OPS pide a los gobiernos de América Latina que no "flexibilicen las restricciones"

Trabajadores mueven un ataúd en el Hospital de Lima Este-Vitarte, en Lima (Perú) el 22 de mayo de 2020. La angustia y desesperación envuelven cada día de pandemia a los hospitales de Perú, el segundo país de Latinoamérica con más casos confirmados de Covid-19, donde las familias de los enfermos aguardan estoicamente noticias de sus parientes mientras ven desfilar ambulancias y coches fúnebres.
Trabajadores mueven un ataúd en el Hospital de Lima Este-Vitarte, en Lima (Perú) el 22 de mayo de 2020. La angustia y desesperación envuelven cada día de pandemia a los hospitales de Perú, el segundo país de Latinoamérica con más casos confirmados de Covid-19, donde las familias de los enfermos aguardan estoicamente noticias de sus parientes mientras ven desfilar ambulancias y coches fúnebres. © Juan Ponce Valenzuela / EFE

La Organización Panamericana de la Salud advierte que la región es el "epicentro" de la pandemia del Covid-19 y pide que se tomen medidas urgentes especialmente en Brasil, Perú, Chile, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Anuncios

Carissa Etienne es la directora del principal organismo de salud de América, una región que hoy es el epicentro global de la pandemia por Covid-19. Días después de que Brasil registrara su semana con más víctimas fatales, Etienne dijo categórica que no es hora de relajar las medidas para controlar la expansión del virus.

En una conferencia de prensa este 26 de mayo, la directora de la OPS dijo que América Latina ya supera a Estados Unidos y a Europa en número de contagiados (con 2,4 millones de positivos a la enfermedad y 143.000 muertos). 

Pero a la OPS le preocupa especialmente la situación de Brasil.

Según el Instituto Johns Hopkins, Brasil tiene más de 374.000 casos de Covid-19 y 23.473 víctimas fatales. Una situación agravada por las decisiones del presidente Jair Bolsonaro, que ha ido en contravía de las medidas de confinamiento ordenadas por los gobernadores de los estados federales y ha desestimado en numerosas ocasiones la letalidad del virus.

Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de contagios, detrás de Estados Unidos, y el pasado lunes su tasa de mortalidad fue la más alta del mundo. Un estudio de la Universidad de Washington estima que el número de muertos para agosto puede llegar a ser de 125.000.

Los aviones de pasajeros estacionados en una pista se ven durante una cuarentena general en medio de la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, en Santiago, Chile, 26 de mayo de 2020.
Los aviones de pasajeros estacionados en una pista se ven durante una cuarentena general en medio de la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, en Santiago, Chile, 26 de mayo de 2020. © Ivan Alvarado/Reuters

Y no es el único país en esta especie de lista negra de la OPS. La funcionaria advirtió además sobre la situación de Perú y Chile, países donde hay signos de "aceleramiento" del contagio.

Perú, que extendió la cuarentena nacional hasta finales de junio, tiene más de 123.000 casos con 3.629 muertes y Chile más de 77.000 contagiados con una cifra de víctimas fatales de 806.

"Este el momento de permanecer fuertes, de seguir vigilantes"

Algunos de estos países de atención y otros que reportan un menor número de casos empezaron a relajar las medidas de contención en alguna zonas a pesar de la reticencia de médicos y científicos. Es el caso de Colombia, que con poco más de 20.000 personas contagiadas y 750 muertos, ha ido abriendo los sectores económicos en las grandes ciudades.  

Ecuador, otro de los países que ha sufrido duramente la letalidad de la pandemia, anunció que abrirá sus aeropuertos de nuevo a partir del próximo 1 de junio, incluso vuelos internacionales regidos bajo unos protocolos especiales.

Para la directora de la OPS estas medidas de desconfinamiento puede ser prematuras: "Para la mayoría de los países de las Américas este no es el momento para flexibilizar las restricciones, ni reducir las estrategias preventivas: este el momento de permanecer fuertes, de seguir vigilantes y agresivamente implementar las medidas de salud pública comprobadas".

Carissa Etienne (I), directora de la OPS, y Ciro Ugarte (D), director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OPS, en rueda de prensa sobre el Covid-19 en la sede de la OPS en Washington, el 6 de marzo de 2020.
Carissa Etienne (I), directora de la OPS, y Ciro Ugarte (D), director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OPS, en rueda de prensa sobre el Covid-19 en la sede de la OPS en Washington, el 6 de marzo de 2020. © AFP/Archivos

Consciente del impacto de las cuarentenas en las economías de estos países, la OPS recomienda una combinación de medidas que van desde el distanciamiento social, el fortalecimiento del sistema de salud público y pruebas masivas de diagnóstico.

Etienne también advirtió que otro problema puede estar creciendo a la par con el Covid-19 y es el agravamiento de las enfermedades no transmisibles.

"Nunca hemos visto una relación tan nefasta entre una enfermedad infecciosa y las enfermedades no transmisibles", advirtió la funcionaria, recordando que el virus ha sido especialmente mortal en personas que sufren de hipertensión o enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes.

En China, según la OPS, un 28% de las personas con cáncer que adquirieron la enfermedad murieron. Un precedente preocupante para una región que tiene 1,2 millones de personas que viven con esa enfermedad.

Con EFE 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24