Vicepresidenta de Colombia, envuelta en escándalo por condena a su hermano

Archivo: el presidente de Colombia, Iván Duque, se dirige a la prensa junto a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, el 17 de enero de 2019.
Archivo: el presidente de Colombia, Iván Duque, se dirige a la prensa junto a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, el 17 de enero de 2019. © Juan Barreto / AFP

23 años después, Colombia conoció que el hermano de la actual vicepresidenta Marta Lucía Ramírez fue condenado por conspiración para el tráfico de drogas en 1998. La noticia ha levantado revuelo en el país, mientras el partido de Gobierno la defiende y la oposición pide su renuncia por haber ocultado la información tanto tiempo.

Anuncios

Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta del Gobierno de Iván Duque es el centro de las miradas por estos días en Colombia. El portal 'La Nueva Prensa' reveló que la alta funcionaria y su esposo pagaron 23 años atrás una fianza de 150.000 dólares para que su hermano, Bernardo Ramírez Blanco, acusado por delitos vinculados al narcotráfico, pudiera quedar libre. 

En julio de 1997, Ramírez Blanco fue detenido en Miami, Estados Unidos, por "conspiración por tráfico de drogas". Un año después fue condenado por la Justicia estadounidense a cuatro años y medio de cárcel por haber reclutado a jóvenes colombianos para transportar en sus cuerpos heroína encapsulada, según señala 'La Nueva Prensa'.

Según indica el medio independiente, la vicepresidenta, quien ha estado por más de 20 años en la esfera política como ministra de Defensa, embajadora y senadora en varios gobiernos, nunca dio a conocer esa información a la opinión pública, ni siquiera durante la campaña electoral que la llevó a ostentar el segundo cargo del Ejecutivo colombiano en 2018.  

La oposición reaviva vínculos con narcotráfico mientras Ramírez defiende su "honorabilidad"

El escándalo se desató especialmente al ser una de las figuras públicas que más ha condenado los delitos por narcotráfico. Destapada la noticia, el Gobierno ha cerrado filas en su apoyo, pero del lado de la oposición han pedido su renuncia. 

Uno de ellos, Gustavo Petro, senador y excandidato a la Presidencia, quien cargó no solo contra Ramírez sino contra el Gobierno y su partido, el Centro Democrático, al asegurar que "el narcotráfico está en el poder más alto de Colombia y ahí reside su fortaleza, por eso permanece así en las últimas cuatro décadas".  

A modo de defensa, Ramírez dijo en un comunicado que lo que su marido y ella habían firmado no era una fianza si no una "garantía" para asegurar que su hermano "se presentaría a la Justicia, como en efecto lo hizo, acompañado de mi esposo y de mí, quienes lo llevamos a una corte de la Florida para que reconociera su falta y respondiera por ella", aseguró. 

Ramírez también defendió su lucha contra el narcotráfico y dijo que se trata de hechos “ajenos” a ella. "Lamento que mis enemigos políticos decidan acudir a la bajeza de estos ataques contra una mujer como yo que lo único que ha hecho es trabajar honestamente y sin descanso por Colombia".

El Ejecutivo y el partido de Gobierno cierran filas en torno a Ramirez

El presidente Iván Duque salió en la defensa de Ramírez, a quien describió como una "mujer digna y valerosa" y que ha servido “al país con honorabilidad y entrega patriótica”. El mandatario aseguró que la noticia busca dañar la imagen de la vicepresidenta. 

En la misma línea se pronunció el expresidente Álvaro Uribe, cabeza del Centro Democrático, quien rechazó no solo las acusaciones a Ramírez, sino también una serie de acusaciones en contra suya y la del presidente. 

Y es que son varios los señalamientos por presuntos nexos con corrupción y narcotráfico hacia miembros del actual gobierno. Meses atrás, otra investigación reveló un presunto vínculo entre una exasesora de Álvaro Uribe con José Guillermo Hernández Aponte, alias ‘Ñeñe’, un fallecido narcotraficante a través del cual se habría comprado votos para la campaña de Iván Duque en 2018.

En cuanto a Ramírez, recientemente la Fiscalía abrió una investigación a su marido, Álvaro Rincón Muñoz, después de que un informe de la fundación Insight Crime mencionara un vínculo entre una constructora de su propiedad en un terreno de Guillermo León Acevedo, a quien se le acusa de tener nexos paramilitares y narcotraficantes.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24