Historia

¿De dónde proviene el asentado racismo que sufre Estados Unidos?

En está crónica de Historia abordamos el racismo en Estados Unidos y las secuelas del esclavismo que aún perduran en las sociedades actuales.
En está crónica de Historia abordamos el racismo en Estados Unidos y las secuelas del esclavismo que aún perduran en las sociedades actuales. © France 24

La muerte George Floyd a manos de un policía en Minneapolis, cristalizó la indignación mundial contra el racismo. Una discriminación que en Estados Unidos se manifiesta desde hace 400 años, con el primer asentamiento de esclavizados en Jamestown. 

Anuncios

A sabiendas que Estados Unidos es una nación joven, los episodios de racismo comenzaron en la época en que los españoles llegaron a la Florida hace 500 años, pero más claramente, hace 400 con la fundación del primer asentamiento de esclavizados, por parte de los anglosajones, en Jamestown, Virginia.

A medida que se iba construyendo la nación norteamericana, los terratenientes anglosajones estaban a favor de la esclavización. Les resultaba muy rentable comprar prisioneros africanos, para esclavizarlos y someterlos a trabajos pesados. 

Dicho panorama de sometimiento se exacerbó en 1861 y dio inicio a la Guerra de Secesión. Durante la presidencia de Abraham Lincoln, los estados del norte atacaron a los del sur para impedir la expansión de la esclavitud.

Tras cuatro años de guerra civil, el norte le ganó al sur. La victoria trajo consigo la abolición de la esclavización, plasmada en la decimotercera enmienda de 1865, y la liberación de 4 millones de esclavizados.

El resentimiento que prevaleció en los estados del sur 

Un sentimiento de rencor se mantuvo presente en los blancos de los estados sureños de Estados Unidos. De manera que lo que antes era esclavitud mutó a la segregación, es decir, la separación de espacios, leyes y servicios para blancos y negros. Los negros estuvieron siempre relegados. 

Hasta mediados del siglo XX, dicha segregación era aceptada socialmente. Pero la indignación en la población afroamericana fue concentrándose, con tan buena suerte que encontró a un líder: Martin Luther King.

El sueño de Martin Luther King de vivir en un país donde sus hijos tuvieran las mismas oportunidades que los blancos,  se convirtió en una pesadilla. En 1968 fue asesinado, con apenas 39 años, por ser el líder del movimiento de los derechos civiles afroamericanos. Su corta edad no fue impedimento para trascender en la historia como el hombre valiente que puso su voz al servicio de una minoría racial. 

La lucha de Martin Luther King contó con el apoyo del presidente John F. Kennedy, asesinado en 1963, y de Lyndon B. Johnson, quien en 1964 firmó la Ley de los Derechos Civiles. Así se puso fin a la separación de negros y blancos en buses, colegios, hospitales, bares y toda suerte de espacios públicos.

La violencia policial que afecta más a negros que a blancos

Actualmente, los afroestadounidenses enfrentan un serio problema de violencia policial. De acuerdo con la organización Mapping Police Violence, el 24 por ciento de las muertes bajo custodia policial corresponde a ciudadanos afroamericanos, una cifra desproporcionada, teniendo en cuenta que el 13,4 por ciento de la población estadounidense es negra. 

Esta cifra de la violencia policial contra afroamericanos se enmarca  en la Presidencia de Donald Trump, un mandatario que es criticado por exacerbar a la supremacía blanca y de discriminar a poblaciones negras, latinas, musulmanas, entre muchas más. 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24