Inicia el delicado desmonte del andamio de Notre-Dame de París

Una vista muestra la Catedral de Notre Dame, mientras los trabajadores se preparan para retirar los elementos de andamio dañados de los restos del techo quemado, en París, Francia, el 8 de junio de 2020.
Una vista muestra la Catedral de Notre Dame, mientras los trabajadores se preparan para retirar los elementos de andamio dañados de los restos del techo quemado, en París, Francia, el 8 de junio de 2020. © REUTERS / Christian Hartmann

La última fase de la delicada operación de desmote del andamio, que fue colocado antes del incendio de Notre-Dame de París para restaurar la aguja de la catedral, comenzará este lunes 8 de junio.  

Anuncios

El nuevo paso en la reconstrucción de Notre-Dame de París comenzará con la última fase de desmonte del andamio en la torre de la catedral, incendiada el 15 de abril de 2019.

“La torre de la Catedral de Notre-Dame de París fue restaurada luego del incendio del 15 de abril de 2019. El andamio instalado para esta operación resistió el colapso de la torre, pero fue deformado por el calor del fuego”, dijo en un comunicado de prensa la institución pública responsable de las obras. 

Este andamio, compuesto por 40.000 piezas, de 200 toneladas “de las cuales la mitad se encuentra a más de 40 metros de altura”, primero fue “consolidado y luego rodeado por vigas de metal en tres niveles, para estabilizar y evitar cualquier riesgo de colapso”.

Los trabajadores se preparan para retirar los restos del techo quemado de la Catedral de Notre Dame en París, Francia, el 8 de junio de 2020.
Los trabajadores se preparan para retirar los restos del techo quemado de la Catedral de Notre Dame en París, Francia, el 8 de junio de 2020. © REUTERS / Christian Hartmann

Se instaló un segundo andamio y, desde este lunes, “dos equipos alternos de cinco técnicos accederán con cuerdas y descenderán lo más cerca posible de las partes quemadas para cortar, utilizando sierras, los tubos de metal fundidos uno encima del otro”. Serán evacuados con una grúa de 80 metros. "Esta operación tendrá lugar durante todo el verano", detalla el comunicado. 

La reconstrucción de Notre-Dame ha sufrido muchos retrasos

Justo después del incendio, que despertó conmoción mundial, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que quería realizar en cinco años la reconstrucción de esta gema gótica. Sin embargo, la obra ha tenido que sortear algunas dificultades. Primero, los retrasos durante el verano pasado por medidas contra la contaminación por plomo. Luego, en otoño e invierno, el mal tiempo detuvo las obras, especialmente cuando los vientos alcanzaban velocidades de más de 40 kilómetros por hora.

En primavera, la propagación del Covid-19 detuvo completamente las tareas de reparación, las cuales se empezaron a reanudar gradualmente a fines de abril. La plaza de la catedral fue abierta solo hasta el pasado 31 de mayo.

Muchas incógnitas también persisten en la forma final que tendrá la torre, que se derrumbó durante el incendio. Un dilema entre si lo mejor sería reconstruirla idénticamente a la de Viollet-Le-Duc o diseñar un "gesto arquitectónico contemporáneo", como evocó el presidente

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24