EEUU se prepara para unas cifras de desempleo que pueden ser "descorazonadoras"

Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos emerge lentamente del azote del coronavirus que dejó más de 100.000 muertos e hizo tambalearse a la economía, pero los expertos temen que el informe de empleo de mayo que se publica este viernes sea devastador y que la recuperación tarde meses.

En marzo y abril más de 21 millones de puestos de trabajos desaparecieron llevando la tasa de desempleo hasta un 14,7%, pero esta destrucción del tejido laboral siguió en mayo y se espera que las cifras publicadas este viernes muestren que 8,5 millones de personas más se sumaron a las filas del paro.

Si se confirma esta tendencia, la tasa de desempleo se situaría en 20% o más, según las previsiones de los economistas, lo que representa un nivel que el país no había visto en un siglo, desde la Gran Depresión.

En una nota la economista jefa de la firma Grant Thornton, Diane Swonk, instó a prepararse para "otro mes de pérdidas de empleo descorazonadoras".

Los datos de las nóminas del sector privado y las peticiones semanales de ayuda por desempleo muestran que el paquete de ayuda y la reapertura parcial en algunos estados desaceleraron la destrucción de empleo y permitieron que algunas personas recuperaran sus puestos de trabajo.

Pero en un momento en que el país lleva más de una semanas de protestas masivas por la muerte de un ciudadano negro que murió en manos un policía blanco, algunos analistas temen que las movilizaciones puedan enlentecer la recuperación y lastrar la confianza de los consumidores, que son dos factores clave de una reactivación.

A cinco meses de las elecciones, el presidente Donald Trump --que presumió de su gestión económica que llevó el desempleo a un nivel de 3,5% en febrero-- sigue siendo optimista de que la recuperación va a ser rápida, pero los expertos han advertido que Estados Unidos va a tardar en volver a la situación que tenía antes de la pandemia.

En una entrevista con la cadena conservadora Fox News, el secretario de Trabajo, Eugene Scalia, señaló que "muchos de estos empleos van a volver rápidamente porque todavía están ahí".

- Una recuperación inicial de corto aliento -

Mickey Levy de Berenberg Capital Markets advirtió que una recuperación inicial puede ser de corto aliento.

"A medida que la economía vuelve a abrir, el empleo va a subir inicialmente a medida que las empresas vuelven a contratar a trabajadores despedidos o colocados en permiso sin sueldo, pero va tardar años en que se vuelva a los niveles de antes de la crisis", explicó Levy en un análisis.

El economista apuntó a que muchas empresas tuvieron que cerrar de forma permanente y que otras operan con capacidad reducida.

"Esperamos que la tasa de desempleo caiga a un 9,6% para finales de 2021, lo que implica un nivel de tres veces más de lo que había antes de la crisis", indicó.

En tanto, estados y municipalidades están siendo obligados a despedir trabajadores y, según Swonk, esto "podría acelerarse dramáticamente durante el verano si el Congreso no llega a un acuerdo" sobre las transferencias de ayuda a los estados.

El experto Ian Shepherdson de Pantheon Economics afirmó que los datos de empleo podrían ser sorprendentemente positivos debido a las cifras que mostró la encuesta mensual ADP del sector privado.

Para el analista, en este escenario la tasa de desempleo sólo llegaría a un 16% con una pérdida en mayo de tres millones de puestos de empleo.