Saltar al contenido principal

Lufthansa acepta plan de rescate con el que el Gobierno alemán pasaría a ser el principal accionista

Aviones de la aerolínea alemana Lufthansa estacionados en el aeropuerto de Berlín-Schoenefeld, en Berlín, Alemania, el 26 de mayo de 2020.
Aviones de la aerolínea alemana Lufthansa estacionados en el aeropuerto de Berlín-Schoenefeld, en Berlín, Alemania, el 26 de mayo de 2020. © Reuters/Fabrizio Bensch

El Consejo de Vigilancia de Lufthansa aceptó el plan de rescate económico de Berlín por 9.000 millones de euros, alcanzado entre Alemania y la Comisión Europea, después de rehusarse a hacerlo porque perdería derechos de despeje y aterrizaje.

Anuncios

Ante la fuerte crisis económica que la pandemia por la propagación del Covid-19 deja a la empresa privada, la aerolínea alemana Lufthansa parece rendirse frente al Gobierno alemán como única opción para salvar la compañía.

Este 1 de junio, el Consejo de Vigilancia de la empresa confirmó que aceptó el plan con el que Alemania pasará a ser el principal accionista, con el 20%, aunque, según las reglas, es un porcentaje con el que Berlín no intervendría en las decisiones de la aerolínea.

"Tras intensas discusiones, hemos decidido aprobar la propuesta que nos presentó el Consejo de Administración. Recomendamos a nuestros accionistas que sigan el mismo camino", aseguró el presidente del Consejo, Karl-Ludwig Kley, en un comunicado.

Archivo-Aviones de la compañía Lufthansa permanecen estacionados en una pista cerrada del aeropuerto de Fráncfort, el 23 de marzo de 2020 en la ciudad alemana
Archivo-Aviones de la compañía Lufthansa permanecen estacionados en una pista cerrada del aeropuerto de Fráncfort, el 23 de marzo de 2020 en la ciudad alemana Arne Dedert Pool/AFP/Archivos

De esta manera, dicho Consejo aprueba las estrictas condiciones fijadas entre el Gobierno alemán y la Comisión Europea. El punto más controvertido es que, a cambio, la CE pide a Lufthansa que ceda franjas horarias de despegue y aterrizaje, conocidas como slots o que reduzca el número de aviones con base en Alemania, según detalles del acuerdo divulgados por la prensa local.

Fue justamente esta razón por la que el 27 de mayo el Consejo de Vigilancia había afirmado que no aceptaría el acuerdo, ya que las condiciones dictadas “llevarían a un debilitamiento de la posición de Lufthansa en sus aeropuertos principales, en Fráncfort y Múnich", al ceder parte de sus franjas horarias a sus competidores en estas terminales aéreas y, por ello, debía “ser analizada intensamente".

Un análisis del que este lunes conocemos la respuesta y que no le ha dejado al grupo otra salida. La paralización de viajes casi por completo desde que inició la pandemia generó millonarias pérdidas que obliga al grupo aéreo a ceder derechos a autoridades gubernamentales, para pedir el rescate por 9.000 millones de euros, es decir, cerca de 9.800 millones de dólares.

A la espera de la aprobación total de los accionistas

El siguiente paso es que este plan sea avalado por todos los accionistas de la empresa, que tienen previsto discutir el tema en una reunión extraordinaria y virtual el 25 de junio. También espera la autorización formal por parte de Bruselas.

Margrethe Vestager, vicepresidente de la Comisión Europea, dijo que, con sus condiciones, la institución no buscaba “crear obstáculos extras” para Lufthansa, sino que este tipo de acciones requieren reglas para mantener un “campo de juego nivelado” y que se aplican para todas las compañías que obtengan más de 250 millones de euros en capital de rescate.

Tras los cierres de los aeropuertos y la prohibición de viajes desde marzo, el director ejecutivo de la aerolínea, Carsten Spohr, les aseguró a sus empleados el 24 de abril que la compañía estaba perdiendo un millón de euros por hora.

Con AP y AFP

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.