Saltar al contenido principal

Siria: Bashar al-Assad destituye a su primer ministro Imad Khamis

Esta foto de archivo tomada el 11 de mayo de 2013 muestra al entonces ministro de energía, Imad Khamis, respondiendo a las preguntas de los periodistas luego de una reunión en la capital siria, Damasco. Editada el 11 de junio de 2020.
Esta foto de archivo tomada el 11 de mayo de 2013 muestra al entonces ministro de energía, Imad Khamis, respondiendo a las preguntas de los periodistas luego de una reunión en la capital siria, Damasco. Editada el 11 de junio de 2020. © AFP/STR

El presidente sirio emitió este jueves 11 de junio un decreto en el que destituye al primer ministro Imad Khamis y designa al ingeniero Hussein Arnous como su reemplazo. El inesperado cambio coincide con una de las peores crisis económicas del país, escenario de un conflicto armado desde 2011.

Anuncios

El saliente primer ministro Imad Khamis es apartado de su cargo días después de que inaugurara la primera sesión parlamentaria tras un receso del Legislativo por la contingencia de la Covid-19, y en un momento en el que Siria vive una de sus peores crisis económicas por el colapso de la moneda local, agravando la situación para la población que ha decidido tomarse las calles. 

Khamis, que había ocupado el cargo desde 2016, culminará su mandato tras las elecciones parlamentarias previstas para el próximo 19 de julio, aunque los comicios ya se han aplazado en dos ocasiones desde el pasado 13 de abril por la emergencia de la pandemia.

El inesperado anuncio se dio a conocer a través de un escueto comunicado y sin precisar las razones del despido. "El Gobierno continuará con su trabajo hasta la elección de la nueva Asamblea Popular" en unos comicios previstos para el mes de julio, indicó la Presidencia.

Khamis será sustituido por el actual ministro de Recursos Hídricos, Hussein Arnous, un ingeniero de 57 años proveniente de Idlib, que fue ministro de Obras Públicas y Vivienda entre el 2013 y el 2018.

El pasado 11 de mayo, Al-Assad anunció también la destitución del ministro de Comercio, Atef Naddaf, sin ofrecer mayores explicaciones.

La crisis económica ha dado lugar a manifestaciones en contra del Gobierno

Siria está atravesando una profunda crisis económica que ha visto su moneda caer y alcanzar un récord de 3.000 libras sirias por dólar a principios de esta semana, caída que sigue acelerándose rápidamente. La moneda local se negociaba en 47 libras por dólar al comienzo del conflicto en 2011.

Esta situación ha hecho que los sirios, principalmente en la provincia de Sweida, al sureste del país, salieran a las calles desde el pasado domingo 7 de junio, para pedir el fin de la corrupción y la retirada de las milicias iraníes y las tropas rusas, cuya presencia ha ayudado a Al-Assad a recuperar la mayor parte del territorio.

Los partidarios del presidente de Siria, Bashar al-Assad, llevan sus fotos y banderas durante una manifestación en la ciudad principalmente drusa de Sweida, Siria, en este folleto publicado por SANA el 10 de junio de 2020.
Los partidarios del presidente de Siria, Bashar al-Assad, llevan sus fotos y banderas durante una manifestación en la ciudad principalmente drusa de Sweida, Siria, en este folleto publicado por SANA el 10 de junio de 2020. © Reuters/Sana

El primer ministro saliente había reconocido ese mismo domingo que la libra siria se había visto "afectada recientemente por el endurecimiento de las sanciones externas y la situación de los países vecinos". 

Según fuentes no oficiales consultadas por EFE, el país registra una inflación del 50% después de varios años de guerra y el agravamiento de la situación en el vecino Líbano desde finales de 2019, que hasta ahora había sido uno de los salvavidas de la economía siria. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.