Volkswagen tendrá que indemnizar a propietarios por escándalo de manipulación de emisiones

Los jueces Stefanie Roloff, Vera von Pentz, Stephan Seiters (Presidente), Christiane Oehler y Oliver Klein (LR) llegan para el fallo en un caso de Volkswagen Diesel, en la Corte Federal de Justicia en Karlsruhe, Alemania, el 25 de mayo de 2020.
Los jueces Stefanie Roloff, Vera von Pentz, Stephan Seiters (Presidente), Christiane Oehler y Oliver Klein (LR) llegan para el fallo en un caso de Volkswagen Diesel, en la Corte Federal de Justicia en Karlsruhe, Alemania, el 25 de mayo de 2020. © Thorsten Gutschalk / Pool a través de REUTERS

El Tribunal Supremo de Alemania dictaminó que la compañía deberá indemnizar a un comprador afectado por el escándalo de la manipulación de emisiones contaminantes. Aunque se trata de una demanda individual, la sentencia sienta precedente al reconocer los derechos de los propietarios. 

Anuncios

Han pasado cinco años desde el inicio del escándalo del fabricante de automóviles Volkswagen por la manipulación de emisiones contaminantes y hoy el gigante automotriz recibió un nuevo golpe por cuenta del Supremo alemán, que reconoció que deberá pagar una compensación a los propietarios afectados con vehículos de motores diesel en el país europeo.

La sentencia reconoció el derecho de un comprador afectado, dueño de un vehículo VW Sharan 2.0 TDI match, equipado con un dispositivo de desconexión ilegal, quien ahora "puede exigir el reembolso del precio de compra abonado", aunque de la devolución se debe descontar "la ventaja de uso obtenida", lo que se medirá en los kilómetros recorridos, y el carro deberá ser puesto a disposición del fabricante.

El automóvil en cuestión fue comprado de segunda mano con 20.000 kilómetros en enero de 2014 y, por la falla, su conductor exigía la devolución integral del precio inicial del vehículo, es decir 31.490 euros, por un "daño moral deliberado".

Esta decisión a su favor podría influir en los casos todavía pendientes en Alemania, que son nada menos que unos 60.000. Y es que el tribunal concluyó que el demandante fue víctima de un "engaño intencional equivalente a un comportamiento inaceptable".

La empresa dice que no le corresponde pagar

El fabricante Volkswagen argumentó que el auto fue usado en todo momento, por lo que no corresponde pagar indemnización alguna; agregó que en 2017 realizó, gratuitamente, la actualización del software del aparato para subsanar cualquier posible daño.

En octubre de 2018, la diligencia estuvo en la Corte de Bad Kreuznach, donde fue rechazada, y después se revisó en Coblenza, en 2019, allí se dictaminó que  Volkswagen pagara 25.616,10 euros con intereses al propietario, pero ambas partes recurrieron.

Finalmente, en el alto tribunal quedó definido que el recurso del acusado "mayoritariamente no tuvo éxito" y, de esa forma, lo que fue una querella individual ahora se convierte en un precedente a pesar de que hace pocos meses la compañía ya había llegado a un acuerdo con 235.000 clientes -representados por la Asociación de Centrales de Consumidores- para indemnizarlos extrajudicialmente.

El monto total que se entregó fue de 750 millones de euros, cada persona recibió una suma de entre 1.350 euros y 6.250 euros, según el modelo.

El escándalo de 2015

En el año 2015 Volkswagen admitió que hizo trampa en las pruebas de emisiones en motores diesel, a la fecha, esa mentira le ha costado al gigante más de 30 mil millones de euros en multas y reparaciones de unidades, con mayor afectación en Estados Unidos, donde además las autoridades prohibieron los carros afectados.

Pese a ello, Europa mantuvo los vehículos en las carreteras, so pena de que la compañía actualizara su software de control del motor, y con una multa por fraude y por fallas administrativas.

El portavoz de Volkswagen dijo que, fuera de Alemania, aún están pendientes más de 100.000 reclamos por daños, 90.000 de ellos están en Reino Unido.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24