Estados Unidos: Trump amenaza con enviar tropas a las ciudades para detener los disturbios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene una Biblia afuera de la iglesia episcopal de San Juan en el Parque Lafayette en Washington, DC el 1 de junio de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene una Biblia afuera de la iglesia episcopal de San Juan en el Parque Lafayette en Washington, DC el 1 de junio de 2020. © Brendan Smialowski / AFP

En un acto sin precedentes en la historia reciente estadounidense, el mandatario amenazó este 1 de junio con desplegar miles de soldados fuertemente armados a distintas ciudades de la nación para recuperar el control de las calles y detener los hechos violentos desatados en rechazo a la muerte del afroamericano George Floyd.

Anuncios

“Estos no son actos de protesta pacífica, sino terrorismo doméstico”, con estas afirmaciones el mandatario estadounidense sentenció que impondrá mano dura en medio de la ola de manifestaciones que vive el país tras la muerte de George Floyd a manos de la Policía en Minnesota el 25 de mayo.

En una rueda de prensa, ofrecida desde los jardines de la Casa Blanca, el presidente especificó que está "movilizando todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para detener la violencia y los saqueos, terminar la destrucción y proteger la ley".

"Mientras hablamos, estoy desplegando miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y agentes de policía para detener la violencia, los saqueos, el vandalismo, los asaltos, y la destrucción indeseada de la propiedad", afirmó el líder republicano. 

Según altos funcionarios de defensa, entre 600 y 800 miembros de la Guardia Nacional de cinco estados fueron enviados a Washington para apoyar las operaciones de seguridad. Se estima que la mayoría de esas tropas ya están en terreno y que las que faltan llegarán en la medianoche de este lunes.

El presidente acusa a los gobernadores de ser "débiles"

El mandatario, que ha calificado como "débil" la acción de alcaldes y gobernadores para detener las protestas, algunas de ellas con escenas de saqueos, fuego y agresiones contra civiles y policías, advirtió que él mismo impondrá el orden si los gobernantes locales no retoman el control.

Un joven se eleva en una plataforma y levanta el puño, mientras un comercio está envuelto en llamas, en la cuarta jornada de protestas, el 30 de mayo de 2020, en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos).
Un joven se eleva en una plataforma y levanta el puño, mientras un comercio está envuelto en llamas, en la cuarta jornada de protestas, el 30 de mayo de 2020, en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos). © Chandan Khanna / AFP

“Hoy, le he recomendado a cada gobernador desplegar la Guardia Nacional en números suficientes para dominar las calles”, afirmó Trump, quien advirtió que, en caso de que su orden no tenga eco, enviará contingentes militares.

Según el magnate de 73 años, "si una ciudad o estado se rehúsa a tomar las acciones que sean necesarias para defender la vida y la propiedad de los residentes", entonces él actuará desplegando al Ejército resolverá el "problema". 

Y es que estas manifestaciones rechazan un tema sensible y de vieja data en territorio estadounidense: la violencia policial con tintes racistas y se han extendido por todo el país luego de que se viera colmada la paciencia de muchos ante los que consideran como actos de irrespeto contra la comunidad afroamericana.

Miles de manifestantes levantan los puños contra la muerte bajo la custodia policial de George Floyd en Minneapolis, frente al Ayuntamiento de Seattle, Washington, EE. UU., el 1 de junio de 2020.
Miles de manifestantes levantan los puños contra la muerte bajo la custodia policial de George Floyd en Minneapolis, frente al Ayuntamiento de Seattle, Washington, EE. UU., el 1 de junio de 2020. © Reuters/Lindsey Wasson

Sin embargo, para otros estadounidenses, como el propio mandatario, los actos de violencia que han empañado las protestas no tienen justificación, por lo que, una vez más, responsabilizó a supuestos grupos infiltrados de la que califica como la “extrema izquierda” y lanzó duras advertencias para miembros del movimiento Antifa, que es la abreviatura de antifacista, y se expresa en contra del racismo y la supremacía blanca.

"Quiero que los organizadores de este terror sepan que enfrentarán graves sanciones penales y largas penas, esto incluye a Antifa y otros que están liderando e instigando esta violencia (…) Aquellos que violen la vida o la propiedad privada serán arrestados y judicializados con todo el peso de la ley", señaló el mandatario. 

Según la Ley Posse Comitatus, de la era de la Guerra Civil, las tropas federales tienen prohibido realizar acciones policiales, como arrestos, confiscación de propiedades o registro de personas. Pese a ello, en casos extremos, el presidente puede invocar la Ley de Insurrección, que permite el uso de tropas en servicio activo o de la Guardia Nacional para aplicar las normas.

Con AP y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24