una treintena de países, según un estudio de la agencia contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El sobrediagnóstico, cuyo aumento se observa en las últimas décadas, consiste en diagnosticar cánceres poco susceptibles de provocar síntomas a lo largo de la vida o de provocar la muerte.

Este sobrediagnóstico, que afecta principalmente a las mujeres de mediana edad, exponen a perjuicios inútiles, como la extirpación completa de la glándula, tratamientos de por vida y otros.

El estudio, publicado en The Lancet Diabetes & Endocrinology, que abarca 26 países, fue dirigido por científicos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIRC/IARC), con sede en Lyon (Francia), en colaboración con el Instituto Nacional de Cáncer de Aviano en Italia.

Más de un millón de personas (830.000 mujeres y 220.000 hombres) podrían haber sido sobrediagnosticadas de cáncer de tiroides entre 2008 y 2012 en esos 26 países.

La proporción estimada de casos de cáncer de tiroides entre las mujeres atribuible a un sobrediagnóstico entre 2008 y 2012 fue de alrededor del 93% en Corea del Sur, 91% en Bielorrusia, 87% en China, 84% en Italia y en Croacia, y 83% en Eslovaquia y Francia.

Entre 2008 y 2012, los sobrediagnósticos en las mujeres afectarían a 390.000 en China, 140.000 en Corea del Sur, 120.000 en Estados Unidos, 31.000 en Italia y 25.000 en Francia.

Según el estudio, la incidencia del cáncer de tiroides siguió aumentando entre 1998-2002 a 2008-2012 en todos los países analizados, incluidos varios países de ingresos medianos en rápida transición socioeconómica.

Los resultados del estudio "implican fuertemente que la gran mayoría de los diagnósticos de cáncer de tiroides en el mundo se deben a un sobrediagnóstico", según el doctor Salvatore Vaccarella, del CIRC, quien lo dirigió.

El especialista destacó la urgencia de seguir de cerca la evolución mundial del sobrediagnóstico, visto su alcance, y "el impacto de las recientes directivas, que ahora recomiendan explícitamente no detectar el cáncer de tiroides en las personas sin síntomas".

En un estudio anterior, el CIRC estimó en más de medio millón las personas que habrían tenido un sobrediagnóstico de cáncer de tiroides entre 1988 y 2007 en 12 países ricos.