Reino Unido: dimite subsecretario de Estado para Escocia tras escándalo de asesor del Gobierno

Archivo: El primer ministro británico, Boris Johnson, acompañado por el subsecretario de Estado para Escocia, Douglas Ross, durante una visita de campaña a la Destilería Roseisle de Diageo, cerca de Elgin, Escocia, Reino Unido, el 7 de noviembre de 2019.
Archivo: El primer ministro británico, Boris Johnson, acompañado por el subsecretario de Estado para Escocia, Douglas Ross, durante una visita de campaña a la Destilería Roseisle de Diageo, cerca de Elgin, Escocia, Reino Unido, el 7 de noviembre de 2019. © Reuters

Douglas Ross, subsecretario de Estado para Escocia, dimitió este 26 de mayo como una forma de protesta luego de que Dominic Cummings, principal asesor del primer ministro Johnson, violara el confinamiento y se mantuviera en el cargo sin disculparse.

Anuncios

Uno de los hombres que ayudó a encaminar al Reino Unido en la etapa final del Brexit ha causado una de las peores polémicas en el Gobierno británico durante los últimos días.

Dominic Cummings violó las restricciones impuestas por el Gobierno en medio de los intentos por frenar el brote del Covid-19 al viajar 400 kilómetros al norte de Inglaterra, con su esposa enferma de coronavirus y su hijo a finales de marzo cuando la nación estaba bajo un estricto cierre.

La acción desató un escándalo y la furia de muchos en un país que, con 37.000 muertos, es el que más víctimas mortales registra en Europa por cuenta de la pandemia.

El lunes 25 de mayo, Cummings, autor de la campaña que ganó el referendo de separación entre Londres y Bruselas en 2016, se negó a abandonar su cargo, lo que despertó la indignación de Douglas Ross al punto que este último decidió renunciar a su puesto en el Ejecutivo.

Para Ross, las acciones de Cummings no deben estar justificadas debido a que "estas fueron decisiones, que muchos otros sintieron, pero para ellos no estuvo permitido".

"Tengo electores que no pudieron despedirse de sus seres queridos, familias que no pudieron llorar juntas, personas que no visitaron a familiares enfermos porque siguieron la guía del Gobierno. No puedo decirles de buena fe que todos actuaron mal y que un asesor principal del gobierno tenía razón", expresó Ross.

Un portavoz de Downing Street dijo que "el primer ministro desea agradecer a Douglas Ross por su servicio al Gobierno y lamenta su decisión de retirarse como subsecretario de Estado parlamentario para Escocia".

Boris Johnson defiende a Cummings porque "siguió sus instintos como padre"

El escándalo se profundizó desde el domingo pasado cuando el primer ministro británico, Boris Johnson, defendió a su asesor estrella y afirmó que lo mantendría en el cargo.

La respuesta de Johnson se dio una hora después de que Cummings justificara su acción en una rueda de prensa. Darle la oportunidad a su hombre de confianza de defenderse frente a los medios de comunicación en el jardín de Downing Street fue una señal clara de que Johnson no estaba preparado para sucumbir a los llamados para despedir al servidor que impulsó una de sus más grandes victorias políticas: concretar el Brexit.

Dominic Cummings, asesor especial del primer ministro británico, Boris Johnson, durante una rueda de prensa en 10 Downing Street, luego del escándalo por violar el confinamiento, en medio de la pandemia del covid-19. En Londres, Reino Unido, el 25 de mayo de 2020.
Dominic Cummings, asesor especial del primer ministro británico, Boris Johnson, durante una rueda de prensa en 10 Downing Street, luego del escándalo por violar el confinamiento, en medio de la pandemia del covid-19. En Londres, Reino Unido, el 25 de mayo de 2020. © Reuters

Cummings explicó que rompió el confinamiento porque ante el contagio de su esposa, periodista del semanario 'The Spectator', necesitaron conducir junto a su hijo para aislarse en una vivienda cercana a la de sus padres, en una finca en la localidad de Durham. El funcionario señaló que el propósito fue que sus sobrinas pudieran atender al pequeño. "Las reglas establecen claramente que, cuando se trata de niños pequeños, estamos hablando de circunstancias excepcionales, y creo que mi caso era una circunstancia excepcional", aseveró.

Para el premier británico, Cummings siguió sus instintos como padre y actuó de manera justificada. Sin embargo, está claro que sus razones no han convencido a todos, pues además de Ross varios legisladores conservadores exigieron su despido después de recibir mensajes de electores enojados.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24