Médicos en Nicaragua alertan de "colapso" en el sistema de salud y convocan a cuarentena

Una ambulancia ingresa al Hospital Alemán-Nicaragüense, en Managua, donde se atiende a pacientes con Covid-19, el 1 de junio de 2020.
Una ambulancia ingresa al Hospital Alemán-Nicaragüense, en Managua, donde se atiende a pacientes con Covid-19, el 1 de junio de 2020. © AFP

La cifra oficial de contagios en Nicaragua por Covid-19 registra un nuevo repunte esta semana, pasando de 759 casos a 1.118 confirmados, con un aumento de 359 casos desde el último reporte del 26 de mayo, así como un nuevo saldo de 46 muertes por el virus que según 34 asociaciones médicas ha generado un "colapso" del sistema de salud.

Anuncios

En un comunicado en conjunto emitido este 1 de junio, las asociaciones médicas alertaron que el virus en Nicaragua se encuentra en una etapa de “expansión acelerada” y “transmisión comunitaria” y convocaron a los ciudadanos a realizar una Cuarentena Nacional de forma voluntaria ante la falta de medidas del Gobierno central.   

"Con la autoridad moral, académica y laboral que como médicos nos confiere el hecho de estar en la primera línea de atención en esta dramática crisis sanitaria, las Asociaciones Médicas de Nicaragua llamamos al pueblo a iniciar con urgencia una cuarentena nacional de forma voluntaria, que ayude a reducir el impacto de esta enfermedad con la reducción del contagio, transmisión y muertes entre la población", dice el comunicado. 

Desde el 18 de marzo que se anunció el primer caso positivo, las cifras oficiales fueron muy conservadoras hasta unas semanas atrás. El 12 de mayo pasado Nicaragua no superaba los 25 casos confirmados, pese a que el Observatorio Ciudadano, una iniciativa de sociedad civil que monitorea la evolución del virus, advertía que el número estaba muy por debajo de los reportes que recibían, pero un aumento significativo se confirmó tan solo siete días después; el 19 de mayo el Gobierno elevó la cifra a 279 contagios, luego el 26 de mayo a 759 y hoy en 1.118 casos confirmados. 

En paralelo, el Observatorio Ciudadano registra 3.725 personas contagiadas de Covid al 27 de mayo, lo que representa un incremento del 60% en una semana. Así mismo, sitúan la cantidad de fallecidos en 805. Según el Observatorio, las ciudades más afectadas son Managua, Masaya y Matagalpa, y comunican que persisten las denuncias de "entierros clandestinos o sin avisar a las familias", así como exposición de personas en actividades o aglomeraciones.

Además del colapso del sistema sanitario, los médicos exponen que sus colegas se están contagiando

Los médicos denuncian que este aumento exponencial de casos ha provocado un colapso del sistema de salud, tanto público como privado, generando, según ellos, "hospitales saturados, falta de camas, falta de medicinas y de productos tan esenciales como el oxígeno, se suman al hecho de que decenas de médicos y trabajadores de la salud se estén contagiando por Covid-19, con un saldo de un número importante de médicos, enfermeras y técnicos fallecidos". 

La petición de las 34 asociaciones médicas ha sido respaldada ampliamente por varios sectores de la sociedad como el Comité Científico Multidisciplinario (CCM) y la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN), quienes denuncian que el Gobierno de Daniel Ortega "omite reconocer esa realidad y se declara sin ninguna evidencia que lo fundamente, que la pandemia en Nicaragua está bajo control". 

Un hombre observa la pantalla de un televisor en donde aparece el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una transmisión de Cadena Nacional en Managua, Nicaragua, el 15 de abril de 2020.
Un hombre observa la pantalla de un televisor en donde aparece el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una transmisión de Cadena Nacional en Managua, Nicaragua, el 15 de abril de 2020. © EFE

Los científicos piden al Gobierno tomar las medidas que recomienda OMS/OPS, así como "dejar de promover actividades masivas que solo contribuyen a aumentar el contagio, suspender las clases en todos los niveles, la suspensión temporal de labores en actividades no esenciales, asegurar el pago de las jubilaciones por medios que no obliguen a los pensionados a hacer filas". Un llamado que se ha extendido a los dirigentes del sector empresarial del país por la cantidad de empresas que mantienen sus operaciones. 

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, respondió a la solicitud de cuarentena nacional por medio de un comunicado, aduciendo que desde marzo han impulsado campañas de prevención y autocuidado, así como protocolos de protección a trabajadores y el monitoreo de inventarios de los productos esenciales ante los contratiempos logísticos regionales. 

El mayor grupo empresarial del país pidió a todas las empresas en el ámbito de negocios no esenciales "que tengan condiciones para hacerlo cierren sus operaciones mientras se reduce la tasa de contagio", así como "a los trabajadores por cuenta propia, que redoblen las medidas de higiene y prevención posibles para que puedan protegerse y proteger a sus clientes", aunque afirman que "todas nuestras acciones van a tener un impacto limitado, si el Gobierno no asume su responsabilidad sobre la salud y la vida de los nicaragüenses, adoptando las medidas de salud pública que han orientado la OMS/OPS". 

Gobierno afirma estar preparados

Por su parte, el gobierno de Nicaragua presentó recientemente un Libro Blanco, en el que detallan la "estrategia de equilibrio" para enfrentar la pandemia y su impacto económico con un "modelo preventivo" gracias a la "inversión" en el sistema de salud entre 2007 y 2020, que según el reporte cuenta con el doble en trabajadores de salud, mayor presupuesto y un modelo de salud familiar y comunitario. 

Una nota colgada en el sitio oficial del Ministerio de Salud, Minsa, detalla que el Libro Blanco fue presentado a las ONG y a la comunidad internacional por Paul Oquist, ministro secretario privado de Políticas Nacionales de la Presidencia, quien aseguró que meses antes de la llegada del Covid-19 al país "había capacitación de 15.367 trabajadores de salud públicos y 1.610 del sector privado” y agregó que capacitaron también a 158.000 voluntarios de la salud entre funcionarios del Minsa y la comunidad.

Osquit detalló que realizaron 4,7 millones de visitas informativas casa a casa y entrenaron a 9.000 servidores públicos en los puestos fronterizos, así como trabajadores de líneas aéreas. Todo esto, asesorado por la brigada médica cubana Dr. Henry Reeve que llegó al país a mediados de marzo.  

El Libro Blanco del Gobierno de Nicaragua expresa que “estamos defendiendo la recuperación económica de una economía debilitada por el intento de golpe de Estado de abril de 2018, que continúa bajo ataque por campañas de noticias falsas y desinformación, así como ilegales medidas coercitivas”, aunque para especialistas locales, este documento deja más dudas que respuestas sobre el manejo del Gobierno a la pandemia. 

"Hay gente que está muriendo porque necesita un ventilador y no hay"

"No concuerda lo que ellos (autoridades) dicen, de la cantidad de camas y personal de salud, con la realidad que está pasando", afirma el médico y cirujano nicaragüense Sergio López, y agrega que en los hospitales públicos "hay deficiencia o carencia de oxígeno, de manómetros. Hay gente que está muriendo porque necesita un ventilador y no hay". 

López confirma que el sistema de salud nicaragüense está colapsando y que varios de sus compañeros médicos y personal sanitario se encuentran contagiados de Covid-19, como ya lo han denunciado asociaciones médicas. "Hemos visto que en los hospitales públicos o privados cuando llamas preguntando si hay disponibilidad en la unidad de cuidados intensivos te van a decir que están saturados. Hace seis meses no era así", expresa.

Un grupo de personas asiste al funeral de un hombre que se sospecha murió a causa del covid-19, en Managua, Nicaragua, el 9 de mayo de 2020.
Un grupo de personas asiste al funeral de un hombre que se sospecha murió a causa del covid-19, en Managua, Nicaragua, el 9 de mayo de 2020. © Reuters/Oswaldo Rivas

 

 

El médico confirma que más de 20 personas del personal sanitario han perdido la vida por Covid-19 y el sector se encuentra vulnerable ante la falta de medidas oficiales. "Queremos que el Gobierno haga las cosas de la mejor manera y que se asesore con los nicaragüenses que estamos dispuestos a apoyarnos porque hay que salvar al país, hay que salvar a la gente", reitera. 

El presidente Daniel Ortega ha sido categórico en afirmar que no declarará algún tipo de confinamiento e incluso ha manifestado que "el 'quédate en casa' destruye el país".

En Managua, varias empresas y organizaciones comienzan a tomar sus propias medidas, reduciendo el personal o cerrando restaurantes y comercios, mientras que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha pedido al Gobierno central transparencia en las cifras y el ingreso al país para conocer la situación de los hospitales, aunque aún no reciben respuesta oficial. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24