Bolivia espera llegar a 100.000 casos de Covid-19 en julio y refuerza sistema sanitario

Anuncios

La Paz (AFP)

La Ministra de Salud de Bolivia prevé alcanzar las 100.000 personas contagiaas por coronavirus hacia fines de julio y por ello este sábado hizo un llamado urgente a profesionales y estudiantes de medicina para reforzar su sistema de salud.

"Se espera que hasta fines de julio estaríamos llegando aproximadamente a los 100.00 casos de contagios", dijo Eidy Roca, Ministra de Salud, en conferencia de prensa.

Según la ministra, los contagios se aceleraron desde mediados de mayo y se concentran en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Cochabamba.

A fines de mayo, el responsable nacional de Epidemiología había pronosticado para el lapso un récord de 28.000 contagiados y 800 muertos.

El último reporte oficial da cuenta de 12.728 contagidos y 427 decesos.

El mayor índice de afectados se registra entre las personas de 20 y 49 años, mientras que los fallecimientos afectan sobre todo a los mayores de 60 años, puntualizó Roca.

Sin embargo, resaltó que las tasas de incidencia y letalidad del covid-19 están por debajo de las que registran los países vecinos.

Ante el crecimiento exponencial de los contagios, la ministra hizo un llamado urgente a profesionales médicos, especialistas e incluso estudiantes de medicina para reforzar el debilitado sistema de salud boliviano con el fin de evitar la propagación de la pandemia a través de la detección temprana de casos sospechosos.

"Nos faltan manos para cubrir las necesidades" alegó.

Brigadas médicas fueron desplazadas a las zonas de mayor riesgo para detectar casa por casa los casos de sospecha, mientras que se dispuso un confinamiento más estricto en ciertaa zonas.

La escalada de la epidemia se da en circunstancias en que Bolivia requiere con urgencia equipos médicos, insumos y kits de pruebas.

Su adquisición quedó frenada tras el escándalo por la compra irregular de aparatos de respiración para contagiados por coronavirus, los cuales no eran adecuados para las unidades de terapia intensiva. Ese negocio involucra a ex autoridades de Salud, entre ellos, el anterior ministro, Marcelo Navajas.