Así toma forma el proyecto político de oposición en México

El expresidente Felipe Calderón y el actual mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador.
El expresidente Felipe Calderón y el actual mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador. © EFE

El expresidente Felipe Calderón, con su movimiento México Libre, asegura que le ganará al partido oficialista en las elecciones de 2020, donde se definirá la conformación de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y 29 congresos locales. Así se perfila el proyecto político que planta cara al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Anuncios

México se encuentra a menos de un año de las elecciones del 2021, el domingo 6 de junio, pero también a menos de 100 días de que el Instituto Nacional Electoral (INE), apruebe o rechace los movimientos políticos que podrían tener participación en los relevantes comicios que definirán entre otros cargos, nuevos diputados y 13 gobernadores estatales, si la crisis sanitaria por la pandemia no posterga más los procesos electorales.

Especialistas del proceso electoral mexicano opinan sobre la que consideran, la inminente aprobación por parte del INE del movimiento político México Libre, el proyecto fundado por el exmandatario Felipe Calderón (2006-2012) y su esposa Margarita Zavala, exaspirante presidencial (2018).

Calderón, uno de los principales opositores del presidente Andrés Manuel López Obrador, es un fuerte crítico de su Gobierno e incluso se le ha podido ver en diversas marchas contra el mandatario.

El 11 de junio, López Obrador reveló en su habitual rueda de prensa, un plan que dijo le hizo llegar la ciudadanía, a través de un documento en el que que se planearían acciones conjuntas para derrotar al partido oficialista Morena en las elecciones estatales y legislativas de 2021.

En el documento bautizado como "Bloque Opositor Amplio" (BOA), se nombran los expresidentes Felipe Calderón y Vicente Fox, gobernadores, magistrados, partidos y movimientos de oposición como México Libre, empresas, prensa y otros personajes públicos.

Al día siguiente, López Obrador defendió que haya difundido el supuesto plan opositor, negó que su presidencia realice espionaje y volvió a rechazar el dar más detalles sobre cómo llegó el plan a sus manos.

Por su parte, Felipe Calderón, después de deslindarse de pertenecer al supuesto BOA, mediante sus redes sociales convocó a registrarse en México Libre.

Fausto Barajas, coordinador nacional de México Libre, respondió a France 24 que "cada vez que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador presenta problemas, como el mal manejo económico y de la pandemia, recurre a este tipo de distractores".

El también fundador de México Libre señaló que el movimiento político busca a través de los canales institucionales hacer oposición y ser una opción legítima para los mexicanos.

Así va la aprobación de los movimientos que se quieren presentar a las elecciones del 2021

El INE reinició sus funciones de manera virtual en junio, para comenzar a revisar los documentos que presentaron las organizaciones políticas para lograr su registro nacional y estar presentes en las elecciones del 2021. 

“Fueron más de 100 agrupaciones las que tenían intención de convertirse en partido, sin embargo, solo siete entregaron la solicitud formal ante Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE”, detalló el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas, Grupo Social Promotor de México, México Libre, Fuerza Social por México, Fundación Alternativa y Súmate a Nosotros; cumplieron de forma preliminar la cantidad de afiliaciones con credencial de elector y la celebración de al menos 20 asambleas estatales con 3 mil personas o 200 asambleas distritales con 300 asistentes.

El INE aclaró que ninguna organización que busca convertirse en partido político tiene asegurado todavía su registro y advirtió que no se podrá determinar el 1 de julio, como se marcaba en la legislación. Por la situación actual de la pandemia, se confirmarían los registros hasta septiembre.

Fausto Barajas dijo que ante el aplazamiento, solicitaron su alta antes de septiembre mediante recursos, para no estar en desventaja en el proceso electoral. Barajas, uno de los principales responsables del movimiento, espera que en julio se pueda obtener el registro de México Libre como partido político, si la autoridad electoral reconsidera los plazos.

Datos oficiales del Instituto Nacional Electoral sobre el avance de asambleas y afiliaciones de organizaciones que buscan su registro como partidos políticos a enero de 2020.
Datos oficiales del Instituto Nacional Electoral sobre el avance de asambleas y afiliaciones de organizaciones que buscan su registro como partidos políticos a enero de 2020. © France 24

Calderón dice que México Libre supera el número de afiliados de los que tiene el partido oficialista. En la información difundida por el máximo órgano electoral sobre los afiliados a partidos políticos; al 31 de enero de 2020, Morena contaba con 278.332 afiliados; el conservador Partido Acción Nacional con 234.450 y el socialdemócrata Movimiento Ciudadano con 229.474. México Libre registra 317.992 afiliados, de acuerdo con el último corte del INE de afiliaciones de organizaciones que pretenden convertirse en partidos políticos, en marzo de 2020. Sin embargo, esa cifra es preliminar porque las afiliaciones aún no son validadas y autenticadas.

¿Sirve crear nuevos partidos con veteranos políticos? 

Algunos especialistas en política mexicana que critican el nacimiento del proyecto político, recuerdan las polémicas durante la presidencia de Calderón, entonces del partido conservador PAN, así como la poca novedad que tendría México Libre.

El periodista Rodulfo Reyes Aguilar rechaza el movimiento México Libre pues “estará integrado de panistas partidarios del expresidente, lo que lo aleja de la posibilidad de contar con caras nuevas. Sus dirigentes serán los mismos que vimos en el sexenio 2006-2012. El nuevo partido solo viene a engrosar la lista de institutos políticos en el país, pues al frente estará un panista que ha dejado el PAN por ser desplazado por otros grupos de poder”.

“Felipe Calderón no puede aportar nada nuevo por la sencilla razón de que ya ocupó el principal cargo público de México y sus propuestas fueron similares a la de los gobiernos priístas”, concluye Reyes Aguilar.

Por su parte, el analista Jorge Guadarrama señala que el nacimiento de México Libre incluso podría favorecer a la actual presidencia, pues “López Obrador usa reiteradamente como narrativa criticar gobiernos anteriores y polarizar a los ciudadanos, por lo que el proyecto del expresidente representa el villano por excelencia que encaja en su estrategia, y solamente logrará impulsar la división que tanto le sirve a su presidencia, lo que beneficiará a su Gobierno y a su partido político Morena”.

Pero también Guadarrama y otros especialistas señalan que, si bien hay argumentos para pronosticar dificultades para el movimiento político, también existen condiciones objetivas para pensar en éxitos para México Libre.

Guadarrama señala que México Libre “podría convertirse en un tsunami social, pues mientras el actual Gobierno se siga desgastando como resultado natural del ejercicio del poder y de errores que todas las presidencias tienen, el partido del expresidente estará haciendo política desde la oposición, donde se puede beneficiar del voto de castigo y del deseo de cambio (...) Calderón puede enfatizar aspectos positivos de su presidencia, como las políticas económicas, la mano firme contra el crimen y el sistema de salud”.

“Un gran porcentaje de ciudadanos tienen inclinación opositora, pero consideran que los partidos actuales están debilitados, pues Morena controla los tres poderes de la Unión: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial”, concluye Guadarrama.

Julián Andrade, periodista mexicano.
Julián Andrade, periodista mexicano. © France 24

El periodista mexicano Julián Andrade, coincide en que la oposición no pasa por sus mejores momentos, por lo que “México Libre tiene el propósito, en primera instancia, de convertirse en un muro al avance de Morena, cambiando la configuración de la Cámara de Diputados”.

Andrade considera que "Zavala y Calderón enfrentan el reto de convertirse en el referente del centro y la derecha en México en las elecciones del 2021, pero estarán también los riesgos, en particular, los que provienen del propio pasado, de los expedientes abiertos y de las presiones que se desatan en la búsqueda del poder político”.

El maestro en política pública José de la Peña, señala que “el proyecto derechista es un proceso natural visto de forma constante en el resto de Latinoamérica, cuando los gobiernos de izquierda incumplen, la sociedad tiende a buscar alternativas de derecha o ultraderecha". Sin embargo, también señala que México libre no tendrá un gran peso político de inmediato, pues “será un partido relevante no en el 2021 sino el 2024, en alianza con otras fuerzas políticas, como contrapeso de Morena”.

José de la Peña, maestro en política pública.
José de la Peña, maestro en política pública. © France 24

Por su parte, el analista y consultor político Arnulfo Valdivia, considera que “por la ausencia de alternativas políticas ante un gobierno que por sus amplias mayorías electorales, presenta y representa el riesgo de convertirse en una maquinaria de Estado que avasalle la democracia mexicana y, con ello, la libertad de quienes no piensen como ellos; el proyecto es un intento legítimo de equilibrar la relación de poder en México, sobre todo en tiempos en los que los partidos políticos tradicionales quedaron diezmados y carentes de banderas programáticas e ideológicas”.

López Obrador y Calderón, antiguos enemigos 

López Obrador, desde antes de asumir el gobierno mexicano en diciembre de 2018, había arremetido en numerosas ocasiones contra Calderón, a quien acusa de haber iniciado la guerra militar contra el narcotráfico que exacerbó una crisis de violencia, que dice, sufre México desde la presidencia de su rival, hace más de una década.

La enemistad entre López Obrador y Calderón es de hace décadas, incluso antes de que el derechista se le impusiera por muy poco en los comicios presidenciales de 2006, cuyos resultados fueron impugnados por el izquierdista denunciando fraude electoral.

El 7 de junio de 2006, se enfrentaron Calderón como candidato del PAN, y López Obrador como candidato del PRD, en el debate rumbo a la presidencia mexicana. Era la primera vez que ambos se medían cara a cara.

Menos de un mes después, el 2 de julio, Felipe Calderón ganó las elecciones manteniendo al PAN en el poder. López Obrador, rechazó el fallo del máximo tribunal electoral que ratificó la ventaja del derechista, convocó la creación de un gobierno paralelo e impulsó una resistencia civil.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su habitual rueda de prensa matutina, el 29 de mayo, en el Palacio Nacional, en Ciudad de México, México.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su habitual rueda de prensa matutina, el 29 de mayo, en el Palacio Nacional, en Ciudad de México, México. Mario Guzmán / EFE

A pesar de las centenares de impugnaciones del PRD que llevaron a un ajuste del organismo electoral en los resultados, Calderón consiguió la victoria con 0,58 puntos porcentuales más que los logrados por López Obrador.

El 21 de noviembre de 2006, Andrés Manuel López Obrador, fue investido por sus seguidores como "presidente legítimo" de México en la plaza del Zócalo de la capital en un nuevo acto de protesta por los resultados electorales que su partido seguía sin aceptar. 

Más de una década después de que la elección presidencial se definió por menos de 1% de los votos, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador se seguían lanzando acusaciones. El 28 febrero de 2017, Calderón calificó de mentiroso y mezquino a López Obrador, luego de que éste lo criticó por donar su pensión presidencial a una fundación y afirmó que el expresidente le costaba una cantidad millonaria a los mexicanos.

Uno de sus últimos choques fue el 4 de julio del 2019, cuando Calderón publicó un vídeo en el que pedía a López Obrador que "deje de dividir a México" tras las protestas de policías federales en contra de integrarse a la Guardia Nacional.

Previamente, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, dijo que era "evidente el activismo de algunos políticos pretendiendo sacar raja (beneficios) de este tránsito de la Policía Federal a la Guardia Nacional". A manera de burla, Calderón agradeció posteriormente a Durazo por la publicidad que le está haciendo a México Libre.

Cinco meses después, Estados Unidos arrestó a Genaro García Luna en diciembre de 2019, acusado de colaborar con el narcotráfico mientras ejercía como secretario de Seguridad en la presidencia de Calderón, hecho que López Obrador ha mencionado en sus ruedas de prensa.

“No es el tiempo de Calderón, en el que el secretario de Seguridad Pública era García Luna. Para que ya también se estén quietos los conservadores”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa, el 2 de marzo de 2020.

La continuidad del proyecto de López Obrador pasará su primer examen en las elecciones de 2021, pero también se medirá la fuerza de la oposición que mueve sus fichas para restarle poder a la hegemonía del presidente en el Congreso de la Unión.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24