Saltar al contenido principal

Región boliviana azotada por Covid-19 acude a la justicia para inaugurar hospital

2 min
Anuncios

La Paz (AFP)

La gobernación de Santa Cruz de la Sierra, la región boliviana más azotada por el coronavirus, acudirá a la justicia para abrir un nuevo hospital público que carece de permiso para funcionar aparentemente por razones administrativas y políticas.

"¡No se puede esperar más! Hoy presentamos una acción popular para que el hospital de Montero se abra sí o sí", escribió el gobernador Rubén Costas en Twitter y afirmó que el nosocomio "tiene todas las condiciones" para recibir pacientes.

La apertura del moderno hospital, equipado con 12 respiradores e infraestructura para atender unos 200 pacientes en esta emergencia, tropieza con diversos problemas, en un país polarizado políticamente.

La entrega del hospital estaba programada para noviembre próximo, según el contrato de construcción, pero el gobernador quiere acelerar la puesta en marcha por la pandemia.

El alcalde de Montero, el independiente Miguel Hurtado, dijo al diario Página Siete que la inauguración de la obra fue suspendida tres veces porque "aún se pintaba el hospital con un color verde lechuga (símbolo del partido de la presidenta interina Jeanine Áñez), pero antes ya estaba pintado con un tono azul (del partido del exmandatario Evo Morales, 2006-2019)".

Unas fotografías publicadas por la Alcaldía de Montero muestran que el nosocomio, que comenzó a ser construido hace dos años, está siendo pintado con los colores del partido de la mandataria interina, quien además es candidata para las nuevas elecciones generales, cuya fecha todavía no ha sido definida.

Mientras, Santa Cruz suma 5.366 infectados con covid-19, el grueso de los 7.768 a nivel nacional. Montero, ciudad vecina de Santa Cruz, capital del departamento del mismo nombre, alberga a buena parte de esos casos.

La presidenta Áñez, del partido Juntos que lidera el gobernador Costas, dijo este jueves que pidió al parlamento que "nos permita tomar y ocupar de inmediato el hospital de tercer nivel de Montero", sin precisar cuál es el impedimento.

Según el contrato, citado por la agencia oficial de noticias ABI, "las áreas no contempladas en el proceso de entrega parcial quedan aún bajo custodia y responsabilidad de la empresa Makiber, la cual debe continuar con la ejecución de la obra hasta el cumplimiento de la fase de puesta en marcha", que es el 20 de noviembre próximo.

Para cambiar estas condiciones se debe firmar una adenda al contrato original, según ABI.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.