Historia

¿Cómo fue la final europea entre el Liverpool y la Juventus que dejó 39 muertos?

© France 24

El 29 de mayo de 1985, hace 35 años, se jugó la final de la Copa de Europa entre el Liverpool FC y la Juventus de Turín, en el estadio Heysel de Bruselas. Una hora antes del pitazo inicial, los 'hooligans' de Inglaterra arremetieron contra los hinchas de la 'Juve'. La avalancha en las tribunas, la precariedad del estadio y la falta de respuesta policial provocaron una tragedia.

Anuncios

La siguiente historia está relacionada con la tragedia y el fútbol.

La Copa de Europa de 1985 -nombre para entonces de la UEFA Champions League- tenía a los dos mejores equipos del continente europeo.

De una parte, el Liverpool FC era el campeón vigente. Había ganado en Roma el año anterior a la AS Roma. En contraparte, la 'Juve' no solo tenía a excelentes jugadores de Italia, que venían de ganar el Mundial en 1982, sino que contaba en su plantilla con Michel Platini, la estrella de Francia que llevó a su país a ganar la Eurocopa de 1984. 

Pero otra cosa sucedía en las tribunas del estadio Heysel en Bruselas. Allí estaban de una parte los 'hooligans' y de la otra los 'ultras'. Los 'hooligans' fueron un grupo de aficionados vándalos en las ligas de Inglaterra.  El 'hooliganismo' seguía las premisas de tomar alcohol en exceso, inflar a las hinchadas con ideas de extrema derecha y usar la violencia como un recurso para infundir miedo. En menor escala sus homólogos italianos eran los 'ultras'. 

En la tragedia de Heysel, los 'hooligans' se abalanzaron donde estaban agolpados los hinchas italianos. Ante semejante amenaza, los italianos corrieron, con tan mala suerte que quedaron atrapados por un muro del estadio y unas vallas fijas que daban a la cancha, sin ninguna salida de emergencia. 

De repente, los hinchas se vieron completamente aprisionados, y el estrés del momento provocó en cientos de ellos crisis de pánico, y en docenas de ellos, asfixias y aplastamientos

A pesar de la tragedia, el partido finalmente se jugó

La brutal agresión fue la causante de 39 muertes y de 600 heridos. La tragedia ocurrió una hora antes de comenzar el encuentro, y lo criticado y paradójico, es que el partido finalmente se jugó. 

El único gol del encuentro fue marcado por Michel Platini, de penalti, con el cual le dio el título a la Juventus. 

A pesar de haberse llevado a cabo el partido, la UEFA impuso la sanción más fuerte nunca antes vista en la historia del fútbol.

Los clubes ingleses fueron vetados por cinco años de cualquier tipo de competición de fútbol europeo. Al Liverpool le aplicaron el doble de los años, pero al final le validaron seis.

A sus 35 años, la tragedia de Heysel es uno de los eventos deportivos y culturales del siglo XX que mayor reflexión ha despertado sobre el cóctel del fútbol, barras bravas y la organización de los partidos.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24