Oposición se encamina a ganar elecciones legislativas de Surinam

Anuncios

Paramaribo (Surinam) (AFP)

La principal fuerza de oposición en Surinam, el Partido de la Reforma Progresista (VHP, )se encamina a ganar las elecciones legislativas celebradas el lunes, de acuerdo con resultados preliminares divulgados este miércoles.

El VHP liderado por Chandrikapersad Santokhi obtenía 20 bancas en la Asamblea Nacional de 51 miembros, según los datos divulgados por el Ministerio del Interior, con más de 80% de los votos escrutados.

De su lado, el Partido Nacional Democrático (NDP), del actual presidente Desi Bouterse, obtendría 16 escaños, un fuerte descenso tras ostentar una mayoría de 26 bancas en el Parlamento saliente.

El conteo seguía en proceso en este pequeño país sudamericano, una excolonia holandesa de 600.000 habitantes.

Opositores y organizaciones civiles habían planteado preocupación por irregularidades durante la elección, y el conteo fue suspendido dos veces.

Pero la misión de observación de la Comunidad del Caribe (Caricom) negó haber detectado irregularidades.

"No hemos detectado evidencias de actos fraudulentos, pero hemos visto que las elecciones estuvieron bien organizadas y fueron transparentes", dijo Dora James, cabeza de la misión.

Los partidos opositores, que acusan al gobierno de Bouterse de varios escándalos de corrupción y de mala gestión económica, han descartado previamente formar coalición con el NDP.

En el sistema político de Surinam el presidente es elegido por la Asamblea Nacional con dos tercios de los votos.

El nuevo presidente debe asumir antes del 13 de agosto.

Estos resultados pondrían fin al prolongado gobierno de Bouterse, quien en noviembre pasado fue condenado a 20 años de prisión por la ejecución de 15 opositores en 1982 cuando encabezaba una dictadura militar, en un incidente conocido como los "asesinatos de diciembre".

Bouterse, cuyo partido ha gobernado por una decada, apeló el fallo y su caso fue pospuesto hasta junio debido a la pandemia de coronavirus. En 1999 ya había sido condenado en ausencia a 11 años de cárcel por una corte holandesa por tráfico de cocaína, algo que él niega.

De 74 años, este oficial militar retirado ha sido figura en la historia reciente de Surinam. Tras su gobierno de facto entre 1980-1987, volvió a tomar el poder brevemente en 1990 tras un incruento golpe.

Tras permanecer alejado del poder por más de una década, Bouterse lo retomó en 2010 tras ser elegido presidente y triunfar nuevamente en 2015, lo que le dio protección contra una orden de arresto de Interpol.

Chandrikapersad Santokhi, que había perdido los comicios de 2010 y 2015 ante Bouterse, es un exministro de Justicia y comisionado de policía que investigó los "asesinatos de diciembre".