Saltar al contenido principal

¿Por qué la Policía de Brasil allanó la casa del gobernador de Río de Janeiro?

Esta es la residencia oficial del Palacio de Laranjeiras del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel. La Policía Federal de Brasil la allanó este 26 de mayo de 2020 por una investigación de una posible corrupción.
Esta es la residencia oficial del Palacio de Laranjeiras del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel. La Policía Federal de Brasil la allanó este 26 de mayo de 2020 por una investigación de una posible corrupción. © Pilar Olivares / Reuters

Los federales investigan a Wilson Witzel como parte de una pesquisa por posible desvío de dineros que deberían haber sido dedicados a la construcción de hospitales temporales para atender a pacientes de Covid-19. El gobernador se defendió, dijo estar "a disposición de la Justicia" y acusó al presidente Bolsonaro de intervenir en las pruebas de la investigación.

Anuncios

La Policía Federal de Brasil dijo que hizo 12 allanamientos este martes 26 de mayo. El más sonado fue el de la residencia oficial del Palacio de Laranjeiras donde vive el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y su casa personal en el barrio Grajaú. Este político está siendo investigado dentro de un caso de posible desvío de dinero público en la construcción de hospitales de campaña por la emergencia del nuevo coronavirus.

Las pruebas "apuntan a la existencia de un esquema de corrupción que involucra a una organización social contratada para la instalación de hospitales de campaña y funcionarios de la cúpula de la gestión del sistema de Salud del Estado de Río de Janeiro", expresó la Policía en un comunicado.

Agentes de la Policía Federal de Brasil cargan elementos incautados al gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, tras allanar su residencia, el 26 de mayo de 2020
Agentes de la Policía Federal de Brasil cargan elementos incautados al gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, tras allanar su residencia, el 26 de mayo de 2020 Fabio MOTTA AFP

Este mismo caso es el que produjo la captura a principios de mayo de Gabriel Neves, ex subsecretario de Salud del estado y quien estaría implicado en una compra fraudulenta de respiradores. 

Río de Janeiro ha estado en la mirada de los investigadores pues es el segundo estado con más casos confirmados de Covid-19 al tener 39.298 y 4.105 muertos, de los más de 374.000 diagnósticos positivos y 23.000 muertes que ha habido en todo el país, según el Ministerio de Salud. 

Esto hizo que las autoridades priorizaran a Río de Janeiro para la construcción de nueve hospitales de campaña. De ellos, tres ya fueron inaugurados, de los cuales dos fueron gestionados por iniciativa privada de acuerdo con la información del Gobierno. Y justo este proyecto es el que está bajo el escrutinio de la Policía Federal. 

Informe desde Río: ¿Por qué la Policía de Brasil allanó la casa del gobernador de Río de Janeiro?

Witzel se defiende y señala a Bolsonaro 

La historia política del gobernador de Río de Janeiro fue relativamente cercana a la del presidente Jair Bolsonaro, pero cada vez se distancian más y ahora Witzel lo acusa de estar detrás de su investigación por posible desvío de dineros. 

Witzel es un exjuez que se lanzó a la Gobernación de Río con un discurso de mano dura y promesas de luchar contra la corrupción. Dichos argumentos eran similares a los de la campaña de Jair Bolsonaro, uno de sus aliados políticos de ese entonces.

Witzel, que al inicio de su gestión en 2019 era un aliado del ultraderechista Bolsonaro, ordenó cerrar escuelas, comercios no esenciales, reducir la flota del transporte público y prohibió frecuentar lugares públicos como playas y puntos turísticos
Witzel, que al inicio de su gestión en 2019 era un aliado del ultraderechista Bolsonaro, ordenó cerrar escuelas, comercios no esenciales, reducir la flota del transporte público y prohibió frecuentar lugares públicos como playas y puntos turísticos MAURO PIMENTEL AFP/Archivos

Luego de ser elegido gobernador, Witzel ha enfrentado diferentes críticas y una de las más duras fue por poner francotiradores en las favelas en la ciudad de Río de Janeiro. El escándalo creció cuando Ágatha Félix, una niña de 8 años, murió tras recibir un disparo en su espalda mientras regresaba a su casa en septiembre de 2019.

Tiempo después, Witzel se comenzó a perfilar como uno de los posibles candidatos presidenciales para 2022, lo que comenzó a profundizar las diferencias con Bolsonaro por ser un posible contendor político. 

La relación entre ambos funcionarios se resquebrajó aún más por el manejo de la pandemia, pues Witzel defendía las medidas de aislamiento para su estado mientras el presidente impulsa continuar las actividades económicas. 

Ahora que el gobernador de Río es uno de los más grandes opositores de Bolsonaro, aquel acusó al presidente de intervenir en las pruebas de la investigación. Witzel se queja de que una diputada del partido oficialista se refirió en sus redes sociales a que habría más investigaciones contra otros gobernadores, lo que para él sugiere que hay filtraciones y una “construcción” de la narrativa falsa en su contra. 

Además, el gobernador niega que esté relacionado con el caso de corrupción. “No hay absolutamente ninguna participación o autoría de mi parte en ningún tipo de irregularidad”, afirmó Witzel en un comunicado y añadió que está “tranquilo” con lo que ocurre y que está “a disposición de la justicia”.

Por su parte, el presidente felicitó a la Policía por el allanamiento, al ser preguntado por los periodistas en Brasilia. Estos hechos ocurren pocas semanas después de que comenzara otro proceso judicial en contra de Bolsonaro luego de haber cambiado precisamente al jefe de la Policía Federal. Esto hizo que el entonces ministro de Justicia Sérgio Moro renunciara a su cargo y además sirviera como testigo en contra del presidente, a quien acusa de elegir a los directores de los uniformados para proteger a sus propios hijos de las investigaciones que estos enfrentan. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sale el pasado 22 de mayo de 2020 con tapabocas del Palacio da Alvorada (residencia presidencial), en Brasilia (Brasil).
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sale el pasado 22 de mayo de 2020 con tapabocas del Palacio da Alvorada (residencia presidencial), en Brasilia (Brasil). © Joédson Alves / EFE

Actualmente, el Tribunal Supremo del país investiga la posible interferencia política de Bolsonaro y hace menos de una semana publicó un video en el que el presidente se refiere a los cambios dentro de la Policía. "Intenté cambiar oficialmente a nuestra gente de seguridad en Río de Janeiro y no pude hacerlo. Eso terminó. No esperaré a que mi familia o mis amigos se jodan. Fin de la historia", dijo Bolsonaro en una reunión ministerial el 22 de abril. 

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.