Saltar al contenido principal

Los diputados japoneses aprueban nuevo presupuesto récord para apoyar la economía

El primer ministro japonés Shinzo Abe (derecha) y el ministro de Finanzas Taro Aso (centro) en el Parlamento japonés en Tokio, el 10 de junio de 2020
El primer ministro japonés Shinzo Abe (derecha) y el ministro de Finanzas Taro Aso (centro) en el Parlamento japonés en Tokio, el 10 de junio de 2020 STR JIJI PRESS/AFP
3 min
Anuncios

Tokio (AFP)

La cámara baja del Parlamento de Japón adoptó el miércoles el nuevo presupuesto extraordinario récord de unos 32 billones de yenes (262.000 millones de euros, 298.000 millones de dólares) necesario para alimentar un segundo plan de apoyo a la economía nacional, severamente afectada por la pandemia del coronavirus.

Más de un tercio de este maná financiará un fondo del gobierno destinado a proporcionar créditos a tasa cero a las pequeñas y medianas empresas en dificultades, que complementa nuevos mecanismos de crédito del Banco de Japón (BoJ).

El resto se utilizará para financiar una serie de medidas como ayudar a las empresas a pagar los alquileres y a los empleados en desempleo parcial, subvencionar a las municipalidades en crisis, reforzar el sistema sanitario y la investigación médica, ofrecer primas al personal sanitario, a los estudiantes sin medios y a las familias monoparentales.

La cámara alta aprobará definitivamente este presupuesto el viernes.

Dicho presupuesto es el centro de un segundo plan de apoyo masivo a la economía de 117 billones de yenes (958.000 millones de euros, 1,08 billones de dólares).

Es exactamente el mismo monto que el primer plan de apoyo anunciado a principios de abril, que había necesitado una enorme extensión presupuestaria, sobre todo para financiar una ayuda presupuestaria de 100.000 yenes (más de 800 euros) concedida a cada residente del país.

En total, el conjunto de las ayudas del Estado para apoyar a las empresas y hogares del país debería alcanzar los 234 billones de yenes (más de 1,9 billones de euros), la mayor parte en forma de créditos.

Japón, con 17.251 infectados y 919 muertos, se ha visto relativamente poco afectado por el coronavirus.

Pero debido al aumento de casos y ante el riesgo de que los hospitales se saturasen, el gobierno decretó el estado de urgencia en el país en abril-mayo, para que la población se quedara en sus casas y algunos comercios no esenciales cerraran temporalmente.

Estas medidas de prevención acabaron de hundir el consumo de los hogares, que ya se tambaleaba antes de la crisis del coronavirus.

Los gastos de los hogares cayeron el 11,1% interanual en abril, un récord desde el inicio de las estadísticas comparables en enero de 2001, según datos oficiales publicados en junio.

Ello augura una caída vertiginosa del Producto Interno Bruto (PIB) nipón en el segundo trimestre, en un país que ya había entrado en recesión a principios de año.

El gobierno cuenta financiar las medidas excepcionales con deuda, con lo que la ésta superará el 250% del PIB este año, un nuevo récord (contra el 240% el pasado año, según el Fondo Monetario Internacional).

Pese a su colosal nivel de endeudamiento, Japón sigue captando deuda sin dificultad a tasas cercanas a cero, gracias sobre todo a la compra masiva de obligaciones que realiza el BoJ.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.