En "defensa de la libertad de expresión", Trump firmó la orden que regula las redes sociales

El presidente Donald Trump desencadenó su ira contra la plataforma Twitter luego de que esta contradijera información publicada en sus tweets.
El presidente Donald Trump desencadenó su ira contra la plataforma Twitter luego de que esta contradijera información publicada en sus tweets. © France 24

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para retirar a las redes sociales la responsabilidad de regular el contenido que publican sus usuarios, después de atacar a Twitter por etiquetar algunos de sus tweets como "potencialmente engañosos".

Anuncios

Donald Trump desató su furia contra las redes sociales y cumple así una amenaza que hizo horas antes. En la tarde de este jueves 28 de mayo, el mandatario estadounidense firmó una orden ejecutiva, según sus palabras, para "luchar contra la censura en Internet de corporaciones tecnológicas, incluidas las plataformas de redes sociales".

Según lo anunciado por el jefe de Estado, se trata de "eliminar o cambiar"  la 'sección 230', de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, para que las compañías de redes sociales no disfruten de una "inmunidad legal", que las protege y les da responsabilidad sobre el contenido que publican los usuarios en sus plataformas.

El descontento del mandatario estadounidense, conocido por el constante uso de su cuenta de Twitter para todo tipo de fines oficiales, se desató luego de que Twitter decidiera comenzar a etiquetar algunos de sus mensajes con una advertencia en color azul y un signo de exclamación, al final de sus posts, y que incluye enlaces a otros artículos que explican por qué las acusaciones del jefe de Estado pueden ser falsas.

Captura de pantalla de un tweet de la cuenta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, marcado con una etiqueta azul por parte de la red social Twitter, que advierte sobre una posible información engañosa.
Captura de pantalla de un tweet de la cuenta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, marcado con una etiqueta azul por parte de la red social Twitter, que advierte sobre una posible información engañosa. © Twitter/Donald Trump

Pero la decisión de Twitter no está dirigida exclusivamente hacia el mandatario. El pasado febrero, la red del pajarito azul introdujo la herramienta de verificación para advertir sobre contenidos manipulados. Luego, el pasado 12 de mayo, anunció que ampliaba su etiqueta para cualquier usuario, en caso de sospecha de que sus mensajes divulgados sean “potencialmente dañiños o engañosos”, en un intento por minimizar el impacto de las llamadas “fake news”, de las que él mismo mandatario ha criticado, pero en las que él también incurriría.

Esa movida provocó una voz de protesta del líder de la Casa Blanca, quien señaló que la plataforma no debería poder elegir de forma selectiva sobre qué declaraciones está comprobando hechos. Para Trump es una medida sin precedentes y Twitter estaría tomando “decisiones editoriales”.

Trump ha acusado a las redes sociales de censurar el discurso conservador

Desde la Oficina Oval, el magnate dijo que su Administración se encargará de que el dinero de los contribuyentes no se dirija a los gigantes de las redes sociales que "reprimen injustamente la libertad de expresión". En varias ocasiones, Trump ha acusado a las redes sociales, en particular a Twitter, de censurar el discurso de la derecha en su país.

El líder republicano anunció que busca "proteger y defender la libertad de expresión y los derechos del pueblo estadounidense" y señaló que dio instrucciones al fiscal de abordar dicha legislación para regular a empresas como Twitter o Facebook, que hasta el momento no se han pronunciado al respecto.

¿Qué efectos tendría el decreto de Trump?

Aunque con esta orden, Trump busca reducir las protecciones con las que actualmente cuentan las compañías de tecnología, para velar por la veracidad del contenido publicado por sus usuarios, expertos legales citados por la prensa estadounidense señalan que este decreto presidencial es inestable y potencialmente inconstitucional.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 28 de mayo de 2020.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 28 de mayo de 2020. © Reuters/Jonathan Ernst

Explican que con la orden ejecutiva Trump pretende pasar por encima del Congreso y evitar que esto sea discutido en los tribunales para contemplar democráticamente si debe o no haber una comprensión distinta de la Ley de Decencia de Comunicaciones.

Por estas razones, indican serias dudas de que la decisión del mandatario pueda sobrevivir al escrutinio judicial. Y es que esta no sería la primera vez que un juez bloquee alguna decisión del mandatario tras una evaluación judicial, como ya ha ocurrido con temas como las restricciones a solicitudes de asilo o los vetos de viajes para determinados países.

Sin embargo, en este caso hay algunas disposiciones que sí pueden depender de manera más directa del presidente como ordenar a las agencias federales que no inviertan dinero en publicidad en las redes sociales. Además, ya anunció que se encargará de que dinero por pago de impuestos no vaya a las finanzas de los gigantes de las redes sociales.

También hay quienes señalan que la orden ejecutiva emitida este jueves podría terminar siendo contraproducente para Trump, pues en caso de que lograra bloquear las advertencias sobre el contenido de un mensaje, los gigantes de tecnología, podrían verse obligados a sencillamente eliminar publicaciones catalogadas como falsas o difamatorias

Con Reuters y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24