Historia

La captura que reavivó el dolor por el genocidio de Ruanda

© France 24

Félicien Kabuga, el hombre más buscado en Ruanda, sospechoso de haber financiado el genocidio de 1994 en el que murieron 800.000 personas, fue capturado en un suburbio de París a mediados de mayo. Su arresto avivó el sentimiento de miles de víctimas que aún no han llegado a perdonar, ni a ser reparados por la masacre. 

Anuncios

Uno de los genocidios más impactantes del siglo XX fue el de Ruanda. Este país africano sufrió el asesinato de alrededor de 800.000 personas en un período de 100 días por un conflicto entre etnias. 

Estalló en abril de 1994 con el asesinato del presidente Juvenal Habyarimana y fue el momento de clímax que exacerbó un odio de décadas.

Ahora la historia cuenta un nuevo capítulo: el arresto de uno de los últimos sospechosos importantes de haber financiado el genocidio, luego de su captura en un suburbio de París a mediados de mayo.

Se trata de Félicien Kabuga, uno de los hombres más ricos de Ruanda y que vivía con una identidad falsa en Francia. Ahora se encuentra en instancias judiciales, a sus 85 años, para responder por lo que se le acusa. 

El presunto financiador del genocidio ruandés Félicien Kabuga fue arrestado cerca de París el 16 de mayo de 2020.
El presunto financiador del genocidio ruandés Félicien Kabuga fue arrestado cerca de París el 16 de mayo de 2020. © Simon Wolfhart, AFP

En su contra está el haber financiado a los hutus radicales para llevar a cabo masacres contra los tutsis y también contra los hutus moderados. Se dice que armó a los hutus con metralletas pero también con machetes, para que de una forma barbárica aniquilaran a cerca de un millón de compatriotas. 

El arresto de Kabuga marca el final de una persecución de más de dos décadas detrás de las cabezas criminales del genocidio de Ruanda.

Entre tanto, el pueblo tutsi, el de las montañas, el de las colinas, en donde poseer una vaca es sinónimo de respeto y progreso, aún aguarda por el perdón de los hutus, la única manera de pavimentar un camino hacia la reconciliación. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24