Fiscalía alemana abre investigación por asesinato en el caso de Madeleine McCann

Kate McCann , cuya hija Madeleine desapareció durante unas vacaciones familiares en Portugal en 2007, asiste a una conferencia de prensa en el lanzamiento de su libro en Londres. Archivo.
Kate McCann , cuya hija Madeleine desapareció durante unas vacaciones familiares en Portugal en 2007, asiste a una conferencia de prensa en el lanzamiento de su libro en Londres. Archivo. © Reuters

Han pasado 13 años desde que desapareció Madeleine McCann, una niña británica que tenía tres años en ese entonces. La Fiscalía alemana, que investiga el caso junto a la policía británica, asumió que la pequeña "está muerta". Por ahora, un ciudadano alemán es el nuevo sospechoso en esta trágica trama que empezó durante unas vacaciones familiares en el sur de Europa.

Anuncios

Madeleine McCann es, tal vez, la menor de edad más buscada en el mundo. Desde su desaparición el 3 de mayo de 2007 en un hotel en Portugal, su familia, investigadores privados y la policía de Reino Unido no ha dejado de buscarla.

En este momento, Madeleine tendría 16 años, pero las autoridades alemanas, que también investigan el caso, asumen que la menor "está muerta".

Con el caso activo y después de varias pistas fallidas, la Policía Metropolitana de Londres identificó a un hombre de 43 años y de ciudadanía alemana como posible sospechoso. Es llamado como "Christian B". por los medios de comunicación locales y actualmente cumple una condena en prisión por otros cargos, entre ellos, crímenes contra menores de edad.

Pero su participación en la desaparición de Madeleine es tratada por ahora como una posibilidad. Hasta ahora, no se ha encontrado ningún cuerpo y la policía alemana presume que el hombre tomó la decisión espontánea de asesinar a la pequeña durante un robo en la habitación donde dormía, mientras sus padres estaban afuera, en una cena con amigos.

La luz de las velas deja ver un retrato fotográfico de Madeleine McCann dentro de la iglesia de Praia da Luz, durante una ceremonia masiva que conmemoraba el décimo aniversario de su desaparición, en Portugal. 3 de mayo de 2017.
La luz de las velas deja ver un retrato fotográfico de Madeleine McCann dentro de la iglesia de Praia da Luz, durante una ceremonia masiva que conmemoraba el décimo aniversario de su desaparición, en Portugal. 3 de mayo de 2017. © Francisco Leong / AFP

Por su parte, Mark Cranwell, el investigador británico que lidera la búsqueda de la menor, insiste en que Madeleine está “desaparecida”, ya que no hay “evidencia definitiva” sobre si está viva o no.

El nuevo sospechoso habría estado en el lugar de la desaparición de Madeleine 

Según la 'BBC', las autoridades del Reino Unido siguen buscando información sobre la camioneta y un vehículo marca Jaguar que tenía el sospechoso y que fue transferido a nombre de otra persona un día después de la desaparición de la niña.

Se sabe además que el hombre vivió en Portugal entre 1995 y 2007, trabajó en varios restaurantes, y también robó hoteles, apartamentos de vacaciones y traficó con estupefacientes.

De acuerdo con las autoridades británicas, el sospechoso habría estado presente en el lugar y la hora donde la menor fue vista por última vez, en el área de Praia de Luz, en el sur de Portugal.

Sin embargo, él hace parte de las 600 personas investigadas por los detectives en los últimos 13 años, en la llamada Operación Grange. En total, la búsqueda de Madeleine McCann le ha costado a Londres más de 13 millones de dólares.

Sus padres, que en algún momento de la investigación también fueron tratados como sospechosos, la siguen buscando.

Con Reuters y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24