Minneapolis prohíbe los estrangulamientos policiales tras la muerte de George Floyd

Manifestantes protestan por la muerte de George Floyd  el 5 de junio de 2020 en Minneapolis, Minnesota.
Manifestantes protestan por la muerte de George Floyd el 5 de junio de 2020 en Minneapolis, Minnesota. © Scott Olson / AFP

La Alcaldía de Minneapolis prohibió el uso de los estrangulamientos por parte de la policía y exigió a los oficiales que denuncien si un compañero hace uso inapropiado de la fuerza. Se trata de la primera medida concreta para frenar el abuso policial tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía.

Anuncios

El amplio rechazo ciudadano tras la violenta muerte de George Floyd comienza tener respuesta entre las instituciones. 

El consejo de la Alcaldía de Minneapolis aprobó con unanimidad una petición coordinada con el Departamento de Derechos Humanos de Minnesota para prohibir a los agentes policiales de la ciudad utilizar el estrangulamiento como técnica de detención. El cambio fue impulsado a la par que se realiza una investigación sobre la muerte de Floyd.

La comisionada de Derechos Humanos, Rebecca Lucero, dijo que los cambios son necesarios para detener el daño a los ciudadanos afroamericanos que durante generaciones “han sufrido dolor y trauma” como resultado del racismo sistemático. “Hay mucho más trabajo por hacer aquí y ese trabajo debe y se hará con rapidez y participación comunitaria", aseguró. 

Manifestantes protestan en la estación del Departamento de Policía de Minneapolis, Minnesota, en contra de la muerte de George Floyd, el 27 de mayo de 2020.
Manifestantes protestan en la estación del Departamento de Policía de Minneapolis, Minnesota, en contra de la muerte de George Floyd, el 27 de mayo de 2020. © Eric Miller, Reuters

El acuerdo de Minneapolis, que deberá ser aprobado en los tribunales, también obligará a que los agentes informen a sus superiores si ven a alguno de sus compañeros ejerciendo un estrangulamiento. La normativa actual determina que los oficiales tienen el deber de detener cualquier uso desmedido de la fuerza, especialmente cuando es innecesaria. 

A medida que las protestas en contra de la muerte de Floyd avanzan por el país, se multiplican los vídeos de abusos policiales en las manifestaciones, lo que ha puesto en tela de juicio no solamente las técnicas de estrangulamiento sino el accionar del aparato policial. 

A raíz de ello, cuatro concejales de Minneapolis han propuesto desmantelar el Departamento de Policía, responsable de la muerte de Floyd.

California y Nueva York ponen la mira sobre los métodos de represión policiales

Entre tanto, el gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó el 5 de junio que el programa de entrenamiento policial del estado deje de enseñar a los agentes técnicas que bloqueen el flujo sanguíneo hacia al cerebro al considerar que esos métodos, que pueden acabar con la vida de las personas, no tienen cabida en la “vigilancia del siglo XXI".

La decisión de suspender o no esas prácticas depende de las agencias de aplicación de la ley. Hasta el momento dos de ellas, el Departamento de Policía de San Diego y el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego, ya han anunciado que dejarán de usar la técnica de estrangulamiento.

Manifestación en Nueva York el 4 de junio de 2020 por la muerte de George Floyd.
Manifestación en Nueva York el 4 de junio de 2020 por la muerte de George Floyd. © Angela Weiss / AFP

Entre tanto, en Los Ángeles y Nueva York ya se han anunciado importantes recortes presupuestarios para sus policías locales, mientras que los distritos escolares de ciudades como Denver, Portland y la propia Mineápolis han cortando sus contratos de seguridad con los departamentos policiales.

Por otro lado, en los últimos días y a raíz de las protestas contra el racismo, renunciaron 57 miembros de la unidad antidisturbios de la Policía de Buffalo, al norte de Nueva York, después de que dos de sus compañeros fueran suspendidos por empujar al suelo a un anciano en las manifestaciones. La acción, registrada en video y difundida en redes sociales, se ha viralizó causando un amplio rechazo entre la población. 

Las protestas antiraciales continúan en varias ciudades del país

El 5 de junio se produjo la onceava jornada de protestas consecutiva por la muerte de Floyd. Durante el día se realizaron manifestaciones pacíficas en Nueva York, Portland, Los Ángeles, Sacramento y Phoenix. Por la noche, en Portland, se produjeron algunos enfrentamientos entre la policía y algunos manifestantes, que fueron reprimidos con gases lacrimógenos.

Manifestación contra la muerte de George Floyd a manos de la policía, en Brooklyn, el 5 de junio de 2020.
Manifestación contra la muerte de George Floyd a manos de la policía, en Brooklyn, el 5 de junio de 2020. © AFP

Entre tanto en Washington, a los alrededores de la Casa Blanca, al caer la noche tuvo lugar una concentración reivindicativa con música, cánticos, bailes y discursos de Martin Luther King. La manifestación tuvo como objetivo el rechazo a la violencia y la intención de renovar los aparatos policiales de forma pacífica. 

George Floyd murió el 25 de mayo después de que un agente policial de Minneapolis sostuviera su rodilla sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, lo que le provocó la muerte por asfixia. El caso reavivó a nivel nacional el rechazo a la brutalidad policial contra los afroamericanos, un flagelo que ha recaído sobre esta comunidad a lo largo de la historia del país.

Este 6 de junio se esperan nuevas manifestaciones en distintas ciudades de EE. UU.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24