Reporteros

Burkina Faso: entre la amenaza del terrorismo y el Covid-19

© France 24

Burkina Faso, en África occidental, es el eslabón más débil en la lucha contra los grupos armados que operan en la región del Sahel. El desplazamiento de las personas, que huyen de la violencia, ha generado preocupación por el posible desarrollo de una crisis humanitaria sin precedentes en un momento en el que el brote de Covid-19 comienza a extenderse. 

Anuncios

El Ejército burkinés ha recibido respaldo de soldados franceses de la fuerza Barkhane, los cuales han llevado a cabo diversas operaciones sin alcanzar una victoria decisiva ante el autodenominado Estado Islámico y otros grupos armados que han jurado lealtad a Al Qaeda y operan en la región. 

La ciudad de Dori, en el noreste del país y cerca de la frontera con Níger, nunca antes había estado bajo tanta presión. Allí suelen llegar personas desplazadas de otras zonas afectadas por la violencia. 

Al menos 850.000 personas han sido desplazadas en lo corrido de 2020 de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), una cifra diez veces mayor que la registrada hace un año.

La población de Dori les muestra una hospitalidad incondicional. Pero los niños y jóvenes son los más afectados debido a los ataques a las escuelas y a sus profesores. Los grupos armados apuntan especialmente a lugares francoparlantes, acusados de propagar la cultura occidental. 

Por esto, los alumnos reciben entrenamiento y practican ejercicios de cómo reaccionar en caso de un ataque.

“Alrededor de la aldea de Dori, las escuelas están cerrando. Si uno no se va, vienen y lo matan, así que se ven obligados a irse, los profesores se ven obligados a trasladarse. Me siento muy frustrado, porque no entienden la religión, no es así, el Islam no es así" dijo el director de una escuela que prefirió mantenerse en el anonimato. 

Ousmane Amirou Dicko, es el emir de Liptako. A pesar de que su poder es simbólico le habla con franqueza al Gobierno. Es él quien ha mostrado mayor preocupación por el accionar de los grupos terroristas en Dori. “Cada vez más, la amenaza se acerca a Dori. Cuidado con perder el Sahel, si Burkina pierde el Sahel, África perderá a Burkina Faso". 

En medio del conflicto, Burkina Faso ahora enfrenta otro enemigo, el Covid-19. Una situación que ha encendido las alarmas, ya que podría socavar los esfuerzos en la guerra contra el terrorismo y profundizar los problemas económicos cuando el país ya espera una caída de 4% en su PIB para el año 2020.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24