Saltar al contenido principal

Matrimonio igualitario entra en vigor en Costa Rica

Manifestación ante el Tribunal Supremo de Costa Rica para pedir la legalización del matrinominio entre personas del mismo sexo, el 4 de agosto de 2018 en San José
Manifestación ante el Tribunal Supremo de Costa Rica para pedir la legalización del matrinominio entre personas del mismo sexo, el 4 de agosto de 2018 en San José Ezequiel BECERRA AFP/Archivos

Este 26 de mayo comenzará a aplicarse el fallo de la Corte Suprema de Justicia que permite la unión entre personas del mismo sexo en este país latinoamericano. 

Anuncios

Las parejas homosexuales se podrán casar en Costa Rica a partir de este 26 de mayo. Todo se debe a que el fallo de 2018 de la Corte Suprema de Justicia comenzará a entrar en vigencia desde este martes. Así, este será el primer país de Centroamérica en permitir el matrimonio para las parejas del mismo sexo. 

La pandemia no permitirá hacer las marchas y las celebraciones públicas que planeaban las organizaciones que luchan por los derechos de la comunidad LGBTI. Pero el festejo no fue opacado, pues el colectivo Sí Acepto Costa Rica programó una transmisión por la televisión estatal y redes sociales a partir de las 21:00 de este lunes (hora local).

En lo que llaman la “conmemoración”, participarán desde la cantante Lila Downs hasta la expresidenta chilena Michelle Bachelet, hoy Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y, cuando ya sea martes, se transmitirá el primer matrimonio entre dos mujeres.

El camino y los traspiés de la aprobación del matrimonio igualitario

El colectivo Sí Acepto asegura en su cuenta de Twitter que llevan más de 40 años intentando que el matrimonio entre parejas homosexuales sea posible en Costa Rica, aunque los primeros pasos se concretaron desde el año 2000, cuando la Sala Constitucional de la Corte instó al Congreso a legislar sobre el tema, como explicó a AFP Luis Salazar, el comisionado presidencial para la población LGBTI.

A pesar de la decisión judicial, los legisladores se demoraron una década en presentar proyectos de ley al respecto y ninguno de ellos llegó a ser votado. “Hay falta de voluntad política, no ha habido un interés en tutelar los derechos de la población LGBTI”, sostuvo Salazar.

El giro llegó en enero de 2018, luego de que Costa Rica le solicitara su concepto sobre el tema a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y esta emitiera una opinión consultiva ratificando que las parejas homosexuales tienen los mismos derechos matrimoniales que las heterosexuales. 

En agosto del citado año, la Corte Suprema tomó el juicio de la CIDH para declarar inconstitucional la norma del Código de Familia que impedía el matrimonio entre personas del mismo sexo. Además, le puso un límite al Congreso: los legisladores ahora tenían solo año y medio para crear la nueva ley que garantizara los derechos de la comunidad LGBTI. Si evitaban la discusión, como ya lo habían hecho desde el 2000, el matrimonio igualitario entraría en vigencia automáticamente a partir del 26 de mayo de 2020. 

Luis Salazar: "El matrimonio igualitario va a implicar un cambio sociocultural para Costa Rica"

La presión al Legislativo en la última semana

En efecto, los diputados de la Asamblea Legislativa no concretaron la regulación y, contrario a ello, algunos legisladores conservadores le pidieron a la Corte Suprema que aplazara indefinidamente la entrada en vigencia del matrimonio entre parejas homosexuales argumentando que necesitaban más tiempo para debatir. 

Cuando ya faltaban cinco días para que entrara en vigencia la decisión de la Corte, se aceleró la presión para frenar estos matrimonios. Cinco organizaciones civiles le pidieron a Eduardo Cruickshank, presidente de la Asamblea y pastor evangélico, que presentara un conflicto de competencia entre la Rama Judicial y la Legislativa. En su concepto, la sentencia que pone un tiempo límite al Parlamento “transgrede de manera grosera, tanto sus propias competencias, como las que corresponden, por mandato constitucional, a la Asamblea Legislativa”.

Cruickshank acogió la propuesta y le preguntó al Departamento de Servicios Técnicos del Congreso si él podía representar a todos los diputados para presentar el conflicto entre los poderes judicial y legislativo, lo que le daría más tiempo para postergar, una vez, más el matrimonio igualitario. 

Pero la institución de la Asamblea le respondió este 25 de mayo que no hay ninguna ley que le permita tomar la vocería sin que así lo voten los diputados y que, además, no es procedente impugnar ante la Corte Suprema una decisión de la Rama Judicial. 

Con el último escollo legal superado, el matrimonio igualitario en Costa Rica será un hecho a partir de este martes. Gia Miranda, la directora ejecutiva de la campaña Sí Acepto Costa Rica, dijo a AFP que celebra este paso porque legalmente ya no serán “ciudadanos de segunda categoría” y todas familias tendrán la misma protección de la ley. 

Sin embargo, la activista reconoció que todavía queda mucho por hacer luego de que el matrimonio igualitario entre en vigencia. “Un cambio legal no implica que haya un cambio social, pero sí es un avance enorme, un hito maravilloso en la historia de Costa Rica”, indicó.

El censo de 2011 apuntó que en el país había por lo menos 1.140 familias homoparentales, que ahora se beneficiarán directamente de los cambios que tendrá Costa Rica pues sus hijos ya no estarán desprotegidos ante la ley, como concluyó Miranda.

Con AFP y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.