EE. UU.: Biden roza la candidatura demócrata en unas primarias marcadas por la excepcionalidad

Un votante, a la derecha, se registra con un trabajador electoral antes de emitir su voto en las primarias de Pensilvania, en Filadelfia, el martes 2 de junio de 2020.
Un votante, a la derecha, se registra con un trabajador electoral antes de emitir su voto en las primarias de Pensilvania, en Filadelfia, el martes 2 de junio de 2020. © Matt Rourke / AP

El precandidato demócrata ganó en los siete estados y el distrito capital que se presentaron a comicios, en medio de una situación sin precedentes debido a la pandemia del Covid-19 y a los toques de queda impuestos en varias capitales por los disturbios raciales causados por las manifestaciones contra la muerte de George Floyd.

Anuncios

Sin prácticamente oposición, el precandidato demócrata a la Casa Blanca, el ex vicepresidente Joe Biden, se impuso en los siete estados y el distrito capital, que estaban llamados a realizar sus votaciones primarias. Biden se quedó a las puertas de lograr la candidatura matemática al alcanzar los 1.903 delegados, del total de 1.991 que necesita.

Las votaciones no tenían ninguna tensión ni emoción electoral, ya que el principal rival por la candidatura demócrata a la Presidencia, el socialdemócrata Bernie Sanders, se había retirado de la carrera semanas antes. Lo que fue llamativo de estas votaciones fueron las condiciones excepcionales en las que los votantes de Indiana, Maryland, Rhode Island, Pensilvania, Dakota del Sur, Montana, Nuevo México y Washington D.C votaron.

A pesar de que Sanders se retiró de la carrera por la Presidencia, su papeleta sigue apareciendo y eso ha quitado notables votos a Biden. La intención que tiene el senador por Vermont, con esta estrategia, es recordar al sector del partido que representa Biden que durante la convención demócrata deberá complacer las peticiones del sector más izquierdista de los demócratas, al que representa Sanders.

Según los resultados difundidos, Biden se impuso ampliamente en Indiana, Maryland, Rhode Island y Pensilvania, estados que habían retrasado a esta fecha su votación debido a la pandemia del coronavirus. También hubo votaciones en Montana y Nuevo México, con un 75,6 y un 72 %, respectivamente, a favor de Biden.

Los votantes en las primarias de Pensilvania esperan para votar fuera del Edificio de Seguridad Pública McKeesport en McKeesport. Estados Unidos, el martes 2 de junio de 2020
Los votantes en las primarias de Pensilvania esperan para votar fuera del Edificio de Seguridad Pública McKeesport en McKeesport. Estados Unidos, el martes 2 de junio de 2020 © Gene J. Puskar / AP

Nueva Jersey también tenía prevista sus primarias este martes 2 de junio, pero fueron postergadas para el próximo 7 de julio. Ese estado, después de su vecino Nueva York, ha sido uno de los más afectados por el Covid-19, con 161.545 contagiados y 11.771 fallecidos.

Unos comicios bajo un estado de excepcionalidad

Estados Unidos lleva semanas inmerso en la excepcionalidad por diversas causas. En primer lugar, es el país más afectado por la pandemia de coronavirus, ya que se superan los 106.000 fallecidos y los 1,8 millones de contagios. Esta pandemia ha hecho que se postergasen muchas de las votaciones primarias previstas y que el factor político quedase eclipsado por el sanitario.

Decenas de estados han aplicado, durante estas semanas, confinamientos a la población para evitar que se propague el virus, pero eso ha tenido una inevitable consecuencia para la economía de la primera potencia mundial y ha dejado sin empleo a más de 40 millones de personas.

A esto se han sumado las protestas que, desde hace más de una semana, sacuden al país. Estas protestas comenzaron en Minneapolis por la muerte, a manos de un agente de policía y durante custodia, del joven afroamericano George Floyd. Ahora, decenas de ciudades en todo el país y en el mundo protestan contra lo que entienden es un nuevo caso de brutalidad policial contra un ciudadano negro.

Miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos vigilan en los escalones del Lincoln Center en Washington DC durante una manifestación por la muerte de George Floyd a manos de la policía.
Miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos vigilan en los escalones del Lincoln Center en Washington DC durante una manifestación por la muerte de George Floyd a manos de la policía. © Win McNamee/Getty Images/AFP

Las protestas pacíficas desembocaron en disturbios y altercados en las principales ciudades y eso desembocó en que muchas de las que acudieron a votar, este martes 2 de junio, lo hicieran bajo un clima militarizado debido al despliegue de la Guardia Nacional en diversos puntos del país, incluida la capital.

La votación en Washington D.C., que cumplía este martes su tercera jornada de toque de queda, fue numerosa a pesar de la restricción ordenada por la alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser.

La orden de la Alcaldía excluía a "los trabajadores electorales, los voluntarios y a las personas que ejercen su derecho al voto", lo que facilitó que numerosos votantes permanecieran en los centros habilitados horas después de la entrada en vigor del toque de queda.

Debido a la presencia de numerosos electores, la Junta informó en su cuenta de Twitter que "no publicará los resultados de las elecciones primarias hasta que todos los votantes en cada centro de votación hayan emitido su voto".

Confusión y falta de papeletas en mesas de algunos estados

Las largas filas se amontonaron para poder salir a votar. Muchos votantes se vieron atrapados en esperas de horas para depositar su papeleta debido a las estrictas normas sanitarias por el coronavirus. Estos comicios sirvieron, de alguna forma, para vislumbrar lo que serían unas elecciones presidenciales en un contexto de rebrote.

Varias personas, equipadas con máscaras, esperan en la fila para votar en un colegio electoral durante la votación de las primarias en Washington, el martes 2 de junio de 2020.
Varias personas, equipadas con máscaras, esperan en la fila para votar en un colegio electoral durante la votación de las primarias en Washington, el martes 2 de junio de 2020. © Andrew Harnik / AP

La cantidad de lugares de votación, en los siete estados llamados a elecciones y en la capital, fue notablemente reducida y fue complicado reclutar trabajadores voluntarios que quisieran acudir a los centros de votación.

El virus, el despliegue de la Guardia Nacional y los toques de queda llevaron a que se solicitase un número muy elevado de votos por correo que sobrepasaron a las autoridades de muchas poblaciones y provocó que llegasen boletas demoradas y que mucha gente no supiese exactamente cómo emitir su voto.

Algunos colegios electorales abrieron tarde y en otros las máquinas de emisión de voto fallaron constantemente. Aunque, por lo general, se respetó estrictamente el control higiénico de los centros.

En el lado republicano, Trump busca nueva sede para la convención de su partido

El presidente estadounidense y aspirante a la reelección, Donald Trump, anunció que está buscando una nueva sede para celebrar en agosto la Convención Nacional Republicana, después de que las autoridades de Carolina del Norte expresaran su preocupación por la asistencia masiva que se espera en la cita en plena pandemia.

"Debido al gobernador de Carolina del Norte, nos vemos forzados a buscar otro estado para acoger la Convención Nacional Republicana de 2020", escribió Trump en su cuenta de Twitter la noche del martes.

La convención republicana, el gran evento en el que el partido escoge a su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre, estaba prevista hasta ahora en Charlotte (Carolina del Norte) del 24 al 27 de agosto, y antes de que estallara la pandemia se esperaba que la cita atrajera a unas 50.000 personas a la ciudad.

La semana pasada, Trump amenazó con trasladar la convención a otro lugar si las autoridades de Carolina del Norte no le garantizaban que podría celebrar la cita sin grandes cambios, a pesar de que los expertos en salud pública siguen desaconsejando las aglomeraciones debido al riesgo de contagio de Covid-19.

El mandatario acusó este martes al gobernador demócrata del estado, Roy Cooper, de "negarse a garantizar" que su partido "pueda usar el Spectrum Arena", un estadio de Charlotte con capacidad para unas 19.000 personas.

Los líderes republicanos en Texas, Georgia y Florida se han ofrecido ya a acoger la convención, que servirá para formalizar la candidatura de Trump a la reelección en los comicios del 3 de noviembre, en los que previsiblemente se enfrentará al ex vicepresidente Joe Biden, virtual nominado del Partido Demócrata.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24