Las protestas por la violenta muerte de George Floyd se extienden por Estados Unidos

Imagen de un comercio en llamas después de la cuarta noche de protestas en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos), tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd.
Imagen de un comercio en llamas después de la cuarta noche de protestas en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos), tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd. © Lucas Jackson / Reuters

Ni el toque de queda decretado en Minneapolis, Minnesota, consiguió aplacar la ira de los manfiestantes, que, por cuarta noche, siguen mostrando su malestar por la muerte, tras un arresto violento, del ciudadano afroamericano George Floyd. Lejos de terminar saqueos e incendios con la presencia de la Guardia Nacional, las protestas se han extendido por diferentes ciudades de todo el país.

Anuncios

"Son más que nosotros", aseguraba el gobernador demócrata, Tim Walz, en una rueda de prensa de madrugada desde Minneapolis, Minnesota. El dirigente pensaba que el toque de queda decretado para el fin de semana sería capaz de aplacar a los manifestantes. Sin embargo, al contrario, las protestas han crecido y el toque de queda ha sido ingorado, mientras siguen ardiendo edificios y las barricadas se levantan como protección contra la respuesta policial.

La violencia e ira ha llegado a tal punto en Minneapolis, que muchos propietarios de comercios han tenido que poner en la puerta de sus locales un cartel que reza "propietario negro", para evitar que los manifestantes vuelquen su malestar en sus inmuebles comerciales.

En las televisiones estadounidenses se repiten constantemente las imágenes desde un helicóptero que muestra como arde la ciudad, a pesar de que el Estado de Minnesota ha destinado el mayor contingente policial y militar de su historia... De momento sin éxito, a la hora de conseguir frenar la escalada de violencia.

Imagen de un comercio en llamas después de la cuarta noche de protestas en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos), tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd.
Imagen de un comercio en llamas después de la cuarta noche de protestas en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos), tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd. © Lucas Jackson / Reuters

Detroit, Atlanta, Washington D.C., Nueva York... Las protestas se extienden por todo el país

Igual que el fuego en las calles de Minneapolis, la ira se extiende y crece por diferentes estados del país. Unas protestas que están teniendo consecuencias fatales, como en Detroit, donde un joven de 19 años murió tiroteado en plenas protestas, después de que un individuo, que aún no ha sido identificado, desde un coche, disparase a la multitud.

En Atlanta fue uno de los lugares donde más creció la violencia de los manifestantes, que apedrearon y trataron de incendiar una sede de la cadena de televisión de la CNN, al grito de que "la vida de los negros sí importa". Estos actos despertaron el liderazgo de la alcaldesa afroamericana de la ciudad, Keisha Lance, que en un discurso histórico pidió a los manifestantes que si quieren un cambio vayan a votar. “Una protesta tiene un propósito. Cuando el Dr. King fue asesinado, no le hicimos esto a nuestra ciudad”.

Las protestas llegaron hasta Atlanta, donde la multitud mostró su malestar contra las instalaciones de la cadena de televisión CNN.
Las protestas llegaron hasta Atlanta, donde la multitud mostró su malestar contra las instalaciones de la cadena de televisión CNN. © Dustin Chambers / Reuters

La tensión llegó hasta la Casa Blanca, donde hubo una concentración que terminó con enfrentamientos contra la policía y los servicios secretos, en las que los manfiestantes llegaron a tumbar el cerco de seguridad diseñado para aplacar su malestar.

También en Nueva York, principalmente en Brooklyn y Manhattan, hubo protestas, con cortes de calles y enfrentamientos con la policía, en las que se repetían unas consignas que se están extendiendo por todo el pais, reivindicando al mismo tiempo, justicia por la muerte después de un violento arresto de George Floyd, así como por la coyuntura habitual en la sociedad estadounidense de violencia y discirminación policial hacia el colectivo afroamericano.

Trump trata de sacar rédito electoral de los sucesos de Minneapolis

En este contexto, el presidente Donald Trump, quiso desentenderse de las protestas del colectivo afroamericano, localizando el problema a Minneapolis y acusando a los demócratas de ser los responsables de la ira de las protestas que están repitiéndose en las últimas noches en Minnesota. "Un tiempo de cambio", escribió en un tuit que citaba a una cuenta de apoyo al presidente, la cual responsalizaba de las protestas a la mayoría demócrata que domina en el Estado más afectado por las protestas por la muerte de George Floyd.

Unos actos que suceden en plena pandemia mundial, mientras se siguen conociendo nuevos detalles de la muerte de George Floyd. El policía Derek Chauvin, detenido y acusado de homicidio en tercer grado, inmovilizó, mediante pierna en el cuello, a George Floyd, durante casi 9 minutos, de los cuáles, en dos de ellos, el ciudadano afroamericano yacía prácticamente inerte.

También se supo que no era la primera vez que víctima y verdugo se encontraban sino que habían sido compañeros de trabajo, un año antes, como personal de seguridad del Nuevo Rodeo, un club de música latina.

France 24 con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24