Kuwait Airways despide a 1.500 empleados extranjeros por crisis de coronavirus

Anuncios

Kuwait (AFP)

La compañía aérea de Kuwait, Kuwait Airways, anunció el jueves el despido de unos 1.500 empleados expatriados, es decir, el 25% de sus trabajadores extranjeros, a causa de "dificultades importantes" provocadas por la pandemia de coronavirus.

La decisión se enmarca en un "plan global" para hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, insistió la aerolínea del rico país del Golfo, que emplea a cerca de 7.000 personas, incluyendo a una gran mayoría de extranjeros.

"Frente a la crisis del coronavirus y a su impacto negativo en las operaciones comerciales [...] Kuwait Airways anuncia el despido de unos 1.500 empleados no kuwaitíes", declaró la compañía en Twitter, alegando "dificultades importantes".

Kuwait, como otros Estados del Golfo ricos en petróleo, se vio fuertemente afectado por la caída de los ingresos petroleros y la desaceleración de la economía provocada por la pandemia y las estrictas medidas de confinamiento que esta acarreó en multitud de países.

Kuwait Airways, que cuenta con una flota de 30 aviones, tuvo que interrumpir sus vuelos, como casi todas las compañías aéreas de Oriente Medio, a causa de esos cierres masivos.

Sin embargo, la empresa efectuó más de 200 vuelos a finales de abril y principios de mayo para repatriar a alrededor de 30.000 ciudadanos kuwaitíes que estaban varados en el extranjero.

Las pérdidas de la compañía son sufragadas por el gobierno, que todavía no anunció ninguna compensación especial.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) estimó el mes pasado que las compañías aéreas ingresarán 24.500 millones de dólares menos en 2020 y que el cierre del espacio aéreo pone en riesgo a cerca de 1,2 millones de empleos en Oriente Medio y África del Norte.

En Kuwait, varias empresas privadas despidieron a cientos de trabajadores pero la compañía aérea es la primera estructura pública que toma una medida de ese tipo.

El ayuntamiento de Kuwait anunció el despido de al menos la mitad de sus 900 empleados expatriados.

En Kuwait viven y trabajan unos 3,4 millones de extranjeros, lo que representa el 70% de su población.