Barack Obama pidió “un cambio real” frente al racismo y la violencia policial

El expresidente estadounidense Barack Obama participa de una charla virtual sobre las protestas en Estados Unidos, el 3 de junio de 2020.
El expresidente estadounidense Barack Obama participa de una charla virtual sobre las protestas en Estados Unidos, el 3 de junio de 2020. © My Brother's Keeper Alliance y Fundación Obama / vía AP

El expresidente estadounidense participó de una charla virtual organizada por su fundación y consideró que las protestas de los últimos días por la muerte de George Floyd reflejan un “cambio de mentalidad” en la sociedad estadounidense. Llamó a aprovechar la oportunidad para implementar “soluciones prácticas y leyes” que garanticen mayor seguridad.

Anuncios

El expresidente estadounidense Barack Obama hizo un llamado a reflexionar sobre cómo el movimiento generado a partir de la muerte de George Floyd puede servir para encontrar soluciones al racismo y la violencia policial, males arraigados en la sociedad de Estados Unidos.

El primer mandatario afroamericano de Estados Unidos se refirió al tema durante una charla virtual organizada por su fundación y consideró que estas últimas semanas “trágicas”, “difíciles”, “aterradoras” e “inciertas” también se han convertido en “una oportunidad increíble para que la gente se despierte a algunas de estas tendencias subyacentes”.

En ese sentido, Obama remarcó que las protestas deben llevar a un cambio de política que garantice una vigilancia más segura e incremente la confianza entre las comunidades y las fuerzas de seguridad. Por eso, instó a “todos los alcaldes del país a revisar su uso de las políticas de fuerza” con sus poblaciones y que se comprometan a informar “sobre las reformas planificadas” antes de avanzar en su implementación.

Para Obama, los hechos actuales “nos ofrecen la oportunidad de trabajar todos juntos para enfrentarlos, cambiar a Estados Unidos y hacer que esté a la altura de sus más altos ideales”.

Durante su intervención, el expresidente trazó paralelismos entre el descontento actual y los movimientos de protesta de la década de 1960, aunque destacó que, en esta oportunidad, las encuestas reflejan un apoyo mayoritario de los estadounidenses a las protestas, mostrando un "cambio de mentalidad" y formando una “amplia coalición”, más allá de que, según Obama, algunas manifestaciones recientes “se vieron empañadas por las acciones de una pequeña minoría comprometida con la violencia”.

No obstante, el antiguo inquilino de la Casa Blanca advirtió que “en algún momento, la atención se aleja” y “las protestas disminuyen en tamaño”, por lo que llamó a “aprovechar este momento” para “finalmente tener un impacto”.

También habló directamente a los jóvenes afroamericanos y les recordó que “sus vidas” y “sus sueños importan”.

Sin mencionar a Trump, Obama vuelve a la arena política antes de las elecciones

En las últimas semanas, Obama ha abandonado el perfil bajo adoptado tras su salida de la presidencia y ha comenzado a opinar sobre la realidad estadounidense, ocupando lo que muchos demócratas ven como un vacío de liderazgo nacional.

Si bien ha evitado mencionar directamente al presidente Donald Trump, Obama ha sido crítico del manejo de la crisis provocada por el Covid-19 y, ahora, se ha manifestado a favor de las protestas contra la violencia policial y el racismo con un tono conciliador, el cual contrasta con la postura belicosa del actual mandatario.

En el debate virtual del que participó este miércoles 3 de junio, Obama rechazó una dicotomía que dijo haber observado en Internet entre “votación versus protestas, política y participación versus desobediencia civil y acción directa” y subrayó que se necesitan tanto una como la otra “para lograr un cambio real”.

“Tenemos que resaltar un problema y hacer que las personas en el poder se sientan incómodas, pero también debemos traducir eso en soluciones prácticas y leyes que puedan implementarse y monitorearse y asegurarnos de que estamos haciendo un seguimiento”, remarcó.

La violencia racial, un flagelo endémico que también estuvo presente durante la presidencia de Obama

El propio Barack Obama debió enfrentar una ola de protestas y frustración durante su presidencia a raíz de un episodio de violencia policial contra un ciudadano afroamericano. En 2014, en Ferguson (Missouri), un policía mató con varios disparos a Michael Brown, un joven negro de 18 años desarmado, durante un intento de detención.

En aquel momento, las manifestaciones y disturbios estallaron, sobre todo en Ferguson, aunque también a nivel nacional.

Ese episodio llevó a Obama a fundar el programa My Brother’s Keeper, que trabaja en conjunto con la fundación de expresidente para abordar las inequidades raciales profundamente arraigadas en Estados Unidos. Esa alianza fue la organizadora del panel del que participó el expresidente este miércoles.

También, tras una serie de hechos de violencia racial, Obama impulsó a través del Departamento de Justicia una revisión del accionar policial e intentó avanzar con amplias reformas, pero sin demasiado éxito. Varias de ellas fueron detenidas durante la administración Trump.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24