Migrantes

Los trabajadores migrantes a la luz del coronavirus, los más afectados

© France 24

Los trabajadores inmigrantes hacen parte de la lista de los más vulnerables desde que apareció el Covid-19. Un buen número de ellos se quedó sin trabajo por las medidas de confinamiento, y aunque existen algunas iniciativas gubernamentales para aliviar su situación, muchos prefieren no acceder a ellas por la falta de documentos de identificación y el temor de una posible deportación.

Anuncios

"Xenofobia institucional". De eso acusa Amir Sheikh, líder de la comunidad somalí en Sudáfrica, al Gobierno. Dice que las ayudas en estos tiempos de crisis existen, pero son pocos los que se atreven a tomarlas por temor. "El Gobierno sudafricano es mucho más xenófobo que la comunidad local. Somos aceptados por las comunidades locales, coexistimos con ellos, vivimos con ellos (…) Pero son los funcionarios del Gobierno, especialmente los altos funcionarios, los que realmente crean esta tensión dentro de las comunidades".

La situación contra los extranjeros es complicada en el país. Sin trabajo, deambulan por las calles sin rumbo fijo e incluso madres cabeza de familia han sobrevivido gracias al aporte de sus vecinos.

Alfred Djanga es portavoz de los inmigrantes y refugiados en el país. Él confirma que, para ellos, no es fácil acceder a estos beneficios. "Creo que el Gobierno sudafricano es injusto porque los extranjeros y los inmigrantes se quejan de que no se les da comida. Nunca he visto un solo lugar donde se les haya suministrado, y puedo decir con certeza que no reciben nada, excepto por algunas ONG que les ayudan”, agrega.

A kilómetros de allí, en el Líbano, la ya compleja situación de las empleadas domésticas se complica aún más por la crisis sanitaria. El Covid-19 encontró al país en una grave situación económica. La depreciación de la libra libanesa y una galopante inflación hace que los trabajadores extranjeros sean los primeros en quedarse sin empleo. "En tiempos de crisis, los trabajadores vulnerables que no están protegidos por los reglamentos adecuados y en los que la aplicación de la ley no es para ellos, sus problemas son mayores, y esto es lo que vemos ahora en términos de lo que está sucediendo a los trabajadores migrantes a la luz del coronavirus y la crisis económica en el Líbano", señala Zeina Mezher, portavoz de la Organización Internacional del Trabajo en el país.

En el Líbano, un estudio de la OIT reveló que, de 1.200 empleadores encuestados, más del 94% retuvo el pasaporte de sus trabajadores extranjeros para impedir su movilidad.

+ Y el dato de migración de la semana: 2.790 millones de dólares fue el monto de ayuda acordado durante la Conferencia Internacional de Donantes en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos en América Latina y el Caribe.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24