Saltar al contenido principal

El deporte se une contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos

4 min
Anuncios

Los Angeles (AFP)

Desde Michael Jordan a LeBron James, tenistas de la talla de Serena Williams y hasta futbolistas de la Bundesliga, se unieron al coro de voces que se manifiestan contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos, que desembocaron en disturbios tras cinco noches consecutivas de protestas en este país.

Michael Jordan, que ganó seis campeonatos de la NBA en la década de 1990, emitió un comunicado el domingo en apoyo de los manifestantes.

"Estoy con los que están denunciando el racismo y la violencia arraigados hacia las personas de color en nuestro país", dijo Jordan, ahora propietario de los Charlotte Hornets de la NBA. "Ya hemos tenido suficiente".

La rabia desatada en Estados Unidos tras la muerte el lunes en Minneapolis de un hombre negro de 46 años, George Floyd, a manos de un policía blanco, provocó disturbios acompañados de saqueos e incendios provocados en esta ciudad del norte del país.

El entrenador de Los Angeles Clippers, Doc Rivers, él mismo hijo de un policía, dijo que a medida que aumentaban las protestas era imperativo mantener la muerte de Floyd a la vanguardia.

"La respuesta que estamos viendo en todo el país, al asesinato de George Floyd, está en proceso", dijo Rivers. "Hemos permitido que pasen demasiadas tragedias en vano. Este no es un problema afroamericano. Es un problema humano".

LeBron James había sido de los primeros en reaccionar contra el asesinato de Floyd.

El astro de los Lakers publicó en Instagram la imagen del policía con su rodilla sobre el cuello de un esposado Floyd junto a otra fotografía de la exfigura del football americano Colin Kaepernick arrodillado durante la interpretación del himno nacional estadounidense antes de un juego.

- "Esto... es el por qué" -

Por esta acción, en la que Kaepernick protestaba contra la brutalidad policial y la injusticia racial en 2016, el mariscal de campo fue condenado al ostracismo en la NFL y no ha podido jugar un solo partido en cuatro años.

"Esto... es el por qué", escribió LeBron James subrayando el contraste entre las dos fotografías. "¿Lo entiendes AHORA o todavía está confuso para ti?".

También desde el mundo del tenis hubor reacciones.

Serena Williams, 23 veces campeona de torneos de Gran Slam, escribió que no podía "encontrar las palabras para decir o expresar lo triste" que se siente, en una publicación de Instagram.

El mensaje vino acompañado del video de una joven afroamericana, abrumada por la emoción durante una intervención en público. Tras luchar con sus emociones, la chica logra decir: "Somos personas negras, y no deberíamos tener que sentirnos así".

La ascendente estrella de tenis estadounidense Coco Gauff, afroamericana de 16 años, tenía una simple pregunta en una publicación de Instagram que mostraba los rostros de estadounidenses negros que murieron en los últimos años a manos de las autoridades o ciudadanos blancos.

- También en la Bundesliga -

Varios jugadores de la Bundesliga rindieron homenaje este fin de semana a George Floyd.

El gesto más espectacular lo protagonizó el joven delantero francés del Borussia Mönchengladbach Marcus Thuram, que celebró uno de los goles de la victoria 4-1 de su equipo frente al Unión Berlín poniendo una rodilla en tierra, con la cabeza gacha.

Justo después del partido, el 'Gladbach' publicó en Twitter la foto de su joven jugador, de 22 años, con la leyenda en inglés: "No explanation needed" ("No se necesitan explicaciones").

Thuram es hijo del legendario lateral Lilian Thuram, campeón del mundo con los Bleus en 1998 y que se ha convertido en un portavoz en contra del racismo.

Después, fue la joven estrella inglesa del Borussia Dortmund Jadon Sancho el que, tras marcar el primero de sus tres goles en la victoria 6-1 frente al Paderborn, se quitó la camiseta para mostrar otra con el mensaje "Justice for George Floyd".

"Encantado con el primer hat trick de mi carrera, un momento personal agridulce porque hay cosas más importantes que están ocurriendo en el mundo hoy que tenemos que abordar y ayudar para que cambien", escribió el inglés en Instagram.

El árbitro mostró una tarjeta amarilla al internacional inglés por haberse quitado la camiseta, en conformidad con el reglamento.

Su compañero marroquí Achraf Hakimi hizo lo mismo tras marcar su gol.

El sábado, fue el joven centrocampista estadounidense del Schalke Weston McKennie el que inició los homenajes al lucir un brazalete con el mensaje 'Justice for George'.

"Poder utilizar este escaparate para llamar la atención sobre un problema que dura desde hace mucho tiempo, ¡sienta muy bien!", tuiteó McKennie. "Defendemos lo que creemos y creo que es hora de que se nos escuche", añadió en otro mensaje.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.