En el aniversario 31 de Tiananmen, Hong Kong aprueba polémica ley sobre el himno nacional chino

Estudiantes universitarios limpian el Pilar de la Vergüenza, una estatua del artista danés Jens Galschiot para recordar a las víctimas de la represión de Tiananmen en 1989 en Beijing, en la Universidad de Hong Kong (HKU) en Hong Kong el 4 de junio de 2020.
Estudiantes universitarios limpian el Pilar de la Vergüenza, una estatua del artista danés Jens Galschiot para recordar a las víctimas de la represión de Tiananmen en 1989 en Beijing, en la Universidad de Hong Kong (HKU) en Hong Kong el 4 de junio de 2020. © Dale de la Rey / AFP

En medio de la conmemoración de uno de los episodios más turbulentos de la historia reciente de China, el Legislativo hongkonés aprobó un proyecto que penaliza hasta con tres años de cárcel el irrespeto al himno nacional de China, una medida que los críticos interpretan como la última señal del endurecimiento de Beijing contra la ciudad semiautónoma.

Anuncios

China templa las cuerdas a Hong Kong. Y lo hace a través de lo símbolos que más considera patrióticos en un territorio que ha luchado por mantener sus libertades a través de masivas protestas y movilizaciones que inquietan a Beijing. 

Este 4 de junio, el Consejo Legislativo de Hong Kong, dominada por legisladores pro-Beijing, aprobó con 41 votos a favor y 1 en contra una legislación para penalizar las "injurias" contra el himno "Marcha de los Voluntarios, a pesar de los intentos de opositores de interrumpir la votación. Incluso tres fueron retirados del recinto por guardias de seguridad, según el diario 'South China Morning Post'. 

"Lo que hicimos hoy es recordarle al mundo que nunca debemos perdonar al Partido Comunista Chino por matar a su propia gente hace 31 años", aseguró Eddie Chu, legislador de la oposición, a los periodistas, según recogió 'The New York Times'.

A pesar de la prohibición, los manifestantes se reúnen en el centro de Hong Kong el 4 de junio de 2020 para conmemorar el 31 aniversario de la represión de Tiananmen.
A pesar de la prohibición, los manifestantes se reúnen en el centro de Hong Kong el 4 de junio de 2020 para conmemorar el 31 aniversario de la represión de Tiananmen. © Anthony Wallace, AFP

La ley incluye disposiciones que amenazan con hasta tres años de cárcel o multas de hasta $6.450 para quienes injurien el himno, sin especificar qué comportamientos calificarían como tal o  configurarían una injuria. El proyecto solo establece que "todas las personas y organizaciones" deben respetar y dignificar el himno nacional y tocarlo y cantarlo en "ocasiones apropiadas". También ordena que se enseñe a los estudiantes de primaria y secundaria a cantarlo, junto con su historia y etiqueta.

Esta aprobación llegó justo cuando miles de hongkoneses salieron a las calles para recordar la matanza de Tiananmen de 1989, en la que el ejército chino acabó con la vida de miles de personas que se manifestaron en varias movilizaciones para protestar ante lo que consideraban como un régimen corrupto y represivo. Hechos que a los ojos de los activistas, relucen como la última movida de China para interferir sobre los asuntos de  Hong Kong. 

Hong Kong prohíbe la vigilia de la masacre de Tiannanmen por primera vez en 31 años

Las autoridades argumentaron que la decisión se basó en las medidas aplicadas para contener la propagación del Covid-19, pero miles de ciudadanos desafiaron el veto para rendir tributo a las víctimas de la masacre, principalmente en la zona comercial de Causeway Bay.

Con velas que a alumbraban parte de su rostro ocupado por las máscaras de protección, cientos de personas salieron en grupos de ocho personas y guardando la distancia, en medio de una fuerte presencia policial. Allí en silencio, recordaron a los caídos, homenajearon su memoria y enviaron un mensaje a China, que el recuerdo de la masacre sigue fresco en la memoria del pueblo hongkonés.

Manifestantes participan en una vigilia a la luz de las velas para conmemorar el 31 aniversario de la represión de las protestas en favor de la democracia en la Plaza Tiananmen de Beijing en 1989, en el Parque Victoria, en Hong Kong, China, el 4 de junio de 2020.
Manifestantes participan en una vigilia a la luz de las velas para conmemorar el 31 aniversario de la represión de las protestas en favor de la democracia en la Plaza Tiananmen de Beijing en 1989, en el Parque Victoria, en Hong Kong, China, el 4 de junio de 2020. © Tyrone Siu / Reuters

"No podemos renunciar a nuestra libertad. Sería más fácil mantenerse al margen, pero actuamos porque creemos, simple y llanamente, que es lo correcto. Tenemos el derecho a recordar", sentenció en el mismo lugar el activista Joshua Wong, uno de los rostros más destacados del movimiento prodemocrático hongkonés. 

De fondo, el espíritu de la protesta sigue intacto y en medio de la incertidumbre y el miedo por la ley de seguridad que China aprobó, los hongkoneses siguen en pie de lucha por su libertad de expresión, su derecho a la protesta y su autonomía (derechos inexistentes en la China Continental), condiciones que establecieron los británicos para devolver a China este territorio en 1997 y que el gigante asiático prometió respetar bajo el lema "un país dos sistemas". 

Pero los legisladores proBeijing, precisamente bajo ese lema, defendieron la ley del himno nacional. “Solo con respecto a nuestro país, es significativo hablar de 'dos ​​sistemas'. Sin respeto, no tiene fundamento hablar de 'un país, dos sistemas'”, señaló el Secretario de Asuntos Constitucionales y Continentales, Erick Tsang Kwok-wai en declaraciones recogidas por el  'South China Morning Post'. 

China mantiene el pulso en lo local, pero también en el terreno internacional frente  a Hong Kong, una de sus joyas más preciadas junto a Macao, otra de sus regiones administrativas especiales y Taiwán, que hace parte de los planes de China de reunificación. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24