Saltar al contenido principal

Brasil ya es también el segundo país con más muertos por coronavirus

Vista aérea de una nueva área despejada para acomodar nuevas tumbas para hacer frente a la demanda durante la pandemia de coronavirus en el cementerio de Nuestra Señora Aperecida en Manaos, Brasil, el 12 de junio de 2020
Vista aérea de una nueva área despejada para acomodar nuevas tumbas para hacer frente a la demanda durante la pandemia de coronavirus en el cementerio de Nuestra Señora Aperecida en Manaos, Brasil, el 12 de junio de 2020 Michael DANTAS AFP
Anuncios

Brasilia (AFP)

Brasil se convirtió este viernes en el segundo país con más muertos por coronavirus (41.828), por detrás de Estados Unidos, según datos divulgados después de que la OMS calificara de "preocupante" la situación del gigante sudamericano, aunque su sistema de salud no esté "completamente saturado".

En último balance del Ministerio de Salud, Brasil, de 212 millones de habitantes, sumó 909 nuevas víctimas y superó a Reino Unido (41.481) en el recuento macabro de la pandemia.

Brasil también es el segundo en número de casos (828.810), con los 25.982 de este viernes.

Estados Unidos es el primero tanto en muertos como en casos confirmados.

Calculado por millón de habitantes, el panorama de decesos en Brasil es, sin embargo, menos dramático: 199, frente a los 344,5 de Estados Unidos y los 611 de Reino Unido, que ahora es el tercero en muertos, según un conteo de la AFP.

Los expertos sospechan que, ante la falta de pruebas en el país, los números reales son probablemente mucho más altos.

Los estados con más muertos son Sao Paulo, el más rico y poblado, y Rio de Janeiro, con 10.368 y 7.417 respectivamente.

Pero los más afectados por millón de habitantes son los pobres estados del norte y nordeste, especialmente Amazonas y Ceará.

El avance de la pandemia en Brasil se ha dado en medio de un clima enrarecido por las críticas del presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, a las medidas de cuarentena aplicadas desde el inicio por varios gobernadores, por considerarlas una ruina económica.

Con la curva de la pandemia todavía en ascenso y pese a las advertencias de los epidemiólogos, muchos estados y municipios, que en Brasil tienen poder de decisión en cuestiones sanitarias, empezaron hace días a flexibilizar gradualmente las medidas, presionados por la urgencia económica.

Este viernes, "Día de los Enamorados", el equivalente brasileño de San Valentín, las tiendas y los centros comerciales de Sao Paulo y de Rio de Janeiro tuvieron una notable afluencia creciente.

Así como las playas 'cariocas', pese a que sigue la restricción de permanecer en la arena.

- "Filmen los hospitales" -

Bolsonaro, que no ha mostrado empatía por las decenas de miles muertos ni por el personal sanitario, desató nuevamente una oleada de críticas este viernes al pedir a la población que entre a los hospitales y filme para verificar la "real" ocupación de las camas destinadas a pacientes con el nuevo coronavirus.

"Si tienes un hospital de campaña cerca, un hospital público, encuentra una manera de entrar y filmar", lanzó en una transmisión en vivo por Facebook el mandatario, que ha llegado a cuestionar el número total de muertos por coronavirus en el país.

"Según la información que tenemos -puedo estar equivocado-, prácticamente nadie ha fallecido por falta de respiradores o de camas en cuidados intensivos", afirmó.

Desde el inicio de la pandemia, cifras oficiales han mostrado que la ocupación de las camas en los Centros de Terapia Intensiva (CTI) superó en algunos momentos el 95% en varios estados, aunque esa tasa esté disminuyendo en Sao Paulo y Rio de Janeiro.

La pandemia golpeó con dureza al principio las ciudades más grandes, pero ahora se está ensañando con el interior de este inmenso país, socavando los sistemas de salud en ciudades medianas y pequeñas, así como en las áreas rurales.

Este viernes, el director de emergencias de salud en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, reiteró en una videoconferencia que la situación en Brasil es "preocupante" y dijo, que aunque "bajo presión", el país todavía logra satisfacer la demanda de camas de hospital.

"El sistema de salud no está completamente saturado, pero en algunas regiones existe una fuerte presión sobre la ocupación de camas de cuidados intensivos", dijo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.